Anuario 2001

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Australia
Austria
Bielorrusia
Brasil
Bulgaria
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Egipto
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Holanda
India
Indonesia
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Líbano
Macedonia
Malasia
Mozambique
Nepal
Nigeria
Pakistán
Perú
Portugal
Rusia
Serbia
Singapur
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Timor Oriental
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
Pakistán
El régimen paquistaní de Musharraf capea el conflicto de Afganistán
Ignasi Robleda

Cuando el siete de octubre empezaron los bombardeos norteamericanos en Afganistán, muchos analistas coincidieron en señalar la importancia de la estabilidad de su país vecino, Pakistán, para que la campaña internacional contra el terrorismo tuviera éxito y no se convirtiera en un 'conflicto entre civilizaciones'. Y es que no hay que olvidar el apoyo de los servicios secretos pakistaníes (ISI), durante los veinte años de guerra civil afgana, a los muhaídines talibán, que acabarían aupándose en el poder en 1996. En segundo lugar, el peso que tienen los fundamentalistas islámicos en el seno de la sociedad pakistaní, con cargos importantes en el ejército, servicios de inteligencia y oficialidad y que, en algunos momentos se ha venido a llamar el 'Gobierno Invisible' de Pakistán. Y en tercer lugar los lazos étnicos que unen a ambos países: Afganistán es de etnia mayoritaria pastún y, en Pakistán, el 14% pertenece a este grupo étnico.

Absuelven a Benazir Bhutto

El líder paquistaní, el general Parvez Musharraf, que ostenta el poder desde el golpe de estado de octubre de 1999, en un primer momento mostró su apoyo al bloque antiterrorista pero, consciente del fuerte sentimiento antiamericano que se vivía entre la población, optó por un discurso pragmático y algunas medidas como el arresto domiciliario de varios líderes extremistas y la destitución de generales afines al régimen talibán. De este modo, consiguió reducir y controlar los movimientos extremistas opuestos a la postura del Gobierno. Pakistán contribuyó a la campaña con la cesión del espacio aéreo, información de los servicios secretos y apoyo logístico; como contraprestación, se levantaron las sanciones y bloqueos internacionales que pesaban sobre Pakistán por las pruebas nucleares de 1998. En diciembre el Gobierno de Musharraf recibió en una ayuda del Fondo Monetario Internacional de 1.309 millones de dólares.

En las calles de la capital, Islamabad, y en otras ciudades como Karachi, Peshawar o Lahore se vivieron enfrentamientos entre manifestantes y la policía pero los intentos de los líderes fundamentalistas para movilizar a la población en contra de la postura tomada por su Gobierno fracasaron. Apenas lograron reunir 100.000 personas repartidas en diferentes ciudades en un país de 140 millones de personas.

Lo que no consiguieron evitar fueron las avalanchas de inmigrantes procedentes de Afganistán y que vinieron a sumarse a los dos millones de refugiados afganos, que huyendo de los horrores de veinte años de guerra civil, subsisten en los campos pakistaníes. Tampoco que miles de hombres se enrolaran en las filas del ejército talibán para luchar contra la coalición internacional antiterrorista reclutados por grupos extremistas como Jamiat-i-Ulema o el partido fundamentalista Tehrik Nefaz-Sariah Muhammadi (TNSM)- movimiento para la aplicación de la sharia-. Según datos del Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR), decenas de miles de afganos volvían a sus casas desde Pakistán e Irán a mediados de diciembre: en la primera semana de ese mes, se contabilizaron alrededor de 30.000 personas.

A finales de noviembre, Islamabad prohibía al embajador talibán difundir comunicados públicos.. De esta forma, se dejaba al régimen del mulá Omar, aislado de la escena internacional. Musharraf se mostró satisfecho con el nombramiento del líder pastún, Hamid Karzai, como jefe de la nueva administración interina en ...

Cronología año   2001

6 enero. Se hacen públicos los resultados de la primera fase de las elecciones locales. Según el Gobierno, hubo un índice de participación del 43%; según el Partido del Pueblo Pakistaní estuvo por debajo del 20%.

26 febrero. La Corte Suprema insta al Gobierno a responder sobre la posible manipulación política de los cargos contra la anterior primera ministra, Benazir Bhutto (exiliada desde 1999, año en que fue condenada por corrupción a cinco años de cárcel y diez de inhabilitación en cargos públicos).

10-12 marzo. El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, visita los campos de refugiados donde malviven más de dos millones de afganos que han huido de la guerra civil, la sequía y la dureza del régimen talibán.

21 marzo. Segunda fase de las elecciones locales. En este caso en las provincias de Baluchistán, Punjab, Sind y Provincia de la Frontera Nor-oeste. Se presentan unos 72.000 candidatos para 31.000 puestos municipales. Los partidos políticos están prohibidos.

30 marzo. El Fondo Monetario Internacional aprueba un préstamo de 133 millones de dólares para Pakistán como primera fase de un desembolso total de 324 millones.

6 abril. La Corte Suprema anula los cargos contra la ex primera ministra Bhutto y ordena un nuevo juicio.

31 mayo. Tercera fase de las elecciones locales en veinte distritos de cuatro provincias. La cuarta y última fase de las elecciones locales a 105 distritos se celebra en Agosto.

20 junio. Musharraf se autoproclama presidente deponiendo a Muhammad Rafiq Tarar, que ostentaba un poder más bien simbólico.

17 julio. Las diferencias sobre Cachemira impiden que Pakistán e India lleguen a un un acuerdo en la Cumbre de Agra.

14 septiembre. EEUU pide a Pakistán que cierre urgentemente sus fronteras con Afganistán.

17 septiembre. Pakistán pide a Kabul la entrega de Bin Laden para evitar una catástrofe.

20 septiembre. Pakistán cede su espacio aéreo y apoyo logístico a EEUU pese al riesgo de rebelión islamista.

23 septiembre. Washington levanta las sanciones que pesaban sobre el régimen de Islamabad a raíz de los ensayos nucleares de 1998.

2 octubre. Un grupo terrorista islámico atenta contra el Parlamento de Cachemira y causa 29 muertos.

16 octubre. Miles de manifestantes pakistanís proclamaron su repulsa a la campaña norteamericana el día de la visita del Secretario de Estado de EEUU, Colin Powel, a Pakistán.

23 octubre. Más de 10.000 jóvenes del norte de Pakistán se alistan para luchar contra EEUU en Afganistán.

30 octubre. Centenares de cristianos claman venganza por el asesinato de 17 fieles en manos de fundamentalistas islámicos.

7 noviembre. Musharraf inicia una gira por occidente para recabar más apoyo político y económico de las potencias europeas y EEUU.

23 noviembre. Pakistán cierra la embajada de los talibán en Islamabad.

7 diciembre. El FMI aprueba una ayuda de 1.309 millones de dólares para Pakistán.

8 diciembre. Musharraf se muestra satisfecho por el nombramiento de Hamid Karzai como nuevo jefe de la administración interina en Kabul.

28 diciembre. Máxima tensión entre India y Pakistán tras el atentado contra el Parlamento de Nueva Delhi hace dos semanas. India reduce su cuerpo diplomático en Pakistán, cierra su espacio aéreo y prohibe las conexiones en tren o autobús. Pakistán adopta las mismas medidas. Ambos países movilizan a sus ejércitos en la zona de Cachemira.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull