Anuario 2005

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Armenia
Australia
Bangladesh
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Colombia
Congo
Croacia
Cuba
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kenia
Kosovo
Líbano
Macedonia
Malasia
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Noruega
Pakistán
Palestina
Perú
Polonia
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Somalia
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Tayikistán
Turquía
Ucrania
Uzbekistán
Arabia Saudí
Período de transición tras la muerte del rey Fahd
Oriol Pujadó

Cuando el primer día de agosto de 2005 se anunció la muerte de Fahd Abdelaziz al Saúd, rey de Arabia Saudí, pocos eran los interrogantes sobre la persona que iba a sustituir en el cargo al monarca fallecido. Abdallah, de 81 años, y hermanastro del rey Fadh, fue nombrado heredero al trono en 1995, cuando el monarca sufrió una apoplejía que le dejó postrado en una silla de ruedas. Desde ese momento y hasta el día 3 de agosto, día en el que fue nombrado oficialmente rey, Abdallah pasó a ser el líder y la cara visible del país que esconde debajo de sus desiertos una cuarta parte de las reservas conocidas en el mundo de petróleo. Con el nombramiento del nuevo rey también se aclararon las dudas sobre el nuevo príncipe heredero y, en este caso, tampoco hubo sorpresas. El teórico sucesor del rey Abdallah debe ser el príncipe Sultán, de 77 años. Hasta el momento todos los reyes que han gobernado la monarquía absolutista de Arabia Saudí son hijos de Abdelaziz al Saud, fundador del Estado saudí, hecho nada sorprendente ya que se le reconocen más de cuarenta hijos con diecinueve mujeres.

Se dispara el precio del petróleo

Con un rey acabado de ascender al poder pero con 81 años y con un príncipe heredero con 77 parece que la familia real saudí, formada por más de siete mil príncipes, optó por no afrontar una sucesión definitiva a los más de veinte años de gobierno del rey Fahd. Una línea continuista a corto plazo, que dejó abiertas muchas incógnitas de futuro que inquietan a Occidente. El cambio generacional se apunta en la Ley Básica en la que se establece que el rey elige a su heredero. Es por ello que cuando Abdallah fue nombrado nuevo rey, las pocas dudas que había sobre su sucesión se esclarecieron. Algunos pensaban que el nuevo monarca podría utilizar esta prerrogativa para saltarse a su sucesor natural, el príncipe Sultán y a los más de veinte hijos vivos de Abdelaziz, y así pasar a la siguiente generación. Lo que hubiera provocado una profunda crisis dentro de la compleja y grandiosa familia real, de tradición más que conservadora y poco acostumbrada a imprevistas transformaciones ni a los cambios radicales.

Uno de los desafíos que se le presentó al nuevo rey nada más llegar al poder fue el reto de intentar poner orden en su propia familia. Y es que dentro de la larga familia real saudí son muchos los aspectos que el nuevo monarca debe reconducir después de los veinte años de liderazgo de su antecesor. Dos tendencias de carácter ideológico conviven dentro de esta monarquía absolutista. El sector progresista busca una reforma aperturista para el país, acepta la celebración de elecciones y reformas a favor de la mujer. Son un grupo minoritario, pero representan la cara aceptable a nivel internacional de esta realeza poco demócrata. El sector de los “halcones”, por el contrario, representa a las posiciones más conservadoras, es el sector mayoritario y que controla los principales puntos de poder: las fuerzas de seguridad, el sistema judicial y el Ministerio del Interior. Dentro de este grupo se encuentran, además, los denominados Al Fadhs, -los 6 hermanos de la misma madre y del mismo padre que el fallecido rey Fahd- quienes representan toda una autoridad, por tradición, dentro de la familia y de tendencias wahabies, rama del Islam caracterizada por la observancia estricta de la religión. El rey Abdallah parece gozar de más respeto dentro del sector reformista, puesto que durante los diez años de regencia del país -período en el que el Fadh tuvo que cederle el poder por enfermedad (1995-20005) - apostó por unas políticas más aperturistas, por una economía más ...

Cronología año   2005

8 de febrero. Conferencia Internacional contra el Terrorismo reunida en Riad. Aprueban la creación de un Centro Internacional Antiterrorista.

10 de febrero. Celebración de elecciones en Riad y en la región central del país.

3 de marzo. Acuden a las urnas los habitantes de la Provincia Oriental y las cuatro provincias del suroeste.

6 de abril. La policía saudí mata al cerebro de los atentados de Casablanca, Abderrahman Al Yaziji.

21 de abril. Celebración de elecciones municipales para las regiones del norte y del oeste del país.

27 de mayo. El rey Fadh es ingresado en un hospital de Riad.

3 de julio. La policía saudí mata en Riad a un líder de Al Qaeda considerado el numero 1 de la rama saudí del grupo terrorista.

1 de agosto. Muere el rey Fadh a la edad de 84 años. Desde hacía 10 años ya no ejercía como monarca.

3 de agosto. Abdallah es proclamado nuevo rey de Arabia Saudí.

14 de agosto. El petróleo se sitúa en máximos históricos y llega a los 69,68 dólares por barril.

30 de agosto. El Gobierno saudí aprueba una ley por la cual prohíbe a las mujeres trabajar después del atardecer.

29 de septiembre. El ministro del Petróleo, Al Miami, anuncia que su país podría incremetar pronto sus reservas probadas en 200.000 millones de barriles, un 76% más de sus cifras actuales.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull