Anuario 2005

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Armenia
Australia
Bangladesh
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Colombia
Congo
Croacia
Cuba
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kenia
Kosovo
Líbano
Macedonia
Malasia
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Noruega
Pakistán
Palestina
Perú
Polonia
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Somalia
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Tayikistán
Turquía
Ucrania
Uzbekistán
Colombia
Importante desmovilización de paramilitares
Isabel Marquès

Después de tres años como jefe de Gobierno, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, ha conseguido reducir los delitos de homicidio y secuestro. Paralelamente, las fuerzas militares y policiales han recuperado el control de amplias zonas del país y el número de combatientes de la guerrilla y los paramilitares que han optado para abandonar las armas se ha multiplicado a lo largo del año 2005. La Política de Defensa y Seguridad Democrática (PDSD) del presidente Álvaro Uribe, con la misión de reducir los niveles de violencia y mejorar la seguridad, ha obtenido importantes éxitos a lo largo de su legislatura. Aun así, la completa pacificación del país mediante acuerdos de paz con los principales grupos paramilitares es uno de los retos más difíciles el cual Uribe tiene que hacer frente con grandes dificultades. Además, el sistema político Colombiano está experimentando grandes transformaciones con la reforma constitucional que permite la reelección presidencial. Uribe contará con cuatro años más de mandato desprendido que la Corte Constitucional aprobase una enmienda que le permite presentarse otra vez a la presidencia. Esta reforma electoral ha sido recibimiento con euforia por su partido, Primero Colombia, y con descontento por la oposición ya que, según los sondeos electorales, Uribe podría volver a ser reelegido aunque no está claro si lo conseguirá a la primera vuelta.

Las negociaciones entre el Gobierno de Colombia y los grupos paramilitares están dando resultados satisfactorios después de dos años de intento de aproximación para iniciar un proceso de paz que tendría que culminar con la entrega de las armas y la integración de los ya excombatientes a la sociedad civil.

En el 2004, la tasa de homicidios bajó hasta uno 44'15%, el más baja desde 1985. Al igual que en este mismo año el número de secuestros se redujeron a 776 casos de los 2.986 incidentes de dicho tipo el 2004.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), una de las tres guerrillas más importantes del país ha abierto una prenegociación con el Gobierno el cual la guerra admite desmovilizar la mitad de los suyos combatientes, el más de noviembre ya habían cumplido la promesa desmovilizando 11.000 miembros de los 17.000 en total. La ELN manifestó que los ex-combatientes quieren agregarse a una candidatura de izquierdas para presentarse a las próximas elecciones, por su parte el Gobierno ha aceptado la propuesta de formar una organización política “siempre hi cuando abandonen las armas definitivamente”.

El otro proceso de abandono de las armas lo han protagonizado las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que como resultado de las negociaciones con el Gobierno, 7.000 combatientes han dejado la guerrilla y han entregado las armas.

Diversos analistas consideran que los buenos resultados de las desmilitarizaciones de Colombia han sido gracias a la gestión de los gobiernos anteriores, ya que estrategias como la erradicación de cultivos de cocaína o la campaña anti secuestro comenzaron durante la presidencia del ex presidente de Colombia Andrés Pastrana. Por Su parte, el éxito de la reducción de la violencia también se debe a la buena gestión de las administraciones municipales y de la Policía Nacional de las metrópolis de Bogotá y Medellín.

A lo largo del año 2005 Colombia ha vivido un aumento significativo de atentados a pesar de que paradójicamente haya sido un año importante por el desarme de estos grupos.

Muchos analistas interpretan estas acciones como una muestra de desintegración de la guerrilla que se resiste a desaparecer y vuelo demostrar que se mantiene intacta. El material utilizado por estas acciones serían reservas no utilizadas durante los dos últimos años.

Al mes de enero ocurrieron diversos ataques simultáneos de las FARC en Putumayo, Nariño, Meta, Guaína, Antioquía y Chocó. Esta ofensiva demuestra que las Fuerzas ...


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull