Anuario 2005

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Armenia
Australia
Bangladesh
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Colombia
Congo
Croacia
Cuba
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kenia
Kosovo
Líbano
Macedonia
Malasia
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Noruega
Pakistán
Palestina
Perú
Polonia
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Somalia
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Tayikistán
Turquía
Ucrania
Uzbekistán
Colombia
Importante desmovilización de paramilitares
Isabel Marquès

Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) continúan estante bien coordinadas aunque son operaciones mucho menos complejas basadas en emboscadas, asaltos y trampas explosivas.

Actualmente el perfeccionamiento de las tecnologías ha permitido que la Fuerza Pública detecte los movimientos de la guerrilla con mayor anticipación y precisión, de manera que puede desplegar la fuerza con mucho más rapidez a los puntos potencialmente amenazados.

El otro gran frente de la política de seguridad gubernamental es la negociación con los grupos paramilitares. Después de la desmovilización de diversas formaciones regionales de las AUC, el Gobierno se enfrenta a la gestión de las zonas donde se han desarmado y por otra parte, debe hacer avanzar el diálogo para conseguir la total desmovilización del resto de unidades que aún combaten.

Las principales zonas de desmovilización de las AUC han sido a los departamentos de Norte Santander, Magdalena, Cundinamarca y Antioquía. Éste “vacío” paramilitar requiere una alta presencia de la Fuerza Pública para controlar el proceso de desmilitarización y evitar la incursión de nuevas fuerzas paramilitares, lo cual no es fácil teniendo en cuenta que la Fuerza destina la gran parte de sus refuerzos a regiones controladas por las FARC.

La culminación del diálogo con el resto de paramilitares se enfrenta a diversos obstáculos. De momento no existe un marco jurídico que establezca mecanismos de reinserción de los combatientes de la AUC. ADEMÁS, hay tensiones entre el reto de desmovilizar los ex combatientes ofreciendo una amplia amnistía para estimularlos a desvincularse de la guerrilla y a la vez hacer justicia a las víctimas de la violencia.



Una nueva ley para estimular a la desmovilización de las guerrillas

El pasado 12 de junio, el Gobierno aprobó el proyecto de ley “Justicia y Paz” para iniciar un proceso de desarme de las AUC que culminará a finales del año 2006. Con la aprobación de este proyecto, el Gobierno espera que la totalidad de los 20 mil combatientes de las AUC depongan todas las armas antes de acabar el año.

El proyecto de ley fija penas entre cinco y ocho años de cárcel por los paramilitares acusados de cometer delitos y se los otorga la categoría de delincuentes políticos a los miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Esta ley ha recibido fuerzas críticas de la oposición y de organismos en defensa de los derechos humanos. Según la oposición, el proyecto de ley no ...

Página anterior


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies