Anuario 2005

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Armenia
Australia
Bangladesh
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Colombia
Congo
Croacia
Cuba
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kenia
Kosovo
Líbano
Macedonia
Malasia
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Noruega
Pakistán
Palestina
Perú
Polonia
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Somalia
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Tayikistán
Turquía
Ucrania
Uzbekistán
Perú
La corrupción debilita la ajustada de mayoría del presidente Toledo
Isabel Marquès

A 6 meses de las elecciones presidenciales, el presidente de Perú, Alejandro Toledo, vivo la peor crisis de gobierno desde que llegó a la presidencia el año 2000. La acusación en Toledo por la falsificación de firmas en el registro de su partido por las elecciones del año 2000 y varias tánganas de corrupción a lo largo del 2004 y el 2005 protagonizados por su asesor y aliado, Fernando Olivera, siete ministros y una decena de familiares de Toledo, provocaron una fuerte crisis que culminó con la dimisión de todos los ministros del Gobierno, que estaban en desacuerdo con el nuevo nombramiento del ministro de Exteriores, Fernando Olivera. Olivo, líder del Frente Independiente Moralizador (FIM), había protagonizado otro escándalo el mes de julio cuando defendió la legalización de la coca en la zona de Cuzco. Debido a la crisis, Toledo pidió la dimisión de todos los ministros para formar un nuevo gobierno de cara a las próximas elecciones.

Según los analistas, el reto de Toledo es mantener la ajustada mayoría finas a las elecciones del abril del 2006. Perú Posible, el partido del presidente, llegó al poder gracias a la alianza con el FIM, presidido por Fernando Olivera.

Paralelamente a los cambios políticos del Gobierno, el ex presidente peruano, Alberto Fujimori, protagonizó una llegada “sorpresa” en Chile decidido a presentarse en las elecciones peruanas del 2006. Fujimori, a quien la justicia le ha suspendido de cargos públicos hasta el 2011, será extraditado a Perú, donde se le juzgará para responder a casos de corrupción, actos de tortura, ejecuciones y desapariciones forzadas.



Investigan a Toledo y a su hermana por corrupción

El año comenzó con la toma de una comisaría por parte de 160 militares encabezados por el ex mayor del Ejército y líder del movimiento nacionalista Etnocacerista, Antauro Humala, en la localidad de Andahuay-laso. Humala es el hermano del candidato del Partido Nacionalista Peruano en las elecciones del abril 2006, Ollanta Humala.

Los militares exigían la renuncia del presidente, acusado de corrupción, y protestaban por la decisión del Gobierno de retirar a Humala y además de 200 oficiales del Ejército. La toma de la comisaría acabó con seis muertos, decenas de heridos y diversos detenidos.

Después de la asonada, los escándalos por corrupción del presidente Toledo estuvieron al orden del día. Alejandro Toledo se vio involucrado en una supuesta operación de falsificación de firmas con el que su partido, País Posible (actualmente llamado Perú Posible) inscribió la candidatura de Toledo y venció las presidenciales del 2001.

La hermana del presidente, Margarita Toledo, se encuentra en arresto domiciliario de los del mes de enero, para haber sido el cerebro de la operación.

El presidente Toledo no ha recibido ninguna multa a pesar de que la Comisión Parlamentaria que investiga este asunto concluyó que es coautor de los delitos de asociación ilícita y lo acusa de participar directamente en la falsificación de firmas al 1997.

Toledo se ha liberado de la justicia porque, de acuerdo con la ley peruana, el presidente no puede ser procesado mientras ocupa el cargo, con la excepción que los delitos se hayan cometido durante la presidencia. Por este motivo, mientras ocupe el cargo de presidente, Toledo sólo podrá ser investigado o gritado como testigo.



El controvertido ministro Olivo provoca la renovación del Gobierno

La ...


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull