Anuario 2007

Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Armenia
Azerbaiyán
Bulgaria
China
Corea del Norte
Corea del Sur
Estonia
Etiopía
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Hungría
Irak
Irán
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Yemen
Irak
El gobierno de unidad nacional se erosiona en pocos meses
Susana Pérez

El 20 de mayo del año pasado se constituía el actual Gobierno iraquí. Desde entonces, el primer ministro, Nuri Al Maliki, ha sido el encargado de alcanzar algunos de los objetivos que no consiguieron los anteriores gobiernos de transición: un gobierno de unidad nacional en el que quedase representada la diversidad iraquí y reducir tanto la violencia yihadista como la violencia sectaria, que se intensificó a partir del atentado del 22 de febrero del año pasado en Samarra. Lejos de alcanzar dichos propósitos, el Gobierno de Nuri Al Maliki se ha debilitado, ya que durante el transcurso de este año algunos de sus socios han optado por abandonar el Ejecutivo. Además, la violencia ha seguido golpeando el país, sobre todo en la castigada región central. Aun así, a finales de año las cifras de civiles iraquíes muertos han disminuido. La nueva estrategia militar en Irak puesta en marcha por el presidente de EE.UU., George Bush, y la paralización del Ejército del Mahdi son algunos de los factores que explican el descenso de bajas. 

Las empresas de seguridad contratadas por el Pentágono deberán rendir cuentas en EE.UU.


Ejecutados dos colaboradores de Sadam Husein


El 20 de mayo del año pasado se constituía el actual Gobierno iraquí. Desde entonces, el primer ministro, Nuri Al Maliki, ha sido el encargado de alcanzar algunos de los objetivos que no consiguieron los anteriores gobiernos de transición: un gobierno de unidad nacional en el que quedase representada la diversidad iraquí y reducir tanto la violencia yihadista como la violencia sectaria, que se intensificó a partir del atentado del 22 de febrero del año pasado en Samarra. Lejos de alcanzar dichos propósitos, el Gobierno de Nuri Al Maliki se ha debilitado, ya que durante el transcurso de este año algunos de sus socios han optado por abandonar el Ejecutivo. Además, la violencia ha seguido golpeando el país, sobre todo en la castigada región central. Aun así, a finales de año las cifras de civiles iraquíes muertos han disminuido. La nueva estrategia militar en Irak puesta en marcha por el presidente de EE.UU., George Bush, y la paralización del Ejército del Mahdi son algunos de los factores que explican el descenso de bajas.

El actual Gobierno iraquí se constituyó en la primavera del año pasado, tras unas elecciones legislativas en las que las listas chiíes fueron las vencedoras. Nuri Al Maliki fue escogido como primer ministro, y él ha sido el encargado de llevar las riendas del nuevo Ejecutivo durante todo este tiempo.
Al Maliki no ha conseguido el esperado gobierno de unidad nacional representante de la diversidad iraquí. Los analistas coinciden en afirmar que la paz sólo llegará a Irak tras el entendimiento de los árabes suníes (minoritarios en Irak), los árabes chiíes (mayoritarios en el país) y los kurdos. Pero lejos del deseado consenso entre las diferentes comunidades, las diferencias entre el Gobierno del chií Al Maliki y algunos de sus socios han quedado a la vista de todos durante este año.
El Bloque Sáder, que dio a Nuri Al Maliki el apoyo necesario para ser nombrado primer ministro en 2006, rompió con el Gobierno iraquí. El clérigo chií Múqtada Al Sáder, quien dirige dicho movimiento político, retiró a sus ministros del Ejecutivo en abril. Al Sáder, quien además controla una milicia (el Ejército del Mahdi), tenía seis ministros en el Gabinete de Nuri Al Maliki, que consta de 37 carteras, y 30 de los 275 asientos del Parlamento. Con la retirada de los ministros quiso protestar ante el primer ministro, por la negativa de éste a establecer un calendario para la retirada de las tropas estadounidenses de Irak. Además, el plan de ...

Cronología año   2007

8 de enero. El juicio por la muerte de miles de kurdos se reanuda en Irak tras la ejecución del dictador Sadam Husein.

15 de enero. Barzán al Tikriti y Awad Hamad al Bandar, ambos colaboradores del régimen de Sadam Husein, son ejecutados.

18 de enero. El primer ministro, Nuri Al Maliki, pide a EE.UU. más armas para equipar a las fuerzas militares iraquíes.

3 de febrero. Un atentado suicida causa 135 muertos en un popular mercado chií de Bagdad.

14 de febrero. El Ejecutivo de EE.UU. pone en marcha un nuevo plan de seguridad para Irak.

28 de febrero. El Gobierno iraquí aprueba un proyecto clave de ley petrolera para mantener la unidad nacional.

6 de marzo. Varios ataques suicidas causan 149 muertos entre los chiíes que se dirigían a Kerbala.

21 de marzo. Taha Yasín Ramadán, ex vicepresidente iraquí, es ejecutado.

9 de abril. Miles de seguidores del clérigo radical chií Múqtada al Sáder se manifiestan en Nayaf y Bufa para protestar contra la ocupación de EEUU.

10 de abril. El Ejército de EE.UU. valla el barrio suní de Adhamiya.

12 de abril. Un suicida ataca la “zona verde” de Irak y mata a ocho personas.

15 de abril. El clérigo Múqtada al Sáder ordena a sus ministros dejar el Gobierno de Irak por la negativa del primer ministro a establecer un calendario para la retirada de las tropas estadounidenses del país.

18 de abril. Cuatro atentados en Bagdad causan al menos 191 muertos.

24 de junio. Alí “El Químico” es condenado a muerte por el genocidio contra el pueblo kurdo en 1988. El mismo día, el ex director adjunto de operaciones militares, Husein Rachid al Tikriti, y el ex ministro de Defensa, Sultán Hachim al Tai, son también condenados a muerte.

1 de agosto. El principal bloque suní, el Frente del Consenso Iraquí (FCI), anuncia que se marcha del Gobierno, después de que sus peticiones no fueran atendidas.

7 de agosto. Turquía presiona a Irak para que luche contra los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

14 de agosto. Diversos atentados suicidas en un pueblo del norte de Irak causan la muerte a más de 400 personas.

3 de septiembre. El Tribunal Supremo de Irak confirma la pena de muerte para Alí “El Químico”, Husein Rachid al Tikriti y Sultán Hachim al Tai.

10 de septiembre. El Gobierno kurdo firma un contrato de concesión con la empresa Hunt Oil Company.

15 de septiembre. Múqtada Al Sáder retira el apoyo de sus 30 diputados al Gobierno de Al Maliki.

16 de septiembre. La empresa de seguridad Blackwater causa la muerte de 17 civiles iraquíes.

17 de septiembre. El Gobierno de Irak deja sin licencia a la empresa Blackwater.

18 de septiembre. El Ejecutivo iraquí revisará los permisos de todas las empresas de seguridad tras la expulsión de Blackwater.

21 de septiembre. Blackwater reinicia sus actividades en Irak.

24 de septiembre. EE.UU. presiona a Bagdad para que apruebe la ley de Hidrocarburos, paralizada desde el mes de febrero.

Entre el 1 y el 4 de octubre. El Gobierno kurdo firma dos contratos de producción compartida de petróleo: uno con la empresa Heritage Energy Middle East Limited y el otro con Perezco, SA.

4 de octubre. La Cámara de Representantes de EE.UU. aprueba que las empresas de seguridad y los contratistas que trabajen en Irak y otras zonas en conflicto estén sujetos a las leyes norteamericanas.

7 de octubre. 15 militares turcos mueren en una emboscada perpetrada por los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste de Turquía.

9 de octubre. Agentes de la empresa Dubai Unity Resources Group matan a dos iraquíes. Ese mismo día, el Gobierno turco prepara sus tropas para entrar en el norte de Irak con la finalidad de perseguir a militares del PKK.

13 de octubre. El Ejército turco bombardea posiciones de la guerrilla kurda en el norte de Irak.

16 de octubre. El primer ministro, Nuri al Maliki, convoca un gabinete de crisis para evitar que Turquía invada el norte de Irak.

17 de octubre. El Parlamento turco autoriza al Ejército a combatir la guerrilla kurda en Irak.

21 de octubre. La aviación turca bombardea territorio kurdo iraquí y causa la muerte a 12 soldados turcos y 32 rebeldes kurdos. Además, ocho militares turcos son secuestrados por el PKK.

28 de octubre. 150.000 soldados turcos son desplegados en la frontera con Irak para realizar una incursión contra el PKK.

29 de octubre. Las fuerzas militares de EE.UU. traspasan el control de la provincia de Kerbala a las autoridades iraquíes.

4 de noviembre. Los ocho militares turcos secuestrados por el PKK a finales de octubre son liberados.

16 de diciembre. Las tropas británicas traspasan el control de la provincia de Basora a las autoridades iraquíes.


Periodismo Internacional © 2017 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull