Anuario 2007

Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Armenia
Azerbaiyán
Bulgaria
China
Corea del Norte
Corea del Sur
Estonia
Etiopía
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Hungría
Irak
Irán
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Yemen
Bulgaria
“Suspenso” del primer ministro Stanishev el mismo año en el que Bulgaria  ingresa en la UE
Alexandra Mestres

    Para la clase política búlgara, este año 2007 no ha sido ni mucho menos un ejercicio sosegado. La coalición gubernamental del socialista Sergei Stanishev ha llegado al ecuador de su legislatura y ha tenido que rendir cuentas con el electorado: las elecciones al Parlamento europeo celebradas en mayo y las municipales de octubre sirvieron como un plebiscito de las políticas del Ejecutivo. De los comicios se desprendieron unas conclusiones nada alentadoras para el primer ministro Stanishev; mientras que su partido socialista es testigo de su paulatino debilitamiento, coge fuerza la formación recién creada por el alcalde de Sofía, Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria. Así pues, ya son muchos los que consideran que este 2007 ha sido el comienzo de una reestructuración del sistema político búlgaro. Sea como fuere, y más allá de los obstáculos que ha tenido que afrontar la coalición tripartita, lo cierto es que los búlgaros también han sido testigos de un auténtico hito para la historia de su país: el 1 de enero, y junto con Rumania, entraba a formar parte de la tan ansiada Unión Europea. Desde entonces, Bruselas ha seguido bien de cerca los pasos de Bulgaria, que tiene importantes retos a superar, tales como la corrupción y el crimen organizado. Además, este 2007 también ha supuesto el desenlace de una historia que ya duraba ocho años: finalmente, en julio, Libia dejaba en libertad a las seis enfermeras búlgaras que desde 1999 habían permanecido encarceladas en el país norafricano, acusadas de haber infectado con el VIH a más de cuatrocientos niños. 

2007 termina con ocho años de encarcelamiento en Libia


Al primer ministro socialista Sergei Stanishev ya le queda lejana su feliz victoria en las elecciones parlamentarias de 2005. Por aquel entonces, ese triunfo supuso su regreso al poder tras ocho años en el banquillo de la oposición. Sin embargo, ahora, en el ecuador de esta legislatura, el balance que hace no es tan positivo como pudiera haber pensado en ese momento. Su coalición tripartita, formada por el Partido Socialista Búlgaro (BSP) –heredero del Partido Comunista–, el Movimiento Nacional Simeón II (SNM) y el Movimiento Turco para los Derechos y las Libertades (MRF), ha visto en estos doce últimos meses que no cuenta con todo el respaldo que desearía; tampoco ayuda la poca sintonía entre socialistas y el SNM. Las distintas elecciones celebradas a lo largo de este año –al Parlamento Europeo, así como los comicios municipales– han mostrado al Ejecutivo de Stanishev un cierto desaliento ciudadano.
    El primer toque de atención vino de la mano de las primeras elecciones búlgaras a la Eurocámara, a mediados del mes de mayo, y que supusieron una auténtica bofetada al Partido Socialista Búlgaro: aunque con muy poco margen –con un 21’7% de los votos–, salió victorioso Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), la formación de centroderecha creada a finales de 2006 a manos del alcalde de Sofía, Boyko Borisov; los socialistas se tuvieron que contentar con el segundo puesto y un 21’4% del apoyo ciudadano. El motivo que yace tras la derrota socialista es el desánimo del pueblo búlgaro por el bajo estándar de vida –Bulgaria tiene la renta por habitante más baja de los veintisiete países miembros de la UE–, así como por la incapacidad del Gobierno para erradicar la corrupción y el crimen organizado.
    Además, la baja participación en los comicios, de un 28’6% –sólo uno de cada tres electores acudió a las urnas–, evidenció la fatiga “posintegración” europea que viven a día de hoy los búlgaros. Una multitud de mensajes optimistas precedieron el ingreso del país en la UE y prometían cuantiosos beneficios derivados de dicha adhesión; evidentemente, los cambios no se han producido de la noche a la mañana y esto ha contribuido al disgusto ciudadano. Sea como fuere, cada una de estas dos formaciones, así como también el Movimiento Turco para los Derechos y las Libertades, obtuvo cinco diputados de los dieciocho que le corresponden al país balcánico en el Parlamento europeo. También consiguieron representación ...

Cronología año   2007

1 de enero. Bulgaria, juntamente con Rumania, entra a formar parte de la Unión Europea. Sus principales objetivos son luchar contra la corrupción y el crimen organizado.

15 de marzo. Rusia, Grecia y Bulgaria firman un acuerdo para construir el oleoducto que debe unir Burgas (Bulgaria) con el puerto griego de Alexandrópolis.

8 de mayo. La Fiscalía de Sofía interpone las primeras acusaciones contra la viceministra de Economía, Kornelia Ninova, y una detective, Tatiana Sharlandzhieva, por su presunta obstrucción en una investigación por corrupción. Semanas más tarde, el director del Servicio Nacional de Investigación, Rumen Ovcharov, acusa al ministro de Economía y de Energía y vicepresidente del BSP de haberle amenazado para proteger a un empresario amigo suyo acusado de corrupción.

21 de mayo. Con tan sólo un 28’6% de participación, se celebran las primeras elecciones búlgaras a la Eurocámara en las que el partido del primer ministro Sergei Stanishev, el Partido Socialista Búlgaro, recibe un auténtico toque de atención: aunque con poco margen, gana Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), la formación de centroderecha creada a finales de 2006.  Los socialistas sólo obtienen un 21’4% de los votos y se deben contentar con un segundo puesto.

10 de junio. George Bush llega a Bulgaria en lo que será una visita relámpago de dos días.    

27 de junio. La Comisión Europea alerta a Bulgaria de que debe luchar más enérgicamente contra la corrupción y el crimen organizado, aspecto que ya se le había marcado como condición para ingresar en el seno de la UE.

11 de julio. Las familias afectadas por el caso en que en 1999 a 400 niños les fueron inoculados el virus del VIH llegan a un acuerdo con el Gobierno libio y la UE de recibir 1 millón de dólares casa una.    
         
16 de julio. El Alto Consejo de Justicia libio conmuta la pena de muerte a las cinco enfermeras búlgaras y al médico palestino por la cadena perpetua.

24 de julio. Las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino llegan a Francia. Automáticamente, reciben el indulto.

25 de septiembre. El profesorado de Bulgaria empieza una huelga indefinida mediante la cual quieren reclamar la duplicación gradual de sus sueldos, un aumento de la inversión pública en el sector y una profunda reforma en el ámbito de la educación.

28 de octubre. Celebración de los comicios municipales en los que el GERB vuelve a obtener unos buenos resultados: es el segundo partido más votado y además, se hace con las alcaldías de las dos mayores ciudades del país: Sofía y Plovdiv.    

30 de octubre. El Gobierno decide reanudar la construcción de la central nuclear de Belene y que supone un coste de 4.000 millones de euros. Dicha central será la primera planta nuclear rusa construida en la UE, ya que Bulgaria ha concedido su construcción a Atomstrovexport, de la que el gigante ruso del gas Gazprom tiene el 84% de la participación.

13 de diciembre. Los Veintisiete firman el nuevo Tratado europeo en Lisboa y terminan así con la crisis institucional que se había acontecido en la UE desde los “no” de Holanda y Francia a la antigua Constitución en 2005. 


Periodismo Internacional © 2017 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull