Anuario 2007

Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Armenia
Azerbaiyán
Bulgaria
China
Corea del Norte
Corea del Sur
Estonia
Etiopía
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Hungría
Irak
Irán
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Yemen
República Checa
Finaliza la parálisis del Ejecutivo, pero continúan las fricciones en el seno de la coalición gubernamental
Alexandra Mestres

El año 2007 ha sido la oportunidad de la República Checa para acabar con el estancamiento gubernamental que se vivía en el país desde las elecciones parlamentarias de junio de 2006. Así, y después de siete meses sin un gobierno activo, el 19 de enero, y tras superar una moción de confianza, subían al poder los conservadores del Partido Cívico Democrático (ODS), el centrista Unión Democristiana-Partido Popular (KDU-CSL) y el Partido de los Verdes (SZ). De este modo, después de ocho años de liderazgo de los socialdemócratas checos, el nuevo primer ministro, Mirek Topolanek, de la ODS, cambiaba el color político de la figura del jefe de Gobierno y la palabra “cambio” ha sido la más repetida desde entonces. Pero esta coalición “tripartita” ha tenido que afrontar más de un problema, originados, en general, en el mismo seno de la coalición. Los cargos por corrupción del viceprimer ministro y también ministro de Desarrollo Regional, el democristiano Jiri Cunek, fue uno de los primeros retos que tuvo que sortear el Ejecutivo. A la vez, la convivencia con los verdes no ha sido tan sencilla como en un principio podía pensar el Gobierno. El comunismo de antaño y los ejercicios de equilibrio en las relaciones entre la República Checa y Estados Unidos, así como con la Unión Europea, han caracterizado el ejercicio de este año 2007.   

Sólo la deserción de dos diputados socialdemócratas, Milos Melcák y Michal Pohanka, durante la moción de confianza, que planteó una coalición gubernamental entre el derechista Partido Cívico Democrático (ODS), el centrista Unión Democristiana-Partido Popular de Checoslovaquia (KDU-CSL) y el Partido de los Verdes (SZ), hizo posible poner el punto final al estancamiento gubernamental que acontecía en la República Checa desde las elecciones parlamentarias de junio de 2006. Aunque el Partido Cívico Democrático obtuvo una victoria técnica en los comicios, también resultó de ellos una Cámara de los Diputados partida prácticamente por la mitad entre derecha e izquierda, cosa que imposibilitó que Mirek Topolanek, líder del partido ganador y principal grupo de la derecha checa, pudiera conseguir el apoyo suficiente para formar una coalición gubernamental. Al bloqueo del Ejecutivo también ayudaron las reticencias de unos socialdemócratas que, después de ocho años en el poder, no digirieron del todo bien la derrota y obstaculizaron la consecución de un acuerdo.
    Sea como fuere, el 19 de enero nacía este nuevo Ejecutivo, que conseguía 100 votos a favor y 97 en contra en la moción de confianza y siempre con el lema del cambio como bandera del Gobierno. Sin embargo, más allá del simple cambio de color político en el Gobierno checo, esta victoria simbolizó el retorno del partido que en su momento encarnó no sólo los primeros años de una República Checa escindida ya de Eslovaquia –el 1 de enero de 1993 dejaba de existir Checoslovaquia y ambos países empezaban caminos bien distintos–, sino también la normalización del país tras la pérdida del poder por parte del Partido Comunista después de la Revolución de Terciopelo en 1989 –movimiento  pacífico mediante el cual se puso fin al papel dirigente del PC. Sin embargo, en ese momento era Václav Klaus, el actual presidente de la República, el que sostenía el cargo de jefe de Gobierno.
    Pero este enero nacía, sobre todo, una coalición que tenía en su seno un partido que nunca antes de las elecciones de 2006 había conseguido ningún escaño en la Cámara de los Diputados, cosa que pasaría factura al Ejecutivo: el Partido de los Verdes (SZ) superaba el umbral del 5% de los votos necesarios para conseguir representación parlamentaria y, finalmente, obtuvo un total de 6 diputados. Fue así como los Verdes llegaron y besaron el santo. De ahí, entraron en el poder y les adjudicaron la ...

Cronología año   2007

9 de enero. La Academia de las Ciencias Checa retira una medalla honorífica al prestigioso teólogo del país Jindrich Holecek, después de que éste hubiera reconocido sus vínculos con la StB, la policía secreta de la etapa comunista.

19 de enero. Después de las elecciones parlamentarias de junio de 2006 y tras siete meses sin un gobierno activo, se constituye un Ejecutivo de coalición entre los conservadores del Partido Cívico Democrático (ODS), el centrista Unión Democristiana-Partido Popular (KDU-CSL) y el Partido de los Verdes (SZ), después de superar una moción de confianza, con 100 votos a favor y 97 en contra. Mirek Topolanek, de la ODS, y nuevo primer ministro, termina con los ocho años de liderazgo de los socialdemócratas checos. Además, este mismo día Praga da el visto bueno a Washington para que despliegue su sistema de radar, parte del escudo antimisiles norteamericano.

23 de enero. Jiri Cunek, líder de Unión Democristiana, viceprimer ministro y ministro de Desarrollo Regional del Gobierno, es acusado de haber aceptado un soborno de 18.000 euros por parte de la empresa H&B Real en febrero de 2002, cuando era alcalde de Vsetín.

5 de febrero. Ivan Langer, ministro del Interior, ordena la reinvestigación de 1.000 certificados de lustración de trabajadores de altas posiciones en los departamentos de la policía nacional.

7 de febrero. El Senado revoca la inmunidad parlamentaria al viceprimer ministro Jiri Cunek.

9 de febrero. Se presenta una querella criminal contra el viceprimer ministro y ministro de Desarrollo Regional, Jiri Cunek.

3 de abril. El Gobierno presenta el plan de reforma fiscal con el fin de reducir el déficit de las arcas estatales y estabilizar los presupuestos públicos.

20 de junio. La oposición socialdemócrata presenta una moción de censura aprovechando que el Gobierno tiene una mayoría ajustada en la Cámara de los Diputados; el Ejecutivo de Topolanek sale airoso.

25 de junio. 30.000 sindicalistas salen a la calle para protestar contra el plan de reforma fiscal, anunciado por el Ejecutivo de Topolanek en abril. Sostienen que dichas reformas afectaran a las capas medias y bajas de la población.
    
6 de agosto. Se suspenden las investigaciones acerca de la presunta corrupción de Jiri Cunek en 2002 cuando era alcalde de Vsetín.

13 de agosto. La Cámara Baja aprueba el proyecto presentado por el ministro de Sanidad Tomás Julínek a finales de febrero, que persigue reducir los gastos en la sanidad pública mediante el cobro de cuotas simbólicas por algunos servicios médicos. Además, después de tres años de trabajo, el Servicio de Inteligencia Militar consigue reconstruir los archivos de la antigua unidad de contraespionaje militar (VKR), la rama militar de la StB.

21 de agosto. La Cámara Baja aprueba el proyecto de reforma fiscal con tan sólo un voto de diferencia

27 de agosto. El ministro de Hacienda informa a los checos de que no podrán adoptar el euro en 2012, tal y como se había proyectado.    

26 de septiembre. La ministra de Educación del SZ, Dana Kuchtová, anuncia que a principios de octubre dejará la cartera. 

4 de octubre. Bruselas acepta que la República Checa se integre en la zona Schengen –espacio europeo libre de controles fronterizos internos– el 21 de diciembre de 2007. También se tienen que adherir Estonia, Hungría, Letonia, Malta, Polonia, Eslovenia y Eslovaquia, todos ellos, excepto la isla de Malta, antiguos países bajo órbita comunista.       

29 de octubre. La televisión pública checa emite un reportaje en el que acusa al viceprimer ministro Jiri Cunek de cobrar, en los años 90, subsidios sociales a pesar de que tenía depositados unos 125.000 euros en sus cuentas bancarias.

1 de noviembre. La Fiscalía decide reabrir las investigaciones que tratan de descubrir si Cunek aceptó en 2002 un soborno de 18.000 euros por parte de la empresa H&B Real. Automáticamente, Jiri Cunek dimite de sus cargos.

20 de noviembre. La Fiscalía vuelve a suspender la persecución penal contra Jiri Cunek reabierta a principios del mes de noviembre. Cunek confiesa que baraja la posibilidad de volver al Ejecutivo.

4 de diciembre. Václav Klaus, presidente de la República, adjudica la cartera de Educación al ecologista Ondrej Liska. A la misma hora, 128.000 trabajadores de siete mil escuelas de enseñanza básica y media y de establecimientos preescolares se suman a una huelga para pedir mayores recursos financieros del presupuesto nacional para el sector.

5 de diciembre. Se aprueban los presupuestos estatales para  2008 y, para decepción de los profesionales del sector de la educación, sólo consiguen 37 millones de euros adicionales de los 112 que reclamaban. Además, por segunda vez en tan sólo un año, la oposición socialdemócrata vuelve a presentar una moción de censura contra el tripartito; el Gobierno encabezado por el ODS vuelve a salir airoso.

13 de diciembre. Los Veintisiete firman el nuevo Tratado europeo en Lisboa y terminan así con la crisis institucional.

14 de diciembre. Se hace oficial la candidatura presidencial de la oposición socialdemócrata del profesor de Economía Jan Svejnar, a la que el KDU-CSL y el SZ dudan con apoyar, en detrimento a la reelección de Václav Klaus, miembro del partido de Mirek Topolanek, el partido Cívico Democrático. 


Periodismo Internacional © 2017 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull