Anuario 2007

Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Armenia
Azerbaiyán
Bulgaria
China
Corea del Norte
Corea del Sur
Estonia
Etiopía
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Hungría
Irak
Irán
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Yemen
Rumania
Las diferencias entre liberales y demócratas terminan con la débil coalición de centroderecha 
Alexandra Mestres

Sólo era cuestión de tiempo que las tensiones latentes en el seno de la coalición de centroderecha –en el poder desde finales de 2004– terminaran por dinamitar al Ejecutivo. 2007 ha sido testimonio de ello y, ahora, el Partido Nacional Liberal –(PNL), la tercera facción más importante en la Cámara de los Diputados y partido del primer ministro, Calin Popescu-Tariceanu– tiene  que sobrevivir hasta el final de la legislatura en 2008 con un único aliado en la maltrecha coalición: la Unión Democrática Húngara de Rumania. Además, la hostilidad entre el primer ministro (PNL), y el presidente de la República, Traian Basescu (Partido Demócrata, PD), ha llegado a tal punto que el jefe de Estado se ha tenido que enfrentar a la impugnación de la Cámara Baja y al ulterior referéndum, que ganó, eso sí, con holgada facilidad. Pero los altibajos en la política interna del país han alertado al resto de la Unión Europea –a la cual Rumania pertenece desde el 1 de enero de este mismo año–, que ha visto como estas riñas han arrinconado los esfuerzos del país para luchar contra la corrupción y el crimen organizado; aspectos que, precisamente,  Rumania tenía que mejorar cómo condición sine qua non para su ingreso en la Unión. Sea como fuere, la adhesión del país balcánico a la UE ha traído más de un quebradero de cabeza a los otros países miembros, que, además, han sido testigos del afianzamiento del atlantismo rumano: el Parlamento ha aceptado este 2007 la llegada de 3.000 soldados norteamericanos de forma permanente; aspecto nunca visto en un país ex miembro del Pacto de Varsovia. 

La inmigración rumana en Italia enciende los ánimos de la UE

Si ya la marcha del Partido Conservador (PC) de la coalición de Gobierno en diciembre de 2006 dejó al Ejecutivo del liberal Calin Popescu-Tariceanu (Partido Nacional Liberal, PNL) sin una mayoría parlamentaria, el año 2007 no ha hecho otra cosa que ahondar en la inestabilidad por la que atravesaba el Gobierno de centroderecha. El 1 de abril de este año, el primer ministro, Calin Popescu-Tariceanu, decidía romper los maltrechos lazos con el Partido Demócrata (PD) y partido del presidente Traian Basescu. Así pues, de la inicial coalición cuatripartita saliente de los comicios de 2004 –constituida por el PNL, PD, PC y UDHR–, en abril de este año sólo restaban en el poder el partido del jefe de Gobierno, el PNL y la Unión Democrática Húngara de Rumania (UDHR). De este modo, de una Cámara de los Diputados de 332 miembros, los 56 diputados liberales sólo cuentan hasta el final de la legislatura en 2008 con el respaldo de los 22 escaños que aporta la UDHR, y con las ayudas puntuales de la oposición socialdemócrata; se espera, por lo tanto, un fin de legislatura para Tariceanu muy dependiente de este apoyo socialdemócrata, que a su vez es la fuerza mayoritaria en la Cámara Baja. La hostilidad que primer ministro y jefe de Estado se profesan mutuamente es el motivo que yace tras este divorcio político.
    Aunque los encontronazos se remontan al verano de 2006, cuando Tariceanu abogó por la marcha de las tropas rumanas de Irak frente la acérrima oposición de Basescu, lo cierto es que el clímax de las tensas relaciones se alcanzó a mediados de enero de 2007. En una intervención telefónica en un programa de televisión en el que estaba presente el primer ministro, Basescu acusó a Tariceanu de haberle enviado una nota en 2005 donde le pedía “tener una charla con los fiscales” que estaban investigando los quehaceres de un amigo suyo y aliado político, Dinu Patriciu. En ese momento, Patriciu dirigía una de las compañías petrolíferas más importantes del país y se le imputaban los cargos de evasión de impuestos y de recibir tratos preferentes. Así pues, abierta la caja de truenos entre los dos políticos, sólo era cuestión de tiempo que la bomba de relojería terminara por dinamitar los débiles cimientos de la coalición tripartita.
    La respuesta del primer ministro no se hizo esperar. Tariceanu contraatacó aduciendo que Basescu pretendía derrocar su Gobierno, así como destruir su partido. El enfrentamiento abierto entre estas dos ...

Cronología año   2007

1 de enero. Rumania, junto con Bulgaria, entra a formar parte de la Unión Europea. Rumania aporta treinta millones de habitantes a una UE, que ya suma 500 millones de europeos.

15 de enero. Nace en el Parlamento Europeo Identidad, Soberanía y Tradición, partido de ultraderecha y que cuenta con miembros tales como Jean-Marie Le Pen o Alexandra Mussolini. La entrada de Rumania y Bulgaria es lo que le permite partido cumplir con las exigencias que pide la Eurocámara para poder crear grupo parlamentario.

17 de enero. El presidente de la república, Traian Basescu, interviene telefónicamente en un programa de televisión en el que está presente el primer ministro Tariceanu. Basescu acusa al jefe del Gobierno de haberle enviado una nota pidiéndole que hablara con los fiscales que estaban investigando a un amigo suyo con tal de ayudarle. Este encontronazo marca el punto álgido en los desacuerdos entre los dos políticos.

21 de febrero. La comisión parlamentaria rumana, encargada de investigar las sospechas de que Rumania había albergado en el pasado prisiones clandestinas de la CIA, anuncia que no ha encontrado pruebas suficientes que puedan sostener tales acusaciones.    

1 de abril. El primer ministro Calin Popescu-Tariceanu decide romper con uno de sus socios en el Gobierno, el Partido Demócrata (PD) y partido del presidente de Rumania Traian Basescu.

2 de abril. Nace el nuevo Gobierno bipartito entre el Partido Nacional Liberal –partido de Calin Popescu-Tariceanu– y la Unión Demócratico Húngara de Rumania. Atrás queda la inicial coalición cuatripartita saliente de los comicios de 2004. Con las reorganizaciones en el seno del Ejecutivo, la ministra de Justicia, Monica Macovei y miembro del Partido Demócrata, es destituida de sus funciones.

19 de abril. Con 322 votos a favor y 108 en contra, el Parlamento rumano aprueba la impugnación del presidente Traian Basescu.

2 de mayo. El Parlamento rumano aprueba la llegada y el estacionamiento de 3.000 militares norteamericanos en cuatro bases militares.

19 de mayo. Celebración del referéndum que debe decidir el destino del presidente de la república: un 74’4% de los votantes respaldan al presidente y Basescu supera sin dificultades este bache político.

20 de mayo La UE da toques de aviso a Rumania para que retome los esfuerzos para luchar contra la corrupción; Bruselas había establecido la batalla contra la corrupción y el crimen organizado como una de las condiciones sine qua non para que Rumania pudiera entrar en el seno de la Unión.

7 de junio. Un nuevo informe del Consejo de Europa –informe de Dick Marty, senador suizo y encargado de la investigación– confirma la existencia de prisiones clandestinas de la CIA en Rumania y en Polonia entre 2003 y 2005 y, de este modo, desacredita las conclusiones emitidas por la Comisión Parlamentaria rumana en el mes de febrero.

10 de octubre. Dentro del contexto de avisos de Bruselas a Rumania para que combata la corrupción latente en el país, la Unión amenaza a Bucarest con retener una cuarta parte de las ayudas ganaderas previstas para 2008 si no revisa el sistema que supervisa los pagos de los granjeros.

1 de noviembre. Muere Giovanna Reggiani, esposa de un oficial de la Marina italiano, después de que el día 30 de octubre fuera agredida, supuestamente, por un ciudadano rumano. El mismo día 1, el primer ministro Romano Prodi convoca una reunión extraordinaria del Gobierno para aprobar un decreto de ley que permita la expulsión inmediata de los delincuentes procedentes de la UE:

2 de noviembre. El presidente de la República italiana aprueba automáticamente el decreto.
        
5 de noviembre. El presidente de Alianza Nacional, Gianfranco Finni, pide expulsar de Italia a “unas 250.000 personas” y Silvio Berlusconi, ex presidente del Gobierno, plantea la posibilidad de cerrar las fronteras a los rumanos.

7 de noviembre. El primer ministro rumano, Calin Popescu-Tariceanu, visita Roma y se reúne con su homólogo italiano. Fruto de la reunión, los dos dirigentes se comprometen a crear un grupo de trabajo que debe garantizar la seguridad ciudadana.
       
14 de noviembre. Se disuelve Identidad, Soberanía y Tradición tras la marcha de los diputados rumanos.
                 
10 de diciembre. Sólo ocho meses después de asumir la cartera de Justicia, el ministro Tudor Chiuariu dimite de su cargo. La Fiscalía Anticorrupción lo acusa a él y a un antiguo ministro de Telecomunicaciones de corrupción.   

13 de diciembre. Los Veintisiete firman el nuevo Tratado europeo en Lisboa y terminan así con la crisis institucional que se había acontecido en la UE desde los “no” de Holanda y Francia a la antigua Constitución en 2005.
 


Periodismo Internacional © 2017 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull