Anuario 2006

Argentina
Armenia
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Cuba
Estados Unidos
Georgia
Guatemala
Japón
Kenia
México
Mozambique
Nicaragua
Nigeria
Perú
Ruanda
Rusia
Somalia
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
China
El reto de cambiar el modelo de desarrollo para seguir creciendo
Anna Bernadó

Los líderes del país más poblado del mundo parecen ser cada día más conscientes de que China necesita cambiar sustancialmente la pauta de desarrollo económico si quiere, por un lado, empezar a pensar en la sostenibilidad, sobre todo teniendo en cuenta que el gigante asiático es el país que más petróleo consume, uno de los que más recursos naturales necesita y que ya se ha convertido en el segundo país más contaminante del planeta. Y, por otro lado, afrontar el reto de traducir el desarrollo económico en desarrollo social, asumiendo la necesidad de disminuir las desigualdades territoriales y rebajar la pobreza, que afecta seriamente al 14% de la población china. Por estos motivos, este año la Administración de Hu Jintao ha puesto sobre la mesa dos proyectos: el XI Plan Quinquenal 2006-2010 y otro plan de menor impacto, pero que tendría que sacar de la pobreza a 148.000 pueblos y afectaría a 23 millones de personas. Ambos proyectos trabajan en la misma dirección: desarrollo sostenible –esto incluye medioambiente, economía y recursos energéticos–, disminución de las desigualdades territoriales y de la pobreza y, por tanto, de la inestabilidad social. Esta última ya ha sido incluida entre los temas clave de la agenda del Gobierno debido al aumento que ha experimentado en los últimos años. Sólo en 2005, el Ministerio de Seguridad Pública contabilizó 87.000 casos de los denominados “incidentes de masas” (manifestaciones), un 50% más que en 2003. 

China supera a Francia y a Reino Unido en volumen del PIB

China busca su sitio como potencia regional y mundial

El principal indicador puesto en marcha este año que nos confirma la aspiración de cambiar al modelo de desarrollo de China por parte de los dirigentes del país es el XI Plan Quinquenal 2006-2010 que la Asamblea Popular Nacional aprobó en marzo de este año y que fue impulsado por el PPCh en 2005. La principal novedad del documento respecto a otros planes quinquenales es que no solamente atribuye importancia a los índices económicos, sino que presta una mayor atención a los índices humanos, sociales y medioambientales. Los índices de desarrollo están divididos en dos categorías: los expectativos y los obligatorios, y se prioriza como tarea estratégica principal la “edificación de un nuevo agro socialista”. El plan plantea explícitamente que la prioridad de China en los próximos cinco años no consiste en ampliar su potencial, sino en actualizar su estructura con el fin de promover la transformación de la industria y fortalecerla. Por primera vez, se da una importancia destacada al sector servicios, se nombra al medio ambiente y se pone el acento en “la consideración del hombre como lo primordial y la solución de ciertos problemas importantes que atañen a los intereses vitales de las masas populares”.

El plan intenta dar salida a una realidad social que no se corresponde con el potencial económico e internacional que tiene el país. La contaminación es un problema generalizado en todo el gigante asiático, y una fiebre constructora amenaza con recalentar la economía. El crecimiento desenfrenado en el que se encuentra inmerso el gigante asiático ha hecho que duplique el valor de su economía en cinco años –del 2000 al 2005–  y ha cuadriplicado su PIB entre 1994 y 2005. Los líderes del PPCh intentan poner énfasis en el “desarrollo sostenible”, aunque todavía queda por demostrar si los altos cargos del partido gobernante podrán llevar a buen puerto prioridades como frenar la contaminación y ahorrar energía.

Pequín consume mucha energía por unidad de PIB. En 2003, China necesitaba 832 toneladas de equivalente de petróleo (tep) para producir un millón de dólares de PIB, es decir, cuatro veces más que EE.UU. (209 tep), seis veces más que Alemania (138 tep) y siete veces más que Japón (118 tep). Además, la intensidad energética –la cantidad de energía necesaria para generar un dólar estadounidense de PIB–, que había caído hasta finales de los años noventa, se ha estabilizado desde el año 2000. En otro orden de recursos, la escasez de agua potable, ...

Cronología año   2006

8 de enero. Pequín y Tokio inician conversaciones sobre los yacimientos de gas y petróleo en disputa en el mar de la China Oriental.

10 de enero. El líder norcoreano, Kim Jong-Il, viaja a Pequín en una visita secreta para reactivar el diálogo sobre el programa nuclear de Corea del Norte.

16 enero. Pequín desvela sus ambiciosos planes comerciales para obtener petróleo y materias primas en África durante un viaje del ministro de Exteriores chino, Ban Ki-moon, al continente africano.

20 de enero. Por tercer año consecutivo, la China y Taiwán reanudan los vuelos directos entre ambos países para facilitar la reagrupación familiar para las fiestas del nuevo año chino.

27 de febrero. El presidente de Taiwán, Chen Shui-bian, anuncia que cerrará la principal institución creada para estudiar una eventual reunificación con China (el Consejo de Unificación Nacional).

7 de marzo. Celebración de la Asamblea Nacional Popular china en la que se aprueba el XI Plan Quinquenal (2006-2010) y se da luz verde al plan de desarrollo de la costa occidental del estrecho de Taiwán. La propuesta incluye potenciar una zona de libre comercio a en Xiamen, la denominada “Zona Económica de la Ribera Occidental del Estrecho de Taiwán”.

7 de marzo. El jefe del Gabinete japonés, Shinzo Abe, rechaza la propuesta presentada por Pequín de explotación conjunta de los hidrocarburos del Mar de la China Oriental.

8 de marzo. Pyongyang lanza dos misiles tierra-aire cerca de su frontera con China.

9 de marzo. El ministro de Exteriores japonés, Taro Aso, cualifica Taiwán de “país” y asegura que su democracia ha alcanzado un alto grado de madurez.

22 de marzo. El presidente ruso, Vladimir Putin, firma en Pequín un acuerdo para la construcción de dos gasoductos para llevar el gas natural de Siberia hasta China.

24 de marzo. El Consejo de Estado, presidido por el Primer Ministro, Wen Jiabao, aprueba un plan para aumentar la producción de energía nuclear china.

3 abril. Representantes de las Administraciones china y australiana firman un acuerdo mediante el cual China podrá obtener uranio australiano para utilizarlo como combustible.

3 de abril. China exige al Vaticano que rompa las relaciones con Taiwán para poder reestablecer relaciones diplomáticas entre la República Popular y la Santa Sede.

5 de abril. Pequín ofrece una colaboración estratégica a les islas del Pacífico basada en ayudas al desarrollo económico a cambio de energía y de que rompan toda relación con Taiwán.

9 de abril. Reunión en Tokio de los delegados de los seis países (China, Japón, Estados Unidos, Rusia y las dos Coreas) que participan en las negociaciones sobre los planes nucleares de Pyongyang, en el marco de una conferencia sobre seguridad.

24 de abril. El presidente chino, Hu Jintao, inicia en Marruecos una visita a África.

3 de mayo. La iglesia china nombra a dos obispos sin el consentimiento de la Santa Sede.

4 de mayo. Los ministros de Financias de China, Japón y Corea del Sur anuncian que iniciarán estudios sobre la posibilidad de coordinar sus respectivas monedas en un paso previo para acabar creando una moneda única.

19 de junio. El primer ministro chino, Wen Jiabao, inicia una gira por siete países africanos.

4 de julio. El informe del Banco Mundial constata que China ha superado a Gran Bretaña en términos de Producto Interior Bruto durante el año 2005 y se convierte, de este modo, en la cuarta economía mundial.

13 de junio. China y Taiwán acuerdan incrementar la conexión aérea entre ambos países a través de vuelos charter en las cuatro principales fiestas del año y en casos especiales.

19 de julio. Entra en funcionamiento el primer vuelo de carga directo en 57 años entre China y Taiwán.

7 de agosto. China restablece las relaciones diplomáticas con Chad y provoca la indignación de Taiwán.

7 de agosto. La petrolera estatal china CNOOC anuncia que ha iniciado la explotación de los yacimientos de gas del Mar de la China Oriental, en disputa con Japón.

8 de agosto. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, visita Pequín.

16 de septiembre. El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprueba con más de un 85% de los votos aumentar el peso del voto de algunos países asiáticos en función de su economía. La medida afecta a China y a Corea del Sur.

28 de septiembre. El nuevo primer ministro japonés, Shinzo Abe, propone establecer una relación de confianza con China y Corea del Sur en su programa de Gobierno.

8 de octubre. Shinzo Abe y los máximos mandatarios chinos, el presidente, Hu Jintao, y el “premier”, Wen Jiabao, se reúnen por primera vez en cuatro años durante una cumbre bilateral en Pequín.

9 de octubre. Pyongyang realiza la primera prueba nuclear subterránea de su historia, que desencadena una reacción unánime de rechazo en la comunidad internacional.

10 de octubre. China y Corea del Sur anuncian que no apoyaran ninguna resolución de la ONU que implique el uso de la fuerza militar contra Pyongyang.

14 de octubre. China llega a un acuerdo para comprar gas a Turkmenistán.

17 de octubre. El Gobierno de Pequín acuerda un plan para sacar de la pobreza a 148.000 pueblos en 2010.

24 de octubre. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino confirma que el líder norcoreano Kim Jong-Il ha asegurado al Gobierno de Pequín que no realizará un segundo ensayo atómico.

21 de noviembre. China e India acuerdan cooperar en materia nuclear y doblar el comercio bilateral para llegar a los 40.000 millones de dólares en 2010.

18 de diciembre. Reanudación de las conversaciones sobre el programa nuclear de Pyongyang entre China, Japón, las dos Coreas, Estados Unidos y Rusia.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull