Anuario 2006

Argentina
Armenia
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Cuba
Estados Unidos
Georgia
Guatemala
Japón
Kenia
México
Mozambique
Nicaragua
Nigeria
Perú
Ruanda
Rusia
Somalia
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
Bolivia
Evo Morales se lanza al control de los recursos energéticos

Pau Cortina

y amenazó con recorrer a organismos internacionales para defenderlos. Por eso el ministro de Hidrocarburos boliviano decidió parar el proceso y mantener las negociaciones con la petrolera. A pesar de esta circunstancia, sólo con las auditorías realizadas a las petroleras internacionales para calcular la deuda financiera millonaria (por evasión de impuestos) contraída con el Estado boliviano durante años, y el pago del nuevo impuesto sobre los hidrocarburos, que asciende a treinta-dos millones de dólares, la suma de dinero que ha ingresado el Estado boliviano es enorme.
Con todo, la economía boliviana ya ha notado positivamente los efectos de la política de control de los recursos energéticos; la Ley de Hidrocarburos determina el aumento de la presión fiscal a las empresas productoras de gas y petróleo de uno 18% a un 50%. Además, en el proceso de nacionalización, Morales ha implantado la fiscalización de todas las fases de la producción de crudo, desde su extracción, tratamiento, y comercialización (si bien esta pasaría ahora a ser competencia del Estado). En consecuencia, los ingresos en impuestos han aumentado enormemente en el transcurso del año.
Concretamente, el Banco Central de Bolivia ha hecho público a finales de este año que el volumen de reservas internacionales limpias (RIN) ha llegado a los tres mil millones de dólares, es decir, cuatro veces más que el año 1995, tres más que el 2004 y aproximadamente el doble que el año pasado. Lógicamente, uno de los factores determinantes del gran crecimiento de este indicador macroeconómico es el incremento de los ingresos petrolíferos (fiscales). Pero también se le ha de añadir una balanza comercial positiva por las exportaciones y el fomento del uso de la moneda nacional en detrimento del dólar (aunque la moneda ha tenido una devaluación sensible y continua a largo del año). La consecuencia básica de esta situación de bonanza, según sostiene el gerente de Operaciones Internacionales del BCB, David Espinoza, es la ayuda al pago de las “obligaciones externas” –la deuda externa– y también la posibilidad del Banco Central de ser prestamista “en última instancia” de las entidades bancarias del país, de modo que el sistema financiero queda reforzado y en consecuencia también la confianza de los “depositadores” de dinero en estas entidades: los clientes. Y este no es el único indicador de la economía boliviana que evoluciona positivamente pues en lo que al PIB se refiere, el país ha aumentado el índice a ...

Página anterior

Cronología año   2006


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies