Anuario 2006

Argentina
Armenia
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Cuba
Estados Unidos
Georgia
Guatemala
Japón
Kenia
México
Mozambique
Nicaragua
Nigeria
Perú
Ruanda
Rusia
Somalia
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
Guatemala
La justicia agita los fantasmas del pasado
Sergi Sagués

Dos procesos judiciales contra dos ex jefes de Estado de Guatemala protagonizaron el panorama político de este país en 2006. Se trataba del ex general golpista José Efraín Ríos Montt y del ex presidente Alfonso Portillo. Sobre el primero pesaban cargos de genocidio, tortura, terrorismo y detención ilegal cometidos durante su presidencia. La Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchu le había demandado, en 1999, ante la Audiencia Nacional española. El juez Baltasar Garzón ya había llevado a cabo un proceso contra Pinochet por cometer crímenes contra la humanidad. En 1998, el juez dictó una orden internacional de arresto de Pinochet para extraditarlo a España. El ex general sufrió un arresto domiciliario en Londres. Menchu quería que los homólogos del general chileno en Guatemala también fueran investigados y procesados. Además, jugaba a su favor el hecho de que el ex presidente Lucas García hubiese ordenado, en 1980, la embajada española. Hubo 36 fallecidos entre ellos su padre. Tribunal Constitucional de Guatemala aceptó, en la última semana del año anterior, dar luz verde a las acciones contra los inculpados. El instructor del caso, el juez Santiago Pedraz, viajó a Guatemala acompañado del fiscal Jesús Alonso, en junio de 2006, para interrogarlo. Pero nada más llegar, se enteraron de que el Tribunal de Conflictos de Jurisdicción había suspendido de manera indefinida el proceso.

Fallece el golpista que prendió fuego a la Embajada española


Promesas incumplidas tras diez años de paz


Seis años de persecución judicial contra Ríos Montt


Portillo, el ex presidente que se siente perseguido


Los magistrados guatemaltecos también atendieron el recurso de otro de los acusados en este proceso: Germán Chupina. El que fuera director de la desaparecida Policía Nacional alegó que Pedraz no era competente para juzgarlo. Al recurso se sumó una petición de inconstitucionalidad presentada por Ríos Montt, quien calificó las investigaciones de Pedraz y Alonso como una “intromisión y violación a la soberanía nacional”.  Todo ello hizo que Pedraz regresara a Madrid con las manos vacías tras no haber podido interrogar a ninguno de los procesados.
El resto de los demandados por Rigoberta Menchu eran el también general golpista Óscar Mejía Víctores; los generales Benedicto Lucas, Ángel Guevara y Pedro García Arredondo; el ex ministro del Interior Donaldo Álvarez, en paradero desconocido desde diciembre de 2004, y el ex presidente Romeo Lucas García. Este último se libró para siempre del juez Pedraz. Falleció el 27 de mayo a los 82 años de edad en Caracas. Venezuela no aceptó extraditarlo a España en 2005. Sin embargo, la justicia guatemalteca, en noviembre, sí que aceptó extraditar a España a todos los inculpados por el juez Pedraz, salvo el más importante: Ríos Montt.
Guatemala no accedió a extraditar a España a Ríos Montt tras la orden internacional de captura del 7 de julio emitida por el juez Pedraz contra todos los inculpados en el proceso. La defensa del ex general, el abogado Francisco Palomo, había sostenido que no era posible juzgar a Ríos Montt ya que los acuerdos de paz de 1996 incluían una amnistía que eximía de ser juzgados a todos los protagonistas del conflicto. Pero los activistas de derechos humanos critican este argumento porque, según ellos, el genocidio es una excepción y no está amparado por ninguna amnistía.
    El Gobierno de España decidió seguir la propuesta del ministro de Justicia de español, Juan Fernando López Aguilar, de echar un cable al juez de la Audiencia Nacional. Lo hizo solicitando a Guatemala la extradición de Ríos Montt, reforzando así la petición del juez Pedraz. A su vez, Guatemala también solicitó otra extradición. En este caso, se solicitó a México el arresto y la posterior entrega a la justicia guatemalteca de su ex presidente Alfonso Portillo, que gobernó Guatemala desde 1999, y fue sustituido por Óscar Berger, de la conservadora Gran Alianza Nacional (GANA), después de ganar las elecciones de 2003.
    A Portillo se le acusa de haber desviado casi 16 millones de ...

Cronología año   2006

31 de enero. El ex director guatemalteco Rós Montt, absuelto por los disturbios de 2003.

22 de febrero. La audiencia podrá investigar el genocidio de Guatemala tras rechazar el recurso del fiscal.

22 de febrero. Sigue aumentando la ola de asesinatos en Guatemala.

17 de marzo. Las víctimas de la violencia en Guatemala aún esperan justicia diez años después de la paz.

17 de abril. Asesinado un diputado de la oposición en Guatemala.

30 de mayo. La justicia guatemalteca autoriza al juez Pedraz a interrogar al ex presidente Ríos Montt.

20 de junio. Indígenas de Guatemala reclaman justicia por el genocidio sufrido durante la guerra civil.

28 de junio. Pedraz no podrá interrogar en la embajada a testigos del genocidio de Guatemala.
 
29 de junio. Guatemala impide que el juez Pedraz interrogue al ex dictador Ríos Montt.
 
3 de julio. El juez Pedraz se va de Guatemala sin poder hacer interrogatorios.

7 de julio. Un juez español ordena la detención del ex presidente de Guatemala por genocidio.

11 de julio. Amnistía denuncia las amenazas contra testigos de genocidio en Guatemala.

8 de julio. La justicia española ordena capturar a Ríos Montt y embargar todos sus bienes.

29 de agosto. La ONU denuncia la impunidad de los asesinatos en Guatemala.

27 de septiembre. Una ONG denuncia el asesinato de 47 menores cada mes en Guatemala.

10 de octubre. La familia del director de prisiones de Guatemala tuvo que abandonar el país por amenazas.

16 de octubre. Guatemala y Venezuela empatan en el primer día de votaciones para el consejo de seguridad de la ONU. 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull