Anuario 2008

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argentina
Bolivia
Bulgaria
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Ecuador
Egipto
Estados Unidos
Francia
Gran Bretaña
India
Irak
Irán
Israel
Japón
Kuwait
Letonia
Líbano
Nepal
Nigeria
Pakistán
Paraguay
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Siria
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Venezuela
Zimbabue
Rumania
Los rumanos muestran su desconfianza hacia la clase política
Carina Verdú

gestión del Gobierno. A pesar de que el aumento de los costes salariales se ha fijado este año en el 23% y de que los sueldos aumentan de manera notable cada año, todavía no es suficiente y por ello el Gobierno rumano ha tenido que lidiar con varias huelgas y protestas por parte de los trabajadores.
En marzo, 6.000 trabajadores de la planta rumana de la automovilística Dacia (grupo Renault) se manifestaron para pedir una subida salarial. Los sindicatos exigían un aumento del 65% del sueldo base mientras que la compañía tachaba la propuesta de “poco realista”. La huelga, que duró más de tres semanas y en la que Dacia perdió más de 50 millones de euros, ha sido la mayor que ha sufrido la industria automovilística de Rumanía desde 1989.
El pasado 7 de octubre, Bucarest fue testigo de una nueva manifestación de trabajadores en la que también pedían el aumento de sus salarios. Unos 7.000 manifestantes se concentraron delante del Parlamento y, dos días después, 100.000 trabajadores del sector público abandonaron su puesto durante dos horas reivindicando, asimismo, mejoras salariales.

La economía sigue su crecimiento
El crecimiento económico que vive Rumanía desde la caída del comunismo está siendo espectacular. Según la Oficina Nacional de Estadística rumana, el país tiene un aumento anual del PIB de un 8’60%, según datos de septiembre de 2008 (en 2007 fue del 6’04%). Con el desarrollo de la economía aumenta la producción pero llega también la inflación. En el mes de octubre de 2008 la cifra era de 7’4%, una de las más altas de la Unión Europea y muy por encima de la media, fijada en 3’3%.
Precios desorbitados y salarios bajos se convierten en una mezcla explosiva para la economía del país, y, sobre todo, para los rumanos de a pie.
El 21 de marzo la empresa automovilística Ford anunciaba que iba a instalar una de sus fábricas de coches en la ciudad de Craiova. Para ello va a necesitar una inversión de cerca de 1.000 millones de dólares que permitirá a Rumania convertirse en el mayor productor de coches de Europa del Este.
Como Ford, muchas otras empresas ven en Rumanía una oportunidad de negocio. Según un estudio realizado por la consultora internacional Ernst & Young en 2007, Rumanía es el primer destino para las inversiones entre los países de Europa del Este, con un 52% de las preferencias de los inversores.  
La Agencia Rumana de Inversiones Extranjeras prevé que este año Rumanía atraerá 7.000 millones de euros de inversiones extranjeras directas, siguiendo la línea del año anterior. Los principales sectores que van a recibir estas inversiones serán, como de costumbre, el automovilístico y el de la construcción.
Según Eurostat, la inversión extranjera aprovecha los bajos costes de la mano de obra, que junto a la de Bulgaria, es la más barata de la UE. El salario mínimo en 2007 era de 114 euros mensuales frente a los 666 españoles.
El país, que ha exportado más de dos millones y medio de trabajadores desde 1989, necesita ahora mano de obra de manera urgente.
Rumanía tiene uno de los índices de desempleo más bajos de la Unión Europea y actualmente se sitúa en un 5’9%. A lo largo de 2008, el Gobierno ha hecho campañas para que los rumanos que emigraron vuelvan al país. Sólo en España hay más de 700.000 rumanos asentados. El Gobierno rumano prevé que, en 2009, gran parte de los rumanos que hay en España e Italia volverán a sus respectivos hogares. El incremento del paro en esos dos países es el principal motivo que puede hacerles tomar dicha decisión.

Página anterior

Cronología año   2008

4 de febrero: La Unión Europea da un margen de seis meses para que Rumania y Bulgaria luchen contra el crimen y la corrupción. Los dos países entraron en la UE hace un año pero no han conseguido los mínimos de criminalidad que la institución exige.

27 de febrero: Los mineros rumanos luchan para que se invierta en la minería y se reabran las minas que fueron cerradas hace una década para así crear nuevos puestos de trabajo. Para llamar la atención del Gobierno, hicieron una manifestación y llegaron hasta el Parlamento.

21 de marzo: Ford toma el poder de la fábrica de coches en Craiova. La inversión de cerca de 1.000 millones de dólares que ha hecho permitirá a Rumania convertirse en el mayor productor de coches de Europa del Este.

26 de marzo: Rumania reconsidera su posición a favor de los cultivos modificados. El ministro de Medio Ambiente rumano ha dicho que hará que un comité de expertos reconsidere la versión alterada del maíz, el único cultivo que ha sido aprobado para comercializar en la UE.

1 de abril: Rumania acoge el encuentro de líderes de la OTAN. Bush se muestra totalmente dispuesto a apoyar la entrada de Ucrania en la organización.

21 de julio: El ministro de Asuntos Exteriores rumano ha declarado que Rumania se está tomando muy en serio la lucha anticorrupción a pesar de lo que puedan decir otros países.

27 de julio: Las inundaciones en Rumania y Ucrania han matado a 17 personas. Las autoridades dicen que son las peores en el último siglo.

7 de octubre: Miles de manifestantes en Rumania para pedir mejoras salariales. Unos 7.000 trabajadores se han manifestado delante del Parlamento para pedir aumentos de sueldo y mejoras de las condiciones laborales. En Rumania sólo el 15% de trabajadores tiene unas condiciones laborales decentes.

8 de octubre: La Bolsa rumana se derrumba después de perder un 9’3%. Durante todo el día se han dejado de admitir transacciones.

9 de octubre: 100.000 trabajadores rumanos del sector público han abandonado el trabajo durante dos horas como medida reivindicativa. Piden mejoras laborales y una subida de los salarios.

15 de octubre: La Corte Suprema ha condenado a dos dirigentes comunistas a 15 años de prisión. Se les acusa de intentar reprimir la revolución de 1989 que acabó con Nicolae Ceausescu. Stanculescu y Chitac ya fueron sentenciados en 1999 por ordenar que las tropas abrieran fuego contra los manifestantes donde murieron varios de ellos.

15 de octubre: Los profesores piden mejoras salariales. Miles de maestros se concentraron para apoyar una nueva ley que aumentaría sus salarios un 50%. El Gobierno dice que el país no puede asumir estos costes. Para que se pueda llevar a cabo esta ley tiene que ser aprobada primero por el presidente Traian Basescu.

17 de octubre: EL Gobierno rumano ha destituido al jefe de la policía del país por comprarse coches de gama alta con dinero público.

23 de octubre: Rumanía apoya la aspiración de Moldavia de entrar en la Unión Europea. El primer ministro Popescu se reunió con la jefa del Gobierno moldavo a quien le mostró su apoyo. Rumanía es el socio comercial más importante de Moldavia.

24 de octubre: El Gobierno rumano prevé que la emigración a España sufrirá una importante bajada.

28 de octubre: El Banco Central rumano asegura que el país no necesita préstamos del FMI. Asegura también que no tiene problemas de financiación en el contexto de la crisis financiera mundial.


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies