Anuario 2008

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argentina
Bolivia
Bulgaria
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Ecuador
Egipto
Estados Unidos
Francia
Gran Bretaña
India
Irak
Irán
Israel
Japón
Kuwait
Letonia
Líbano
Nepal
Nigeria
Pakistán
Paraguay
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Siria
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Venezuela
Zimbabue
Irak
El Gobierno se afianza en su búsqueda de la normalización del país
Santi Justel Vázquez

milicianos, que hasta hace poco eran el enemigo. Pero los resultados, un notable descenso de la violencia y poner a Al Qaeda contra las cuerdas en muchas provincias del país, han diluido toda duda que pudieran tener los estrategas estadounidenses. Un paso importante hacia la pacificación del país. Y es que ganar aliados locales ha demostrado ser efectivo a la hora de localizar a un enemigo que la gente del lugar conoce bien: ha permitido mantener el control en numerosas zonas.
El presidente, Nuri Al Maliki, no se mostró como un ferviente partidario de estas milicias. Irak se prepara para gobernarse a sí mismo, y el Ejecutivo teme que los “Hijos de Irak” puedan ser un problema para la estabilidad del país en un futuro, cuando las tropas estadounidenses regresen a su país. En su lucha por conseguir normalizar la situación, Al Qaeda y la insurgencia no son el único problema al que tiene que hacer frente el Gobierno iraquí. La falta de consenso interno hace que el país se halle muy dividido, y haya que hacer esfuerzos para conciliar las diferentes voces de chiíes, suníes y kurdos.
En enero, el país modificó la ley que impedía el acceso de los ex miembros del partido de Sadam a la Administración, y un mes más tarde, el Parlamento aprobó una ley de amnistía que daba la libertad a miles de presos sospechosos de colaborar con la insurgencia. En noviembre, para dar su apoyo al plan de retirada del Ejército norteamericano, la minoría suní exigía otras medidas: la celebración de un referéndum para ratificar el calendario y los términos del repliegue estadounidense, garantías de que cesaría la persecución a los antiguos miembros del partido Baaz (que fue liderado por Saddam Hussein, desde su ascenso al poder en 1979) y la abolición del tribunal que condenó a muerte al dictador. Los suníes son ahora los que menos desean, sintiéndose débiles ante la mayoría chií del país, la marcha de los estadounidenses.
En el seno de los chiíes, las grandes divergencias internas son también un foco de inestabilidad para Irak. Uno de los grandes problemas que ha tenido que afrontar el Gobierno de Al Maliki durante 2008 fue el enfrentamiento con los seguidores de Múqtada al Sáder, un elemento más de conflicto que según los análisis internacionales menos esperanzadores parecía abocar a Irak a una guerra civil. El Ejecutivo iraquí intenta disolver las milicias que apoyan al clérigo, que representan el principal grupo armado fuera del control gubernamental, fervientes ...

Página anterior

Cronología año   2008

12 de enero. El Parlamento iraquí modifica la ley que impedía el acceso de ex miembros del partido de Sadam a la Administración del país.


17 de enero. Un informe del FMI califica de esperanzadores los progresos acontecidos en Irak, pese a la violencia y la inestabilidad.


13 de febrero. Se aprueba la ley de amnistía que dejará en libertad a miles de presos sospechosos de haber colaborado con la insurgencia.

25 de marzo. El Ejército iraquí inicia una ofensiva contra la milicia del clérigo chií Múqtada Al Sáder, que amenaza con una sublevación civil. Se recrudecen los enfrentamientos.

30 de marzo. Al Sáder llama a sus seguidores a evitar enfrentamientos con las fuerzas iraquíes; la situación vuelve a una relativa normalidad.

7 de abril. Irak vive la jornada más violenta desde que el clérigo chií Múqtada al Sáder pidiera un alto el fuego a sus hombres. El primer ministro Al Maliki lanza un ultimátum para la disolución de la milicia.

10 de mayo. Al Sáder anuncia una tregua con el Gobierno iraquí, después de semanas de combates.

12 de junio. Bush reconoce que se excedió para justificar la guerra de Irak.

25 de septiembre. El Parlamento aprueba por unanimidad la ley que regulará las elecciones provinciales a celebrar en enero de 2009, y refuerza el sistema político.

17 de noviembre. Irak y EE.UU. pactan un plan de retirada de las tropas estadounidenses del país, después de meses de negociaciones.

27 de noviembre. El plan de retirada del Ejército de EE.UU. es aprobado por el Parlamento iraquí.


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies