Anuario 2008

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argentina
Bolivia
Bulgaria
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Ecuador
Egipto
Estados Unidos
Francia
Gran Bretaña
India
Irak
Irán
Israel
Japón
Kuwait
Letonia
Líbano
Nepal
Nigeria
Pakistán
Paraguay
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Siria
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Venezuela
Zimbabue
Arabia Saudí
Riad incrementa la presión sobre el terrorismo islámico
Santi Justel Vázquez

de una trama más extensa, con base en el extranjero y relacionada con el “número dos” de la organización terrorista, el egipcio Ayman al-Zawahri. La detención de cientos de sospechosos en los dos últimos años pudo haber evitado ataques de gran magnitud. La justicia saudí, en manos de clérigos, tiene trabajo por delante, vigilada por la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch, que critica las pocas garantías en el funcionamiento del estamento judicial.
A nivel interno, la avanzada edad del monarca, Abdullah Ben Abdulaziz Al Saud, de 83 años, provoca que la sucesión al trono siga siendo un delicado y complejo asunto que abordar. No en vano, la familia real está compuesta de alrededor de 3.000 príncipes, entre los que no hay una clara línea sucesoria. En cualquier caso, lo que quede establecido para organizar la sucesión será efectivo a partir de que ocupe el trono el heredero del actual monarca, el ministro de Defensa, Sultan Bin Abdullah Aziz Al Saud, de 82 años.
La sombra de un Irán emergente e influyente y la inestabilidad en Oriente Próximo, son otros motivos de preocupación para el Gobierno. Arabia Saudí es un actor diplomático de referencia en la región, y ese ha sido el papel que la rica y férrea monarquía petrolera, aliada tradicional de EE.UU., ha ejercido a lo largo de los últimos años. La compleja situación de la zona, obliga al reino saudí, a mantener una política exterior activa que promueva el equilibrio en la región, factor imprescindible para su estabilidad interna.
En enero, Riad recibió la visita del presidente estadounidense, George Bush. El viaje pretendía, por parte de Washington, conseguir un acercamiento del Gobierno saudí a la estrategia norteamericana en la zona. Entre otras cosas, EE.UU. buscaba que el reino saudí se comprometiese a adoptar una actitud firme contra Irán, una actitud de contención ante la creciente influencia del país persa en la zona y ante sus aspiraciones nucleares. Pero aunque el temor a Irán es compartido por Arabia Saudí, el Gobierno fue cauto, y, buscando evitar un conflicto con el régimen de Ahmadineyad, descartó la idea de crear un frente junto a otros países árabes para presionar a Teherán.
Además de contención ante Irán, EE.UU. reclamó a Arabia Saudí apoyo para el Gobierno chií de Irak, y lograr con este apoyo el de los demás países árabes. algo que pediría también el presidente iraquí, Nuri Al Maliki. Pese a la demanda, el reino saudí y las monarquías del Golfo ...

Página anterior

Cronología año   2008

14 de enero. El presidente estadounidense, George Bush, viaja a Arabia Saudí con la intención de tratar el proceso de paz entre israelíes y palestinos y la situación con Irán. El presidente norteamericano busca ampliar la cooperación de seguridad.

31 de mayo. La CIA afirma que Al Qaeda está acabada en Irak y Arabia Saudí.

25 de junio. Son detenidas 500 personas acusadas de pertenecer a Al Qaeda.

22 de octubre. Arabia Saudí anuncia el inicio de los juicios a 991 presuntos terroristas vinculados a Al Qaeda.


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies