Anuario 2008

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argentina
Bolivia
Bulgaria
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Ecuador
Egipto
Estados Unidos
Francia
Gran Bretaña
India
Irak
Irán
Israel
Japón
Kuwait
Letonia
Líbano
Nepal
Nigeria
Pakistán
Paraguay
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Siria
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Venezuela
Zimbabue
Sudáfrica
La renuncia de Mbeki crea fisuras en el gubernamental Congreso Nacional Africano
Laura Diéguez

El Congreso Nacional Africano (ANC, en sus siglas en inglés), el partido que lideró el primer dirigente de Sudáfrica elegido bajo sufragio universal, Nelson Mandela (1994-1999), se rompió en noviembre con el nacimiento de un nuevo partido político, el Congreso del Pueblo (COPE, en su acrónimo en inglés). Unas 7.000 personas participaron en la convención nacional del partido en la capital económica sudafricana, Johanesburgo, donde se definió el programa político del partido, orientado al desarrollo social del país y a la lucha contra la pobreza, que afecta al 43% de la población sudafricana. La convención, dirigida por el ex ministro de Defensa Mosiuoa Lekota, sirvió también para acordar la fecha de presentación del partido, prevista para el 16 de diciembre. La nueva formación política se creó pocos meses después de la renuncia forzada del presidente sudafricano, Thabo Mbeki (1999-2008). Desde que perdió el liderazgo del gobernante Congreso Nacional Africano, en 2007, y su rival, Jacob Zuma, lo reemplazó como dirigente máximo, su caída como el segundo presidente democráticamente elegido de la Sudáfrica multiracial sólo fue cuestión de tiempo. El veredicto del juez Chris Nicholson, quien decidió que el presidente y la fiscalía sudafricana se habían involucrado políticamente en un intento de enjuiciar a Jacob Zuma por presuntos delitos de corrupción, aceleró el final de Mbeki como presidente del país.

Destituida la “Doctora Remolacha”


El veredicto del juez Chris Nicholson, quien decidió que el presidente y la fiscalía sudafricana se habían involucrado políticamente en un intento de enjuiciar a Jacob Zuma por presuntos delitos de corrupción, aceleró el final de Mbeki como presidente del país.
Anteriormente, Mbeki había destituido a Zuma, su ‘número dos’ y aparente heredero del partido, por los cargos de corrupción por haber comprado armamento a una empresa francesa en 2005. Esta disputa acabó pasando de los tribunales al terreno político, dividiendo al ANC en dos facciones, ya que Sudáfrica pasó a tener dos centros de poder cuando, en diciembre de 2007, Zuma derrotó a Mbeki en las elecciones por el liderazgo del ANC: el Gobierno elegido de Thabo Mbeki y el liderazgo del ANC, en manos de Zuma. En el momento que el juez Nicholson hizo público su veredicto, eran muchos los que pedían la destitución de Mbeki, desde el sector más radical del ANC hasta los dos miembros de la coalición gobernante, el Partido Comunista y la poderosa Confederación de Sindicatos de Sudáfrica, COSATU. A la exasperación de la izquierda también se añadieron, entre otros, Tokyo Sexwale y Cyril Ramaphosa. Estos dos respetados dirigentes del ANC se pusieron en contra de Mbeki tras sus múltiples intentos fracasados por convertirse en precandidatos del ANC a la presidencia del país. Por lo tanto, fue esa suma de enemigos la que provocó la caída del ex presidente de Sudáfrica, ya que, según destacó el analista sudafricano Steven Frieedman, 'si no llevas al partido contigo, no puedes ganar'.
Dos semanas más tarde después de la destitución de Mbeki, a finales de septiembre, once miembros del Gobierno, controlado por el ANC, tres viceministros y la vicepresidenta, Phumzile Mlambo Ngcuka, renunciaron a sus cargos políticos en apoyo del ex presidente sudafricano. De entre los ministros destaca el de Finanzas, Trevor Manuel, y el de Defensa, Mosiuoa Lekota, actual líder de COPE. Mientras que la división del partido era un hecho, Zuma intentaba convencer y, al mismo tiempo, calmar a la población sudafricana enviando mensajes en los que afirmaba contundentemente que los conflictos políticos se resolverían “pronto”. La elección del vicepresidente del partido gobernante, Kgalema Motlanthe, como sucesor de Mbeki, días después de su destitución, puso fin a días de incertidumbre en la política sudafricana. El tercer presidente negro de Sudáfrica recibió el voto de 269 parlamentarios y su investidura parlamentaria servirá para ...

Cronología año   2008

25 de enero. Las mayores compañías mineras de oro y platino del país se ven obligadas a suspender sus operaciones por el irregular suministro eléctrico.

28 de enero. Sudáfrica decide aplicar la terapia antisida para la prevención de la transmisión madre-hijo.

31 de enero. El gigante americano automovilístico Ford decide invertir 206 millones de dólares en el país.

14 de febrero. El CNA rechaza la petición de la oposición de disolver el Parlamento.

26 de febrero. Activistas de derechos humanos critican duramente la disposición del Gobierno de Sudáfrica de legalizar la caza selectiva para controlar el aumento de la población de elefantes.

5 de marzo. El Estado sudafricano presenta ante el Tribunal Constitucional una demanda contra Zuma y la compañía armamentística francesa Thint por haber intentado encubrir las pruebas del juicio por corrupción, fraude y lavado de dinero contra el líder del CNA.

8 de abril. El partido de la oposición Alianza Democrática pide una reducción de impuestos para gastos relacionados con la seguridad de los ciudadanos y las empresas privadas.

21 de mayo. Unas 13.000 personas se ven obligadas a abandonar sus hogares por una oleada de actos de violencia xenófobos contra inmigrantes.

23 de julio. El grupo español Ferrovial prestará servicios en diez aeropuertos de Sudáfrica.

5 de septiembre. Sudáfrica podría alcanzar los 10 millones de turistas internacionales en 2010, según hizo público el ministro de Turismo y Asuntos Medioambientales del país.

10 de septiembre. Zuma vuelve a compadecer ante el Tribunal Supremo del país africano, donde se decidirá si se retiran o no los cargos de corrupción en su contra.

12 de septiembre. Zuma se salva de los cargos de corrupción.

17 de septiembre.  La oposición de Sudáfrica planea demandar a Zuma en caso de que los fiscales del Estado no le vuelvan a imputar por corrupción.

19 de septiembre. El CNA se reúne para decidir la destitución o la continuidad del presidente Thabo Mbeki, tras ser acusado de intentar presionar a los fiscales por el caso de corrupción del presidente del CNA, Jacob Zuma.

21 de septiembre. El CNA presiona a Mbeki para que abandone su cargo.

22 de septiembre. Sudáfrica elige al sucesor de Mbeki, Kgalema Motlanthe.

23 de septiembre. Once ministros sudafricanos dimiten junto con la vicepresidenta del país, después de la renuncia del presidente Thabo Mbeki.

25 de septiembre. Sudáfrica nombra a su tercer presidente negro, Kgalema Motlanthe.

2 de octubre. El nuevo Gobierno sudafricano pide a Mbeki que siga trabajando para conseguir un gobierno de unidad en Zimbabue.

6 de octubre. Zuma regresa al banquillo de los acusados en el Alto Tribunal de Durban para escuchar la apelación de la fiscalía general del Estado contra una anterior sentencia por corrupción, extorsión y lavado de dinero.

14 de octubre. El CNA suspende la militancia a Mosiuoa Lekota, quien rechazó hace tres semanas el cargo de ministro de Defensa. Además, Lekota comentó días antes que el CNA estaba dividido y que seguramente se iba a formar un nuevo partido político.

4 de noviembre. Los dirigentes del África austral celebran una cumbre en Sudáfrica para intentar sacar a Zimbabue de la crisis política por la que atraviesa para formar un gobierno de unidad.

5 de diciembre. El Gobierno sudafricano convoca al sector privado y a los sindicatos para hacer frente a la crisis.

5 de diciembre. Sudáfrica decide cooperar junto con Argentina en energía nuclear.

16 de diciembre. Presentación del nuevo partido político Congreso del Pueblo (COPE, en su acrónimo en inglés).


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull