Anuario 2008

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argentina
Bolivia
Bulgaria
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Ecuador
Egipto
Estados Unidos
Francia
Gran Bretaña
India
Irak
Irán
Israel
Japón
Kuwait
Letonia
Líbano
Nepal
Nigeria
Pakistán
Paraguay
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Siria
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Venezuela
Zimbabue
Gran Bretaña
Un año marcado por la falta de liderazgo de los laboristas
Elisabet Caralt

El año no empezó nada bien para Brown, que se vio obligado a introducir numerosos cambios dentro del Ejecutivo. Parecía que el primer ministro había conseguido romper la dinámica negativa y dar un nuevo rumbo a las encuestas que pronosticaban una derrota de los laboristas, pero no fue así. Las elecciones municipales evidenciaron, más que nunca, los problemas en el laborismo, dejando al partido del Gobierno en tercera posición detrás de conservadores y liberal-demócratas. 

El año para Brown empezó con un golpe bastante duro para el Gobierno: la dimisión de Peter Hain, el 24 de enero. El ministro de Trabajo y Pensiones se vio implicado en una trama de corrupción. La Comisión Electoral acusó a Hain de no declarar 100.000 libras que destinó a financiar su campaña a la vicepresidencia del Partido Laborista durante el año 2007. Según la ley de los Partidos Políticos, Elecciones y Referéndums de 2000, las donaciones recibidas deben ser declaradas con un margen de 60 días. El problema fue que Hain sólo declaró una parte, 77.000 libras, según el ministro, por problemas administrativos. La policía inglesa confirmó que Hain había recibido una cantidad de dinero a través de un centro de estudios fantasma denominado Progressive Policías Forum, donde parecía ser que no se realizaba ningún tipo de actividad.
Esta investigación sobre las finanzas del Partido Laborista no ha sido la única, el noviembre de 2007 la Fiscalía archivó un caso contra Gordon Brown. El primer ministro se vio implicado en haber recibido donativos de procedencia no del todo clara para hacer frente a la campaña a la presidencia del Partido Laborista.
El Gobierno de Brown realizó los primeros cambios en el Ejecutivo y optó por nombrar a James Purnell como sustituto de Hain. Este relevo tuvo lugar en un momento en el que el Gobierno laborista pasaba por los niveles de popularidad más bajos desde que fue nombrado, y varios miembros criticaban las controvertidas medidas de endurecimiento de las leyes antiterroristas, que consistían en aumentar el tiempo de detención de 28 a 42 días, y la mala gestión de la crisis del banco Northern Rock. La nueva normativa antiterrorista propone utilizar las pruebas de ADN en los juicios contra terroristas, incluir a todos los condenados en un registro y castigar con penas mayores los delitos considerados de terrorismo.
Además de los problemas dentro de su propio Gobierno, Brown tuvo que enfrentarse a varias protestas de sectores sociales. A principios de julio, los funcionarios de todo el país salieron a la calle para protestar contra el aumento salarial propuesto por Brown, fijado en el 2’45%, cuando el índice de precios al consumidor ya estaba en el 3’8%. Estas protestas generaron problemas importantes al país, dejando sin servicio las escuelas y las oficinas estatales. A estas protestas también se les añadieron las de la policía, que reclamaba un aumento salarial.
Unos días ...

Cronología año   2008


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull