Anuario 2008

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argentina
Bolivia
Bulgaria
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Ecuador
Egipto
Estados Unidos
Francia
Gran Bretaña
India
Irak
Irán
Israel
Japón
Kuwait
Letonia
Líbano
Nepal
Nigeria
Pakistán
Paraguay
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Siria
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Venezuela
Zimbabue
Egipto

Revuelta social contra el régimen de Mubarak en una situación de crisis alimentaria


Paula de Senillosa

fábrica de Mahalla desencadenó un efecto dominó por todo el país. En las fábricas textiles del Delta del Nilo empezaron a exigir las mismas concesiones otorgadas a Mahalla. Las huelgas, como si de una plaga se tratase, se expandieron por otros sectores. Los conductores de ferrocarril, por ejemplo, se manifestaron bloqueando las vías de los trenes y colapsaron por un día el sistema ferroviario que comunica El Cairo con Alejandría.

Al mismo tiempo, los trabajadores empezaron a crear agrupaciones independientes de los sindicatos de trabajadores, que están controlados por el Estado desde que, en 1957, el anterior presidente egipcio, Anwar Al Sadat, creara la Federación General de Sindicatos de Trabajadores. Los trabajadores egipcios se volcaron en la lucha por sus derechos de manera autónoma, sin unión a los sindicatos progubernamentales.

La lucha social se llegó a extender hasta los funcionarios. Según el Centro de Estudios Políticos para las Relaciones Internacionales y Desarrollo (CEPRID), por primera vez desde 1919, los cobradores de impuestos se manifestaron en una huelga que mantuvieron tres meses. Durante todo ese tiempo, no recogieron los impuestos y el cobro cayó el 90%. Los funcionarios llegaron a reunir hasta 55.000 personas en una manifestación.

Finalmente, la movilización más importante de los últimos treinta años fue la huelga convocada el 7 y 8 de abril de 2008 a nivel nacional por los movimientos opositores como el Kifaya, que significa “Basta”, y por los sindicatos independientes de las fábricas egipcias y por una red social promovida a través de Facebook, que se adjudica sesenta mil asociados.

Anticipándose a la gran fecha, el Gobierno actuó encarcelando a los miembros de los sindicatos y estableció presencia policial en las principales calles de El Cairo y Alejandría. Asimismo, amenazó a los trabajadores de la administración pública con sanciones, incluyendo el despido. A las universidades se les obligó a poner exámenes esos días. Y a nivel mediático, los periódicos, radios y televisiones oficiales se encargaron de boicotear la protesta difamando y ridiculizando a los organizadores –Los medios de comunicación también están controlados por el régimen de Hosni Mubarak, un ejemplo reciente de ello es la encarcelación, en agosto, de seis editores de diarios que publicaron que el presidente podría estar enfermo--.

Pese a los esfuerzos del Gobierno por bloquear las concentraciones, la huelga fue un éxito. La ...

Página anterior

Cronología año   2008


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies