Anuario 2008

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argentina
Bolivia
Bulgaria
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Ecuador
Egipto
Estados Unidos
Francia
Gran Bretaña
India
Irak
Irán
Israel
Japón
Kuwait
Letonia
Líbano
Nepal
Nigeria
Pakistán
Paraguay
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Siria
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Venezuela
Zimbabue
Siria
Siria vuelve a la escena internacional
Paula de Senillosa

sorprendió a la comunidad internacional con el establecimiento de lazos diplomáticos entre ambos países. Por primera vez iba a ser posible realizar un intercambio de embajadores, lo que significaba que el presidente sirio, Bashar Al-Assad, reconocía la soberanía del país vecino. A principios de diciembre, Líbano enviaba tres diplomáticos a la capital siria.
 

Se inicia el camino de apertura internacional
 
En mayo de 2008, el cambio sirio, en lo que a sus relaciones internacionales se refiere, empezó  a surtir efecto cuando el presidente Sarkozy reanudó los contactos con su homólogo sirio Al-Assad, después de la elección de Suleiman como presidente de Líbano.

La apertura internacional quedó plasmada, en julio, cuando Al-Assad fue invitado a participar en la cumbre de la Unión por el Mediterráneo en París. Era la primera visita del presidente sirio a un país occidental desde hacía siete años. Al asistir a la cumbre, el presidente sirio regresaba al escenario diplomático internacional.

Siria aprovechó para nombrar a su embajador en Francia, un puesto vacío desde hacía dos años debido a las tensiones existentes entre ambos países. Francia había hecho lo propio desde la salida de la última embajadora gala de Damasco, Siba Nasser. Hacía 18 meses que París no había enviado a ningún diplomático para ocupar su cargo.

En septiembre todavía llegaron tiempos mejores. Sarkozy visitaba Damasco con el objetivo de sellar la normalización de las relaciones entre ambos países, así como para negociar acuerdos comerciales.
La visita de Sarkozy es la primera visita de un jefe de Estado occidental desde 2005. Las relaciones franco-sirias empezaron a deteriorarse tras el asesinato, en febrero de 2005, del ex ministro libanés Rafik Hariri, prooccidental y amigo personal del entonces presidente francés, Jacques Chirac. Durante treinta años, Siria tuvo presencia militar en Líbano hasta que sus tropas se vieron obligadas a salir del país, en junio de 2005, después de una serie de manifestaciones que atribuyeran a los servicios secretos sirios la responsabilidad del asesinato de Hariri. Sin embargo, Siria había negado en reiteradas ocasiones cualquier responsabilidad.

A raíz del caso Hariri, se implantaron una serie de sanciones económicas, promovidas por Estados Unidos y Francia, quienes instaron a la ONU a crear un tribunal que juzgara a los sospechosos del caso Hariri.


Estados Unidos endurece las ...

Página anterior

Cronología año   2008


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies