Anuario 2009

Afganistán
Alemania
Argelia
Argentina
Bolivia
Brasil
Cuba
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
India
Italia
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Pakistán
Polonia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Sudán
Túnez
Venezuela
Italia
Los escándalos de la vida privada de Berlusconi centran el debate político
Ana María Moledo

Silvio Berlusconi ha sido desde su llegada al poder uno de los personajes más controvertidos de Italia. Sus declaraciones machistas, fuera de lugar en actos oficiales, así como sus operaciones de estética y otras actividades en el ámbito privado lo habían convertido en un habitual de la prensa italiana e internacional. En 2009 Berlusconi ha vuelto a ser el protagonista, esta vez de forma indiscutible. A lo largo de este año, el primer ministro se ha enfrentado a escándalos de diversa índole, desde fiestas con jóvenes prostitutas de lujo en su residencia de Villa Certosa (Cerdeña), pasando por enfrentamientos con la prensa, o por procesos judiciales que ha intentado esquivar mediante la aprobación de leyes como la Laudo Alfano (ley de inmunidad para los mayores cuatro cargos del Estado). En ocasiones concretas ciertos grupos sociales han manifestado su desaprobación ante la conducta de Berlusconi, pero, por lo general, la opinión pública italiana se mantiene pasiva ante la política populista de su primer ministro.

Una economía deficitaria afectada por la recesión

Silvio Berlusconi ha sido desde su llegada al poder uno de los personajes más controvertidos de Italia. Sus declaraciones machistas, fuera de lugar en actos oficiales, así como sus operaciones de estética y otras actividades en el ámbito privado lo habían convertido en un habitual de la prensa italiana e internacional. En 2009 Berlusconi ha vuelto a ser el protagonista, esta vez de forma indiscutible. A lo largo de este año, el primer ministro se ha enfrentado a escándalos de diversa índole, desde fiestas con jóvenes prostitutas de lujo en su residencia de Villa Certosa (Cerdeña), pasando por enfrentamientos con la prensa, o por procesos judiciales que ha intentado esquivar mediante la aprobación de leyes como la Laudo Alfano (ley de inmunidad para los mayores cuatro cargos del Estado). En ocasiones concretas ciertos grupos sociales han manifestado su desaprobación ante la conducta de Berlusconi, pero, por lo general, la opinión pública italiana se mantiene pasiva ante la política populista de su primer ministro.
Desde su primer mandato (1994-95) ha sido un personaje que ha generado noticias, y no precisamente por sus acertadas acciones en la política. Su enfrentamiento con algunos medios de comunicación comenzó cuando llegó al Gobierno. Entonces, controlaba los tres canales de la televisión pública italiana (RAI) y ya contaba entre sus bienes con Mediaset (empresa de comunicación, propietaria de la mayoría de canales comerciales en Italia). Ya durante su primera etapa en el cargo llevó a cabo acciones en contra de varios periodistas y   contra humoristas críticos con su Gobierno.    El verdadero escándalo estalló a comienzos del mes de mayo. Verónica Lario, la mujer de Berlusconi, manifestaba su intención de separarse y de pedir el divorcio al político italiano después de que el diario La Repubblica publicase en sus páginas el 28 de abril que el primer ministro había acudido a celebrar el 18 cumpleaños de una joven llamada Noemi Letizia en Casoria, Nápoles.
La propia Verónica Lario declaraba entonces en La Repubblica: 'No puedo estar con un hombre que frecuenta a menores de edad'. Tales declaraciones en boca de la que había sido su mujer levantaban la sospecha de que el político italiano podría haber incurrido en un delito si se probase su relación con la menor. Las declaraciones de Lario no sólo se referían a la vida privada de Berlusconi, sino que también salpicaban al partido de su marido, Popolo della Libertà (PdL). La ...

Cronología año   2009


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull