Anuario 2009

Afganistán
Alemania
Argelia
Argentina
Bolivia
Brasil
Cuba
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
India
Italia
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Pakistán
Polonia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Sudán
Túnez
Venezuela
Brasil
Lula consigue reafirmar la proyección internacional de Brasil con la organización de los Juegos Olímpicos de 2016
Meritxell Turó

El 2 de octubre de 2009, el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que Brasil será el país que acogerá los Juegos Olímpicos del 5 al 21 de agosto de 2016. Su adjudicación era previsible: Río de Janeiro será la primera ciudad suramericana y la segunda latinoamericana en acoger unos Juegos Olímpicos, después de que México Distrito Federal lo hiciera el año 1968. Además, Brasil es el único país entre las 10 economías más fuertes del mundo, según el Fondo Monetario Internacional, que no ha sido sede de los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos. Dos años antes de que lo sea, en el 2014, se celebrará en Río el Mundial de Fútbol. Estas dos citas deportivas son un reclamo para las inversiones económicas y el turismo, y una herramienta para que Brasil consiga protagonismo en el mapa político y económico internacional. Los JJ.OO. son el ejemplo del ascenso de Brasil en los últimos años, y conseguirlos le ha valido al presidente Luiz Inácio Lula da Silva el reconocimiento mundial. Lula terminará en 2010 su segundo y último mandato, ya que la Constitución no permite un tercer consecutivo, y después de ocho años de presidencia, sus logros han hecho que, en diciembre de 2009, los diarios El País y Le Monde le eligieran 'el personaje del año', Newsweek le concediera el título de “líder transformador” y el Financial Times le incluyera en la lista de las 50 personas más influyentes del mundo, en la posición número 11.

Para estar lista en el 2016, la ciudad de Río de Janeiro invertirá unos 2.820 millones de dólares en la construcción y reformas de instalaciones deportivas, transporte, comunicaciones y seguridad. De esta cifra, el 31% lo aporta el COI, el 45% capital privado –a través de concesiones, marketing y venta de entradas– y el 24% los tres niveles gubernamentales, federal, estatal y municipal. Las diferentes pruebas de los Juegos se realizarán en cuatro regiones de la ciudad carioca: Barra da Tijuca, Copacabana, Deodoro y Maracaná, donde se encuentra el estadio de fútbol en el que se celebrarán también varios partidos del Mundial de Fútbol de 2014. Brasil siempre ha sido para el resto del mundo el país de la samba, de los carnavales, de grandes deportistas y de maravillosas playas, entre muchos otros tópicos. Pero también se conoce Brasil por la gran cantidad de pobreza y por la delincuencia que albergan las favelas, temas que han explorado películas como Ciudad de Dios, Radio Favela o Tropa de élite.  
Las favelas son grandes barriadas de chabolas, en las afueras de grandes ciudades como Sao Paulo, Brasilia y Río de Janeiro. La organización no gubernamental (ONG) Viva Río calcula que en Río de Janeiro hay unas 1.200 favelas, en las que viven 1,5 millones de los 6 millones de habitantes de la ciudad. La favela más poblada y más grande de Suramérica está en Río y es la de Rocinha, de 100.820 habitantes. El crecimiento de las favelas ha sido continuo en los últimos 20 años, convirtiéndose en ciudades independientes sin presencia del Estado: ni redes de alcantarillado ni electricidad ni colegios ni hospitales ni comisarías. La actividad económica principal es el mercado de la droga (especialmente cocaína), lo que provoca violentas disputas y tiroteos entre los cárteles principales y ha generado grupos paramilitares que se dedican a eliminar narcotraficantes. Estas milicias extorsionan a los vecinos a cambio de seguridad, y están formadas por ex agentes y actuales miembros de varios cuerpos de seguridad (bomberos, policía militar, etcétera). En 2008, un informe reveló que incluso varios concejales de la ciudad de Río estaban implicados en los grupos paramilitares.    
El estadio de Maracaná está muy cerca de una favela, la Dos Macacos, donde se produjeron varios enfrentamientos entre narcotraficantes y policías, en octubre de 2009, que terminaron con 41 personas muertas. A raíz de esto, varios países cuestionaron la seguridad de la ciudad ...

Cronología año   2009


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull