Anuario 2010

Argentina
Brasil
China
Colombia
Corea del Norte
Corea del Sur
Georgia
Japón
Rusia
Ucrania
Venezuela
Ucrania
El triunfo electoral de Yanukóvich entierra la “revolución naranja”
Héctor Martín

2010 será recordado en Ucrania como el año del hundimiento definitivo de la Revolución Naranja y el del triunfo de Víktor Yanukóvich, el líder prorruso de un país complejo. Pese a las nuevas acusaciones de fraude electoral masivo, las elecciones presidenciales ucranianas han supuesto un vuelco considerable en el rumbo que había tomado el país en los últimos años. Aunque en lo básico los programas de Yanukóvich y su rival, Yulia Timoshenko, perseguían la estabilidad del país, los ciudadanos se han decantado finalmente por el viraje hacia la hermana Rusia, lo que significa que Ucrania cierra por ahora la puerta a la Unión Europea en aspectos tales como una futura entrada en la misma o incluso en el euro.

Yanukóvich, o “el orden y la estabilidad”

Timoshenko, de candidata a encausada


Dos vueltas electorales muy reñidas


El actual presidente ucraniano, Viktor Yanukóvich, es un político que ha aprendido de los errores del pasado y que demuestra un grado de experiencia mayor que el que tenía en su anterior etapa como primer ministro. No defraudó a Moscú: una de sus primeras iniciativas fue la firma de un acuerdo con Rusia para prolongar durante 25 años la permanencia de la base rusa de Sebastopol. De esta forma, hasta 2042 se garantizaba la continuidad de la base naval con la posibilidad de una prórroga por otros 5 años. A cambio, la generosidad de Moscú se tradujo en un descuento del 30% en la compra de gas natural ruso. Además, en junio de 2010 el Parlamento ucraniano -controlado por Yanukóvich- votó a favor del abandono definitivo de cualquier aspiración para entrar en la OTAN, meta que sus rivales políticos tenían entre ceja y ceja desde hace años. Putin también ha acordado con el nuevo Gobierno la colaboración en materia aeronáutica, naval y nuclear. Pero este viraje hacia Rusia ya había comenzado antes de que Yanukovich tomara posesión del cargo. Pocos meses antes de las presidenciales de este 2010, Yulia Timoshenko ya había dado un giro hacia Moscú bastante significativo. Su antiguo aliado, el presidente Victor Yuschenko, líder de la Revolución Naranja en 2004, la acusó incluso de “traidora”.

Cambio constitucional
Lo que más deseaba Yanukóvich desde que llegó al poder era eliminar el “Acuerdo Constitucional” del año 2005, que hacía de Ucrania una cosa extraña, a medio camino entre república parlamentaria y presidencial. No es que se haya ejecutado un gran cambio constitucional. No se ha votado el cambio en referendo ni se ha disuelto la cámara legislativa. Después de todo, lo único que se ha hecho han sido unas reformas que nos devuelven a la situación anterior a 2005. Ahora el poder en el país volverá a concentrarse en la figura del presidente, tal y como fue durante el gobierno de Leonid Kuchma (1994-2005). También hay cambios en las normas de funcionamiento de las Administraciones Públicas locales. Esto le permite a Yanukóvich relevar de su cargo a uno de los opositores más duros a su gobierno, el alcalde de Kíev, Leonid Chernovétski. Posiblemente las reformas no hallen contestación alguna entre los partidos que se oponen a Yanukóvich, pero tampoco entre la mayoría de la población. Asimismo, todo esto ha venido acompañado por una reforma general del Gobierno. En Rusia vieron esta medida como un calco de lo que hizo Putin con su propio ejecutivo en 2004. ...

Cronología año   2010


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull