Anuario 2010

Argentina
Brasil
China
Colombia
Corea del Norte
Corea del Sur
Georgia
Japón
Rusia
Ucrania
Venezuela
China
China afianza su posición en medio de la crisis mundial
Isabel Sánchez

En un momento en que muchos de los países occidentales se han visto fuertemente golpeados por la crisis financiera, China está sabiendo aprovechar todas las oportunidades de inversión que se le presentan. De hecho, el Estado y las grandes empresas chinas están comprando por un buen precio un considerable número de compañías occidentales y adquiriendo una parte importante de la deuda pública de distintos países. El dinamismo comercial chino es la clave del crecimiento de su economía, una economía que es la tabla de salvación de muchos países con graves dificultades económicas.

La principal baza de la economía china son las exportaciones. En marzo de 2010, la Organización Mundial de Comercio (OMC) anunció que en 2009 China había logrado superar a Alemania como primer exportador mundial, al acaparar un 9,6% de las exportaciones de todo el planeta. Durante ese año, las ventas de la República Popular al exterior alcanzaron el valor de 1,2 billones de dólares. En 2008, el país asiático ya había logrado superar a Estados Unidos y situarse en la segunda posición de la lista. Sin embargo, la competencia entre Alemania y China no se da en igualdad de condiciones, puesto que en el país europeo se respetan los derechos laborales y las conquistas sociales, mientras que en China los trabajadores son explotados y no tienen la posibilidad de organizarse en sindicatos ni tienen derecho a protagonizar una huelga, lo que constituye una auténtico “dumping social”. Además, el valor del yuan, que el Gobierno de Pekín mantiene artificialmente débil, favoreció también el aumento de las exportaciones.
Precisamente, en la última cumbre del G-20, celebrada en noviembre en Seúl, Estados Unidos, la Unión Europea y Japón acusaron a China de mantener el yuan artificialmente bajo y la instaron a revaluar su moneda. La reticencia por parte de China a la hora de cumplir con las exigencias de los países occidentales está generando una gran tensión en las relaciones económicas del planeta que podría acabar derivando en una “guerra de divisas”. China sólo está dispuesta a revaluar el yuan de una forma lenta y gradual que responda a las necesidades de su economía. El espectacular crecimiento económico chino de los últimos años ha hecho posible que la moneda del país no sólo tenga connotaciones financieras, sino también políticas y estratégicas, y China es consciente de ello.
Muchos analistas pensaron que el desarrollo económico chino traería como consecuencia lógica la apertura política. Los partidarios de esa apertura quisieron ver en la organización de los Juegos Olímpicos de 2008 y en la Exposición Universal de Shanghái, inaugurada en mayo de 2010, un gesto de modernización del país por parte del régimen comunista. Sin embargo, el cambio de rumbo que esperaban nunca llegó. Es más, la Quinta Sesión Plenaria del XVII Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), celebrada en octubre, no hizo sino confirmar la tendencia conservadora en cuanto a materia política se refiere: en la reunión, donde se concretó el plan quinquenal de desarrollo para el ...

Cronología año   2010

1 de mayo: Inauguración de la Exposición Universal de Shanghái.

29 de junio: Firma del Acuerdo Marco de Cooperación Económica (AMCE) entre China y Taiwán.

27 de agosto: El líder norcoreano, Kim Jong-il, visita China para entrevistarse con el presidente, Hu Jintao. El objetivo de la visita es presentarle a su hijo menor, Kim Jong-un, como su sucesor e incrementar la cooperación comercial y militar con Pekín.

7 de septiembre: Un pesquero chino choca contra dos barcos guardacostas japoneses en aguas de las islas Diayou / Senkaku. Japón detiene al capitán del pesquero.

19 de septiembre: China responde a la prolongación de la detención del capitán del pesquero suspendiendo los contactos de alto nivel con Japón y anulando repentinamente la visita de un millar de jóvenes nipones a la Expo de Shanghái.

8 de octubre: El disidente Liu Xiabo, uno de los principales defensores chinos de los derechos humanos, es galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2010.

18 de octubre: La Quinta Sesión Plenaria del XVII Comité Central del Partido Comunista de China finaliza con la aprobación del nuevo plan quinquenal y la promoción del actual vicepresidente, Xi Jinping, a número dos de la cúpula militar. El ascenso de Xi es un paso más para formalizar su posición como sucesor del actual presidente, Hu Jintao, que abandonará el cargo en 2013.

31 de octubre: Clausura de la Exposición Universal de Shanghái 2010.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull