Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Burundi
La firma del acuerdo de paz no logra poner fin a la guerra civil en Burundi
Amaia Torrealday

Entre los mandatarios internacionales que se desplazaron a Arusha, además de Bill Clinton, se encontraban los presidentes de Tanzania, Uganda y Ruanda.

Pero, las negociaciones de paz no llegaron a su fin, ya que los ataques de los grupos disidentes hutus se intensificaron a comienzos de septiembre.

Por esta razón, las negociaciones se trasladaron de Arusha a Nairobi, Kenya, con la intención de encontrar una última solución al conflicto. Dicho encuentro se celebró el 11 de septiembre y entre las expectativas principaleas se encontraba la discusión de la aplicación del alto el fuego. Los líderes reunidos en Nairobi, dieron un ultimatum de 30 días a los grupos FNL y CNND-FDD, aunque las luchas no cesaron.

En noviembre, Nelson Mandela dió más tiempo a los rebeldes para que reconsideraran la propuesta de alto el fuego, manteniendo conversaciones con los líderes de ambos grupos en Sudáfrica.

El 28 de noviembre, volvió a celebrarse un nuevo encuentro en Arusha, con la intención de cerrar las cuestiones pendientes para acabar con la guerra civil. En este último encuentro se introdujo el llamamiento hecho por Nelson Mandela de poner en práctica el Implementation and Monitoring Committee (IMC), el cual estaría representado por los partidos firmantes del acuerdo de Arusha, la ONU, la OUA e iniciativas regionales, cuya función consistiría en supervisar, controlar y coordinar el acuerdo de Arusha. Pero el año concluyó en Burundi con nuevos ataques de los rebeldes, convirtiendo el acuerdo de paz de Arusha en un ciclo sin fin de negociaciones y debatiendose el país entre la guerra y la paz.

Página anterior

Cronología año   2000

19 de agosto. Las fuerzas gubernamentales militares llevan a cabo una matanza en la capital, Bujumbura, con un saldo de 35 víctimas mortales.

23 de agosto. Mueren 3 personas y al menos 20 resultan heridas al explotar una granada en un mercado de Bujmbura.

28 de agosto. Se firma en Arusha, Tanzania, el acuerdo de paz mediado por Nelson Mandela; acuerdo en cuyas negociaciones no participan las dos facciones de rebeldes hutus que más ataques causan.

11 de septiembre. Las negociaciones de paz se trasladan a Nairobi, Kenya, donde se intenta dar salida a los problemas no resueltos en el acuerdo de Arusha.

12 de septiembre. El Ejército y los grupos rebeldes se acusan unos a otros de lanzar ofensivas.

28 de noviembre. Vuelve a celebrarse un nuevo encuentro en Arusha en un último intento de poner fin a la guerra.

29 de diciembre. 20 pasajeros de un autobús son masacrados por los rebeldes hutus.


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies