Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Congo
Se eterniza la denominada “Primera Guerra Mundial Africana”
Amaia Torrealday

No resulta difícil afirmar que el conflicto de la República Democrática del Congo (RDC) hace honor al nombre de “Primera Guerra Mundial Africana”, en la cual estan implicados media docena de países africanos y también potencias occidentales como EEUU y Francia. En este conflicto, han perdido la vida desde 1998, más 1,7 millones de personas.

El factor étnico en los conflictos de los Grandes Lagos

En julio y agosto de 1999, se firmó en la capital de Zambia, Lushaka, un acuerdo de alto el fuego impulsado por la ONU, pero ninguna de las facciones enfrentadas ha demostrado, ni siquiera un año y medio después de la firma, ninguna intención de poner fin a las hostilidades. Durante todo el año 2000, todas las facciones violaron continuamente el acuerdo de paz, reduciendo de esta manera el despliegue previsto en febrero por la ONU de 5.000 cascos azules, a menos de 1.000.
Los orígenes del conflicto
El detonante de la actual situación de guerra de la RDC, la cual divide el país en dos, fue el genocidio de Ruanda de 1994. Tras la masacre cometida por milicias extremistas hutus, más de un millón de personas pertenecientes a esta etnia huyeron de las represalias del gobierno tutsi a la región oriental de la, por aquel entonces, llamada Zaire.
En 1996, se desató la violencia en dicha región. Las milicias hutus ruandesas, como los Interahamwe o los mayi-mayi, presentes en los campos de refugiados hutus, se unieron al Ejército del Congo contra los banyamulenges, tutsis de origen ruandés asentados durante generaciones en esta región. La rebelión bayamulenge fue apoyada por los gobiernos de Uganda, Ruanda y Burundi, estos dos últimos también tutsis. Como consecuencia, miles de refugiados hutus tuvieron que retornar a Ruanda.
El líder de la rebelión bayamulenge fue Laurent Kabila, antiguo revolucionario, quien contó con el apoyo de Ruanda, Burundi, Uganda y Angola para obligar a abandonar el poder a Mobutu Sese Seko tras 32 años de dictadura. A comienzos de 1997, tras la toma de la capital, Kinshasa, Kabila cambió el nombre de Zaire por el de República Democrática del Congo y se autoproclamó presidente, tomando bajo su única responsabilidad todo el poder militar, legislativo y administrativo.
En 1998, la decisión de Kabila de expulsar del país a los bayamulenge, la comunidad que más le había ayudado a destronar a Mobutu, provocó el comienzo de una nueva guerra. Los bayamulenge se levantaron. Llegados a este punto, la situación dio un vuelco: Kabila contó con el apoyo de Angola, Zimbabue, Namibia y las milicias hutus; mientras que los rebeldes se aliaban con Ruanda, Burundi y Uganda, que anteriormente habían apoyado a Kabila en el derrocamiento de Mobutu. Entre estos opositores, las facciones rebeldes más importantes eran el Movimiento de Liberación del Congo (MCL) y la Reagrupación Congoleña para la Democracia (RCD).
Los ...

Cronología año   2000

9 de enero. 250 soldados congoleños mueren en una ofensiva al norte del país a manos de los rebeldes del Movimiento de Liberación del Congo (MLC).

24 de enero. Madeleine Albrirght se reúne en Nueva York con los presidentes de la República Democrática del Congo (RDC) y Ruanda, un día antes de que comience el debate del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la paz del Congo.

4 de febrero. La ONU expresa su “profunda preocupación” por las masacres en las zonas de la RDC controladas por los rebeldes.

30 de abril. Comienza en Argel el encuentro sobre el conflicto de la RDC en el que se reúnen los jefes de Estado de seis países africanos, entre ellos, la RDC, Sudáfrica y Nigeria. Estos dos últimos, ponen sus tropas a disposición de la Misión de Observación de la ONU (MONUC) en la RDC.

3 de junio. Los presidentes de Ruanda y la RDC se reúnen en Kenya, para discutir sobre el conflicto del Congo en el que ambos países se enfrentan.

5 de junio. Ruanda y Uganda se enfrentan por el control de la ciudad de Kisangani, tercera ciudad más importante de la RDC. En estos enfrentamientos mueren más de 400 personas.

8 de junio. Los presidentes de Uganda y Ruanda aceptan el alto el fuego propuesto por el secretario general de la ONU, Kofi Annan.

11 de junio. Los observadores de la ONU se despliegan entre las tropas ugandesas y ruandesas en Kisangani.

13 de junio. El presidente ruandés, Paul Kagame, anuncia la retirada de sus tropas de Kinsangani, después de seis días de combates con Uganda.

15 de junio. El presidente ugandés, Yoweri Museveni, anuncia la retirada de su Ejército de Kinsagani.

16 de junio. El Consejo de Seguridad de la ONU, pide la retirada “sin demora” de las tropas ruandesas y ugandesas de la RDC, resolución considerada insuficiente por el Gobierno de Kinshasa, ya que considera que la retirada debería establecerse en una fecha límite.

29 de junio. La milicia Interahamwe continúa con sus ataques contra civiles en el este del país, a pesar de la promesa hecha en junio por Kabila a Ruanda de que se ocuparía de dichas milicias.

1 de julio. Se reúnen en Uganda los presidentes de Ruanda y la propia Uganda, con la intención de mejorar las relaciones de ambos países después de la crisis de Kinsangani.

13 de julio. Diversas organizaciones humanitarias abandonan sus actividades al este de la RDC, después de los ataques perpetrados contra los cooperantes.

25 de agosto. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, retrasa el envío de cascos azules a la RDC, ya que se encuentra a la espera de leer el informe de seguridad del enviado especial de la ONU en la RDC.

6 de septiembre. Unas 300 personas mueren a manos del Ejército ruandés en el sudeste de la RDC.

13 de octubre. La ONU prolonga la Misión de las Naciones Unidas en la RDC (MONUC) por dos meses, hasta el día 15 de diciembre, ofreciendo a los beligerantes prácticamente una última oportunidad de paz.

27 de diciembre. Cerca de 50 rebeldes de la milicia Interahawe, opuesta al régimen ruandés, se rinden a las autoridades de este país.

29 de diciembre. La ONU insta a Ruanda y Uganda a que abandonen sus ofensivas militares el este de la RDC y a que retiren sus fuerzas de este país.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull