Anuario 1999

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Birmania
Brasil
Bulgaria
Burundi
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
Ecuador
Egipto
El Salvador
España
Estonia
Filipinas
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
Honduras
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Irlanda
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Kuwait
Líbano
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
Portugal
República Checa
Rumania
Sáhara Occidental
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Túnez
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Nigeria
Nigeria empieza un viaje hacia la democracia con serias fracturas internas
Xesco Reverter

los fulanis. La victoria fue para Obasanjo que, a pesar de ser acusado de manipular el resultado electoral, tomó las riendas del país el mes de mayo. El dia 7 de este mes, con la presencia de Carlos de Inglaterra y Nelson Mandela en la ceremonia de toma de poder, el nuevo presidente apostaba decididamente por la democracia anunciaba una reforma profunda de país.

Una de las primeros decisiones del general fue el de suspender todos los contratos con las petroleras occidentales firmados por sus antecesores, con el fin de sacar más provecho para todo el país de la extracción de crudo. La situación en relación con el petróleo había llegado a tales extremos de paroxismo la pasada primavera, que en las calles de Lagos difícilmente se encontraba carburante, pese a que Nigeria es uno de los mayores productores africanos de oro negro.

A mediados del mes de febrero, un grupo de ibos protagonizaron un hecho relevante, no por su importancia sino por su significación. Cuando se dio a conocer que Sani Abacha, el dictador que había dirigido el país de 1993 a 1996, había amasado una fortuna en sus tres años de mandato de cerca de un billón de pesetas (5.000 millones de dólares) los jóvenes estallaron y se lanzaron al pillaje y a la violencia durante un par de días, hasta que el Ejército pudo retenerlos. Las cuotas de corrupción en la Administración nigeriana merecen el lugar número 13 en el ránking mundial de países corruptos, lo que ha provocado un profundo odio de la población civil hacia las clases dirigentes. Consecuencia de ello han sido las numerosas revueltas sociales que se han sucedido en Nigeria durante todo el año. A veces dirigidas contra gobernantes, a veces contra compañías petroleras.

El caso del dictador Sani Abacha merece un comentario distintivo. General de hierro y adicto a la marihuana y al sexo, Abacha consiguió imponerse en el poder en 1993 graciasa un golpe de estado que protagonizó después de que el histórico Moshood Abiola ganase unas elecciones presidenciales. Desde ese instante, el dictador tendría tres años para forjar una carrera digna de ser comparada con casos como los de otros dictadores africanos al estilo de Bokassa de la República Centroafricana, Papá Macías de Guinea Equatorial, o Mobutu Sese Seko del Zaire. En tres años, Abacha amasó la misma fortuna que el mismísimo Mobutu tardó 30 años en conseguir. La cantidad de dinero que se ingresó en las cuentas de Abacha en Suiza y que en teoría tenían que asegurar la ...

Página anterior


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies