Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Nigeria
Los conflictos étnicos dificultan la frágil situación democrática de Nigeria
Amaia Torrealday

Desde que Olasegun Obasanjo asumiera el poder, en mayo de 1999, como el primer presidente nigeriano elegido democráticamente en 15 años, comenzaron a reavivarse en Nigeria conflictos étnicos ancestrales. Nigeria es el país más poblado de África, con alrededor de 110 millones de habitantes. Es también el más diverso, con unos 250 grupos étnicos y dividido en dos partes entre cristianos y musulmanes.

El norte del país, es musulmán, donde predomina una de las principales etnias, los hausa, tradicionalmente vinculados al Ejército y al poder. En el este se da la mayor parte de la importante producción petrolífera del país, donde la mayoría son ibos y en el oeste, también cristiano, predominan los yorubas. Estas diferenciaciones, y sobre todo, los enfrentamientos étnicos entre estos grupos, dificultan sobremanera la mentalidad de una nación única nigeriana y una democracia estable.

Los enfrentamientos se desencadenan cuando los diferentes grupos exigen su autonomía y una mayor participación en la riqueza petrolífera. Los enfrentamientos étnicos vividos desde mediados de 1999, dejaban a comienzos del 2000, un saldo de más de 1.000 muertos.

Las relaciones entre el norte musulmán y el sur critiano, alcanzaron un alto grado de tensión cuando un grupo de estados del norte anunció su intención de extender la ley islámica o la también llamada Sharia. Desde enero, el uso de la ley islámica se regía en el estado norteño de Zamfara, a pesar de la severa oposición de la comunidad cristiana que vive en Nigeria y del Gobierno nigeriano.

Antes limitada solo a lo familiar, la ley Sharia se extendía ahora a lo penal, prohibiendo el alcohol y castigando con la amputación de miembros o similares a los culpables de cualquier tipo de delito. En el mes de mayo, esta ley penaba con la crucifixión a tres acusados de robar en dicho estado nigeriano. La población cristiana de Nigeria argumentaba que la imposición de la ley Sharia, violaba la Constitución de Nigeria de 1999, y también era considerada inconstitucional por el presidente Obasanjo, aunque este último siempre se mantuvo cauteloso en cuanto a oponerse a dicha ley.

Los enfrentamientos más sangrientos entre grupos étnicos se han dado a lo largo del año en Lagos, la capital administrativa de Nigeria, y Kaduna, ciudad del norte. A comienzos de año dichos enfrentamientos fueron más intensos, causando entre febrero y mayo más de 500 muertes, aunque durante los últimos meses del 2000 aún seguían produciendose ataques entre los diferentes grupos tribales. Uno de los principales responsables de la violencia fue el Congreso Popular de Odua (CPO), un grupo cada vez más poderoso, decidido a defender los derechos de la tribu yoruba. La policía culpaba al CPO de una serie de enfrentamientos con los hausa. Por otra parte, el Congreso Popular Arewa (CPA), prometía proteger los intereses de ...

Cronología año   2000

27 de enero. La ley islámica comienza a regir en el estado de Zamfara, al norte de Nigeria.

22 de febrero. El Ejército nigeriano interviene en los disturbios religiosos entre cristianos de la etnia yoruba y musulmanes de la etnia hausa en Kaduna, al norte del país.

24 de febrero. Al menos 300 personas mueren en los tres días de enfrentamientos religiosos en Kaduna.

14 de mayo. La ley islámica pena con la crucifixió n a tres acusados de robar en el estado de Zamfara.

25 de mayo. Unas 200 personas mueren en los enfrentamientos étnicos y religiosos de Kaduna.

19 de junio. Gobernantes de 17 países en desarrollo, entre ellos Nigeria, se reúnen en El Cairo, Egipto, con el objetivo de aumentar el comercio y apuntalar las débiles economías de sus países.

3 de julio. La OPEP, de la que es miembro Nigeria, considera la posibilidad de aumentar la cuota global de la producción de petróleo, si los precios del crudo siguen altos.

11 de julio. Mueren 250 personas en una explosión de un oleoducto al sur de Nigeria.

26 de agosto. El presidente estadounidense Bill Clinton, llega a Nigeria en su segunda gira africana, donde mantendrá conversaciones con el presidente nigeriano Olasegun Obasanjo durante dos días.

27 de agosto. Clinton elogia a Nigeria y respalda la transición democrática del país. Durante esta visita, está previsto que Clinton anuncie una ayuda de apoyo a la transición demorática nigeriana de 4,3 millones de dólares.

7 de septiembre. El presidente de Nigeria, Olasegun Obasanjo, y el cantante Bono de U2 entregan a la ONU una petición de 21 millones de firmas para que los países ricos condonen las deudas las deudas de las naciones pobres.

27 de sptiembre. Se inaugura en Caracas, Venezuela, la cumbre de la OPEP, en la que los países productores de petróleo se ofrecen a dialogar con los países consumidores industrializados, sobre los precios y la producción del petróleo.

16 de octubre. Las peleas entre las dos tribus rivales de los yoruba y los hausa se saldan con 40 muertos en Lagos, capital administrativa de Nigeria.

17 de octubre. Los distubios tribales continúan en Lagos.

12 de noviembre. Las conversaciones entre la OPEP y los países consumidores de petróleo sobre la producción y los precios del petróleo se reanudan en Viena, Austria, donde no se consigue llegar a ningún acuerdo.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull