Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Libia
Se acaban diez años de embargo para Libia y Gaddafi recupera la confianza
Berta Mongé

En mayo de 1999, Muammar Gaddafi dio su consentimiento para la extradición de los dos ex agentes libios (Lamín Fahima y Abdel Basset el Maghrani, acusados del atentado de Lockerbie, ocurrido hace 11 años) para ser juzgados por un tribunal escocés. El juicio, puede implicar importantes consecuencias en la política exterior de Libia.

Gadaffi tras Lockerbie

Durante siete años Gadaffi se negó a extraditar a los sospechosos para que fuesen juzgados en Estados Unidos o en Gran Bretaña, reforzando la imagen de Libia como un Estado que apoyaba el terrorismo. Gaddafi contribuyó en gran medida a cimentar esta percepción. Cobijó varios años al terrorista Abu Nidal y prestó ayuda al IRA, suministrándole grandes cantidades de armas en las últimas etapas del conflicto de Irlanda del Norte. En abril de 1999, la ONU suspendió su embargo sobre Libia desde 1992 (valorado en 24 millones de dólares), a lo que siguió un acuerdo a partir del qual los sospechosos ( serían juzgados en los Países Bajos.

Durante diez años Londres y Washington presionaron por la extradición de los sospechosos (amenazando con extender el embargo al sector petrolero), pero el tribunal de la Haya reconoció el derecho de ambos libios a ser juzgados ante un tribunal escocés. La suspensión de dicho embargo ha supuesto la opción de relanzar la economía del país. Actualmente, numerosos países y empresas internacionales se precipitan para retomar sus negocios, atendiendo a las demandas de inversión extranjera por parte del Gobierno.

El pasado enero el coronel Gaddafi lanzó ante el Congreso General del Pueblo una acusación contra los miembros de su Gobierno por malgastar deliberadamente los recursos del Estado, en especial del petróleo, acto seguido disolvió los órganos políticos de la Jamahiriya, dotándolos desde entonces de consejos municipales, autorizados a gestionar los recursos del Estado.

En el terreno económico, el gobierno ha calculado que las inversiones que necesita el país entre el año 2000 y el 2005 son de 30.000 millones de dólares. En el terreno internacional, Libia aspira a normalizar sus relaciones diplomáticas y a abandonar la imagen opaca de un sistema con tensiones políticas y sociales. Y en el mercado energético internacional no ha perdido su lugar, habiendo sabido jugar diversas cartas como la calidad de su crudo y su proximidad al mercado europeo, además de privilegiar a los grupos ENI (italiano), Repsol (español) y OMV (austríaco). Por otro lado, los islamistas, que entre 1995 y 1998 representaron una esecial amenaza para la estabilidad del régimen, parecen estar bastante debilitados en el año 2000 debido a una dura política represiva.

Cronología año   2000

14 de enero: 15 personas mueren al estrellarse un avión con trabajadores de petróleo frente a la costa libia. El aparato británico estaba alquilado a una compañía charter suiza. El avión había despegado de de la ciudad libia de Trípoli y se dirigía a la ciudad portuaria de Marsa el Briga, el mayor centro de productos petroquímicpos del país.

9 de enero: el Gobierno inglés secuestra piezas del misil Scud proviniente de Taiwan. La acción tiene lugar en el aeropuerto de Gatwiock, antes que las piexzas del misil volaran hacia Libia.

2 de febrero: Los dos acusados del atentado de Lockerbie se declaran inocentes ante el Scottish Hogh Court en Edimbuergo.

2 de marzo: El Congreso general Popular, que hace las funciones del Parlamento en Libia, anuncia la disolución de la mayoría de los ministerios y la transferencia de sus competencias a provincias.

28 de abril: El juez del caso Lockerbie rechaza retrasar el inicio del juicio.

3 de mayo: Empieza en Holanda el juicio de Lockerbie.

4 de mayo: La defensa del caso Lockerbie acusa a terroristas palestinos del atentado. la fiscalía, por su parte, trata de implicar a Gaddafi.

12 de mayo: La acusación pide tiempo para entrevistar a más testigos del caso. El juicio se para.

29 de mayo: Según el diario británico The Sunday Times, Gaddafi dio el equivalente a 2.000 millones de pesetas al IRA para su campaña militar.

22 de junio: La mafia rusa negoció contratois de armamento con Libia desde Marbella.

21 de agosto: La justicia francesa abre vía para procesar a Gaddafi.

31 de agosto: La mediación de Gaddafi consigue la liberación de seis rehenes secuestrados por la guerrilla filipina de Abu Sayyaf.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull