Anuario 1999
Perú
"Fujimori viola la Constitución para poder presentarse"
Clàudia Maluenda

Alberto Fujimori, presidente de Perú desde 1990, ha transgredido la Constitución y ha decidido presentarse a las elecciones presidenciales del 9 de abril de 2000, para aspirar a un tercer mandato. Así lo anunció el 27 de diciembre de 1999, en medio de las críticas de políticos y ciudadanos. La oposición peruana hizo un llamamiento a la movilización nacional en protesta por este anuncio.
Diez grupos políticos suscribieron un pronunciamiento para señalar que la decisión del actual presidente peruano está "al margen y en contra de la prohibición constitucional, es una provocación irresponsable para el país y constituye un nuevo golpe de Estado destinado a consolidar la autocracia hoy imperante".

Se han unido a las críticas contra Fujimori amplios sectores de la sociedad. Al día siguiente del esperado anuncio de Fujimori, se produjeron las primeras manifestaciones de protesta en las calles de Lima. Un grupo de estudiantes, militantes del partido de la oposición, el APRA, y ciudadanos que llegaron hasta el palacio del Gobierno, bloquearon avenidas, quemaron neumáticos y se enfrentaron a la policía.

La movilización de los ciudadanos contra Fujimori tiene otro antecedente este año: la huelga general convocada por la Confederación General de Trabajadores de Perú, el 24 de abril de 1999, que tuvo una gran resonancia social y contó con el apoyo de ocho partidos y movimientos políticos, de izquierdas y de derechas, y de numerosos sindicatos profesionales y de estudiantes.

Por otra parte, la Junta de Decanos de los Colegios de Abogados de Perú señaló que la segunda reelección de Fujimori supone la "fisura total de la legalidad del país y es una candidatura que viola el texto constitucional y la ética política. Con esta decisión se acaba de configurar el fraude electoral dentro de un proceso que ya está viciado por instituciones sometidas, la presión por parte del Servicio de Inteligencia Nacional, las restricciones a la libertad de prensa y el uso ilegal de los recursos de Estado".

La reacción de Fujimori a estas críticas fue reafirmar la necesidad que tenía el país de aceptar su candidatura para mantener la estabilidad: "Las fuerzas y movimientos políticos que han surgido representan una clase de improvisación y neopopulismo que podría poner en peligro lo que hemos adelantado hasta hoy. Esta es la razón fundamental por la cual he decidido inscribir mi candidatura a la presidencia de la República para el periodo

2000-2005 y encabezar la opción democrática".

El 31 de diciembre de 1999, el Jurado Nacional Electoral (controlado, según la oposición, por el oficialismo) aceptó la candidatura de Fujimori, pese a la existencia de 18 designaciones en contra de la reelección. Ahora, los ciudadanos exigen a la oposición política la consolidación de acuerdos para presentar una candidatura unida que, según los analistas, seria la única opción viable por impedir una tercera victoria del oficialismo en las urnas.

Según las últimas encuestas, Fujimori es el favorito en la intención de voto, con más de un 30%, y sus principales adversarios son: el actual alcalde de Lima, Alberto Andrade, con un 20%; y el ex director de la Seguridad Social, Luis Castañeda Lossio, con más de un 15%. Pese a esto, las mismas encuestas indican que Fujimori dejaría de ocupar el primer lugar en la intención de voto si la oposición presentara una candidatura única, posibilidad que los partidos políticos están analizando.

Con toda la maquinaria del Estado en sus manos, Fujimori ya ha puesto en marcha una intensa campaña electoral basada en resaltar el éxito de su política antiterrorista y la firma de un tratado de paz con Ecuador y Chile (sus vecinos y enemigos históricos). Sin embargo, lo tendrá difícil para conseguir que la población olvide la crisis económica a la que se enfrenta diariamente y la larga lista de escándalos de corrupción, torturas y abusos de poder que salpican desde altos miembros de las Fuerzas Armadas hasta los principales funcionarios de su régimen.

Al descontento de los peruanos por el autoritarismo de su presidente se une el empeoramiento de los índices económicos del país. El índice de crecimiento del PIB (Producto Interior Bruto) es bajo y no ha superado el 2%, y aunque el déficit público sigue siendo inferior al 1% del PIB y la inflación no ha superado el 7,3%, a los malos resultados económicos hay que sumarle las graves consecuencias del fenómeno climático del Niño (1998).

Esta situación ha sido muy perjudicial porque se ha reducido la producción del sector de la pesca a la mitad, en un país que es la segunda potencia pesquera del mundo (detrás de China) y el primer productor mundial de harina de pescado, producto utilizado por la industria agroalimentaria para la fabricación de alimentos para el ganado.

La crisis financiera y económica de Rusia y de los países asiáticos también ha afectado a Perú porque ha provocado un descenso del precio del cobre y de otros metales en los mercados internacionales. Las exportaciones de estas materias primas representan dos quintas partes de sus ingresos en divisas.

(Texto traducido del catalán por Juan Salvador Martínez)


La trayectoria de Fujimori en el poder (1990-2000)

Alberto Fujimori ganó las elecciones del año 1990 frente el candidato Mario Vargas Llosa, que tenía el apoyo internacional. Perú se encontraba en una situación crítica porque el anterior presidente, Alan Garcia, había endeudado las arcas del Estado. García decidió no pagar los intereses de la deuda externa con la consecuencia de que se excluyera a Perú de los circuitos económicos internacionales. Por otro lado, Sendero Luminoso y los narcotraficantes aumentaron su actividad que, a la vez, fue más radical. El 5 de abril de 1992, Fujimori dio un autogolpe de Estado, contando con el apoyo del Ejército, y disolvió el Congreso. Las causas que lo propiciaron fueron diversas: el APRA (Alianza Popular Revolucionaria Americana), que era el partido de la oposición, vetaba (con el apoyo de los partidos de derecha) todas las leyes propuestas y dificultaba cualquier propuesta o avance; la economía caía en picado y existía una situación de escalada terrorista. Fujimori dijo apoyarse en el Derecho Romano, que contempla que en una circunstancia de caos el Senado puede escoger a un dictador por el periodo de seis meses. Alberto Fujimori instauró un programa económico liberal, amparado por el Fondo Monetario Internacional, y creó nuevos impuestos. Los resultados fueron favorables para Perú: la inflación pasó de aumentar un 2% al día, a un 2% al mes; Abimael Guzmán (líder de la organización maoísta Sendero Luminoso) fue capturado y muchos terroristas se acogieron a la ley de arrepentimiento de Fujimori. En política exterior mejoraron las relaciones con Chile y Ecuador, así como con el Ejército, y los destacamentos militares de las fronteras fueron retirados. El año 1993 presentó una nueva Constitución que daba mucho más margen al presidente y el 31 de octubre del mismo año, en un referéndum, el 53% votó a favor de la Constitución, lo que suponía una especie de veredicto favorable a su gestión. Entre las reformas que introdujo Fujimori constaba la posibilidad de la reelección del presidente. Este cambio le permitió presentarse a las elecciones de 1995, que también ganó. Ya en 1996, el Congreso (de mayoría fujimorista) aprobó la Ley de Interpretación Auténtica de la Constitución, que violaba el texto constitucional, redactado por la misma dictadura, y permitía la segunda reelección de Fujimori. En 1998, el Foro Democrático de Perú recogió un millón y medio de firmas para solicitar un referéndum que decidiera si el presidente podía acceder a un tercer mandato y la respuesta del Congreso no se hizo esperar: el 27 de agosto de 1998 manifestó su oposición a realizar el plebiscito.


Cronologia año  1999
28 de abril. Huelga general por oponerse a la intención de Fujimori de presentarse a las elecciones del 9 de abril de 2000.

27 de diciembre. Fujimori anuncia su intención de presentarse como candidato a la presidencia de Perú por tercera vez.

28 y 29 de diciembre. Manifestaciones contra Fujimori.

31 de diciembre. El Jurado Nacional Electoral admite la candidatura de Fujimori.


 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies