Anuario 1998
India
"La derecha nacionalista entra en el poder pero el Partido del Congreso se revitaliza"
Meritxell Roca

El Bharatija Janata Party (derecha nacionalista hindú), vencedor en las elecciones celebradas en el mes de febrero y liderado por Atal Bihari Vajpayée, intenta cambiar el rumbo de la India. Con la derecha en el poder, el Gobierno ensalza el sentimiento nacionalista de la población (visible en la zona de Cachemira) y adopta una política que favorece a las clases medias y perjudica a las minorías. De esta manera, los ciudadanos de las castas más bajas no reciben ningún tipo de ayuda (médica, educativa o económica) mientras que los presupuestos contemplan inversiones en materia militar, por ejemplo.
El BJP gobierna en coalición con varios partidos minoritarios, pero que son muy importantes considerando que la India es un país extenso estructurado en castas (legales porque los dogmas del hinduismo establecen una sociedad dividida en estratos). Cuarenta partidos han obtenido por lo menos un escaño, mientras que no hay ninguno que haya conseguido más de un tercio del total (273).

La victoria del BJP constituye un importante cambio en la política hindú. Se han revocado, por ejemplo, las leyes que protegían los matrimonios entre hindúes y musulmanes, así como el divorcio. Además, el Partido del Congreso ha sido desplazado como formación dominante por primera vez desde 1947. Con respecto a la política económica, el programa electoral del BJP no hacía ninguna mención, aunque el proceso de la reforma es irreversible. Por el momento no hay signos de continuidad, al menos por lo que hace referencia a la reducción del déficit fiscal, la mejora de los mercados financieros y la creación de un mercado flexible. Lo que sí que se ha potenciado es el Ejército ante la presión que ejercen China y Pakistán por el control del sudeste asiático.



Ensayos nucleares

En el mes de mayo, el Gobierno del BJP autorizó cuatro ensayos nucleares subterráneos en el desierto del Thar (Rajasthan), los primeros desde el año 1994. Estas pruebas son la continuación de una política basada en la seguridad nacional iniciada en los primeros años de independencia. Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad emplean la tecnología nuclear como signo de poder; y la India no quiere abandonar esta técnica de coacción. Lo que busca es un escenario ecuánime donde todos los países estén en iguales condiciones. Además hay que tener en cuenta el contexto geográfico en el que está inmersa, con Pakistán a un lado, y China (miembro del Consejo de Seguridad) al otro. Ambas, potencias nucleares, una no declarada y la otra sí. El BJP ha querido demostrar con estos ensayos las capacidades técnicas y científicas del país en materia nuclear, que ya se sabían.

Ante estos tests nucleares, la comunidad internacional ha presionado para que se adscribieran ambos países al tratado de no proliferación nuclear (TNP), pero el resultado ha sido negativo. Este tratado reconoce los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU como potencias nucleares y establece que los países firmantes, entre ellos España, no adquirirán más armamento. Así, países como por ejemplo la India, Pakistán, Israel o Kazajstán, que no han firmado este tratado, oficialmente no son potencias nucleares, pero en la práctica son depositarios de este tipo de armamento. La India ha pedido en varias ocasiones limitar la posesión de armamento nuclear, pero sin discriminaciones.

Las sanciones impuestas por Estados Unidos finalmente se han rebajado y tanto la India como Pakistán se han comprometido a reunirse, en febrero de 1999, para hablar sobre una posible adhesión al grupo de países integrantes del tratado de no proliferación (TNP).

Las críticas por parte del Partido del Congreso (PC), del que es presidenta y punto de referencia Sonia Gandhi desde el mes de marzo, fueron constantes y sus parlamentos, al aire libre, multitudinarios (en gran parte porque la nueva presidenta tiene el prestigio de la dinastía Gandhi-Nehru).



Un nuevo impulso para el PC

Si bien en las elecciones celebradas durante el mes de febrero su formación no resultó vencedora, las diversas campañas antimilitares y en pro de las castas inferiores y de la paz hicieron que, en los comicios regionales de noviembre, el PC resultara vencedor en la mayoría de demarcaciones, entre las que están Delhi, Rajasthan y Madhya Pradesh. Desde la muerte, en 1991, de su marido y entonces presidente, Rajiv Gandhi, sus apariciones en público han sido escasas; Sonia ha vivido ocho años como “viuda de la nación”. La pérdida de hegemonía del PC ha hecho necesario que un nuevo guía recupere las masas de votantes desencantados, y Sonia encaja perfectamente en este papel.

El camino de Sonia Gandhi no ha sido fácil, en primer lugar porque necesitaba una imagen más “hindú” (es italiana) en concordancia con su apellido. El modelo a seguir ha sido el de su suegra Indira Gandhi. Así pues sus apariciones en público tienen como referencia vídeos en los que aparecía Indira, y los saris (vestido tradicional indio) de algodón blanco que lleva también son muy parecidos a los que llevaba la madre de Rajiv. Los asesores de los que se ha rodeado, Suman Dubey, Pranab Mukherjee y Arjun Singh, son los mismos que los de sus antecesores.

Es evidente que Sonia Gandhi no es una réplica exacta de la mítica Indira Gandhi, pero merced a estos cambios y al prestigio familiar ha revitalizado al PC y se ha convertido en una amenaza para la frágil coalición gobernante del BJP.

(Texto traducido del catalán por Juan Salvador Martínez)


Primer paso hacia una solución en Cachemira

Aun cuando no se ha declarado la guerra abierta por el dominio de Cachemira (zona fronteriza entre la India y Pakistán), los enfrentamientos son constantes (más de 20.000 muertos desde 1989). Este año, sin embargo, será recordado porque, por primera vez en 35 años de conflicto, los dos gobiernos implicados se han sentado a negociar. El encuentro, en octubre, no se tradujo en ningún acuerdo, pero ambas partes pactaron una nueva cita para febrero de 1999 en Nueva Delhi. Las negociaciones sobre Cachemira (2/3 dominados por la India, a pesar de que la mayoría de la población es musulmana) son de difícil solución porque el enfoque de los gobiernos es diferente. Ambas partes reclaman el control total de la zona y alegan motivos religiosos en el caso de Pakistán, y hacen referencia al documento de anexión firmado el 1947 por el maharajá de Cachemira en el caso de la India. China controla la zona del Karakorum y cuenta mucho en las negociaciones, sobre todo por la lucha con la India por ser la primera potencia del sudeste asiático. Las opciones de Islamabad y Nueva Delhi para resolver el conflicto son diversas: los primeros solicitan el control incondicional de la zona, los segundos quieren crear un gobierno autonómico. Ahora bien, el fin de los enfrentamientos parece lejano y la población responde con oleadas migratorias.


Cronologia año  1998
30 de enero. Se organizan actos de celebración del 50º aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi.

14 de febrero. Bomba en Coimbatore (en el sur, cerca de Bangalore) mientras se celebraba un mitin del BJP y antes de la llegada de su presidente, Lal Krishna Advani. 56 muertos y 200 heridos.

16 de febrero. Inicio de las elecciones legislativas, que se alargarán hasta el día 28 de febrero.

5 de marzo. El candidato del BJP, Atal Bihari Vajpayee, forma coalición con 16 partidos y reúne un total de 249 escaños de 543. El Partido del Congreso y sus aliados consiguen 166. El Frente Unido obtiene 93 escaños y varios grupos independientes, 22. El presidente del Partido del Congreso, Sitaram Kesri, dimite y llama a Sonia Gandhi para ocupar la vacante.

15 de marzo. Investido primer ministro Narayan Atal Bihari Vajpayee, pero la coalición es inestable y la mayoría que ha obtenido es muy ajustada.

24 de abril. Decenas de ciudadanos hindúes, habitantes de Cachemira, emigran tras el asesinato de 20 conciudadanos el pasado día 18.

3 de mayo. El ministro de Defensa afirma que la India se ve amenazada y que si la evaluación estratégica lo confirma se tendrá que adquirir material nuclear.

11 de mayo. El Gobierno del BJP autoriza tres ensayos nucleares subterráneos. Pakistán afirma que tomará medidas.

13 de mayo. Se producen dos nuevos ensayos nucleares en el desierto de Rajasthan, próximo a la frontera con Pakistán. Según el Gobierno hindú, estas pruebas cierran el ciclo de tests programados para mejorar los datos de los experimentos. A partir de ahora se procederá a hacer simulaciones vía ordenador.

3 de junio. El Gobierno anuncia un aumento del 14% en los presupuestos de defensa para el próximo año fiscal.

22 de junio. Estados Unidos pide a Rusia que pare la construcción de reactores nucleares en la India.

1 de octubre. El Gobierno anuncia que firmará el tratado de no proliferación nuclear (TNP) en un año si no hay sanciones por los ensayos del mes de mayo.

16 de octubre. Reunión de los gobiernos hindú y pakistaní para solucionar los litigios de la zona de Cachemira. Pakistán propone la mediación internacional para convocar un referéndum de autodeterminación.

18 de octubre. Fin de las conversaciones de paz sin llegar a ningún acuerdo. Los gobiernos pactan un nuevo encuentro para febrero de 1999.

29 de octubre. El ejército hindú frustra un intento de Pakistán para conquistar un punto estratégico del glaciar Siachen, en Cachemira.


 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull