Anuario 1998
Corea del Norte
"Corea del Norte, un país comunista totalitarista con dinastía hereditaria"
Anna Basanta

Los dos años de inundaciones y la sequía del verano de 1997 han agravado los problemas económicos y sociales de Corea del Norte. La población civil vive en un estado de hambruna y penuria económica. La producción agrícola padece graves problemas estructurales y la actividad industrial se encuentra prácticamente paralizada. El Gobierno, sin embargo, continúa invirtiendo en gastos militares.
La ayuda médica y humanitaria es esencial para la subsistencia de la población norcoreana. Por esto, el Programa Mundial de Alimentos (PAM), apadrinado por la ONU y la FAO, envió 658 toneladas de comida a principios de año, la cantidad más alta de su historia. EE.UU., Japón, China y Corea del Sur son los países que más colaboran enviando alimentos, grano y fertilizantes. Según los especialistas, en Corea del Norte han fallecido más de tres millones de personas desde 1995 a causa del hambre.

El fracaso del colectivismo agrario y la deforestación han contribuido a la introducción de un primitivo mercado libre. Ahora los campesinos empiezan a comercializar sus excedentes y las compañías privadas y las cooperativas pueden tener su tierra y su maquinaria.



La dinastía Kim

El 5 de septiembre, el secretario general del Partido de los Trabajadores, Kim Jong-il, de 56 años, fue escogido como presidente de la Comisión de Defensa Nacional (CDN), que sirve para dirigir todas las fuerzas política, militar y económica del país. Este cargo, que para los efectos es el equivalente a una jefatura de Estado y que comparte con el de secretario general del partido, era el único que le quedaba para tener todas las funciones de su padre, Kim II-Sung, también nominado “Gran Líder” y “Presidente Eterno”, muerto en 1994. Corea del Norte, una dictadura estalinista aislada del resto del mundo, es el primer y único país comunista que establece una dinastía hereditaria. La importancia del líder en Corea del Norte es tan grande, que el año 0 de su calendario coincide con el nacimiento de Kim II Sung. Así, 1998, es el año 87 para los norcoreanos.



Militarismo

Las relaciones con Japón empeoraron cuando, el 31 de agosto, Tokio acusó a Pyongyang de lanzar un misil balístico dirigido al mar del Japón. Como represalia, Japón suspendió su colaboración en la financiación del consorcio internacional KEDO (Organización para el Desarrollo Energético de la Península de Corea), canceló la ayuda humanitaria, paralizó las conversaciones diplomáticas y suspendió los vuelos comerciales con Corea del Norte. El disparo también fue interpretado como una advertencia y una medida de presión contra Estados Unidos, que había retrasado las entregas de petróleo dentro del mismo programa. Según este acuerdo, EE.UU. se comprometía a facilitar dos reactores nucleares de agua ligera (no válidos para la producción de plutonio y, por lo tanto, sin implicaciones militares) a cambio de que Corea del Norte se comprometiera a desmantelar su programa nuclear.

Cinco días después del incidente, las autoridades norcoreanas aseguraron que no se trataba de un misil, sino de un satélite. El 21 de septiembre Japón anunció que descongelaba su participación en KEDO, contabilizada en 1.000 millones de dólares.

Las desavenencias con Japón ya hicieron, en junio, que el Gobierno norcoreano cancelara

las visitas de mujeres nacidas en Japón a su país de origen. Con esta decisión, Pyongyang suspendió el acuerdo de noviembre de 1997, según el cual, 1.800 mujeres japonesas casadas en Corea del Norte podían viajar a Japón.



“Apertura exterior”

Corea del Norte dio leves muestras de intenciones aperturistas en 1998. En octubre, el presidente de la CDN, Kim Jong-il, se entrevistó con el fundador y presidente honorario de la compañía surcoreana Hyundai. Además, y desde noviembre, los turistas surcoreanos pueden visitar los Montes de los Diamantes, un macizo montañoso venerado en la costa este. Por otro lado, el jefe de Estado norcoreano se ha mostrado favorable ante la posibilidad de construir un oleoducto entre las dos Coreas.

A pesar de que estos hechos pueden resultar escasamente significativos, sí que son un avance en las relaciones exteriores de Corea del Norte, un país que necesita una cierta apertura para recibir ayuda externa y combatir la grave crisis económica que atraviesa.

(Texto traducido del catalán por Juan Salvador Martínez)



Cronologia año  1998
6 de enero. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU da 658.000 toneladas de ayuda alimenticia.

5 de febrero. Estados Unidos anuncia que proporcionará 200.000 toneladas de comida entre abril de 1998 y marzo de 1999.

15 de mayo. Las relaciones con EE.UU. empeoran cuando un grupo de oficiales norcoreanos no acuden a la ceremonia de repatriación de dos soldados norteamericanos muertos en la Guerra de Corea.

16 de junio. El Gobierno norcoreano declara que continuará fabricando, probando y exportando misiles balísticos.

31 de agosto. Tokio acusa a Pyongyang de lanzar un misil balístico al mar del Japón.

1 de septiembre. Japón cancela la ayuda humanitaria y paraliza las conversaciones diplomáticas con Corea del Norte.

4 de septiembre. Corea del Norte dice que el disparo del 31 de agosto era un satélite, no un misil.

5 de septiembre. Kim Jong-iI es escogido jefe de Estado, el único cargo que le quedaba para tener todos los que tenía su padre.

9 de septiembre. 50º aniversario de la creación de Corea del Norte. Kim Jong-il hace un llamamiento a la reunificación de las dos Coreas.

21 de septiembre. Japón descongela su participación en el programa nuclear norcoreano.


 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull