Anuario 1998
Japón
"La recesión económica pone fin al milagro japonés después de 40 años"
Anna Basanta

Desde finales del año 1997, Japón ha entrado en un círculo vicioso de quiebra de empresas (sobre todo pequeñas y medianas), restricción de créditos y crecimiento del paro. La crisis financiera asiática, originada en junio del año pasado, ha contagiado también a la economía japonesa, que se encuentra en una fuerte recesión, la más larga desde la Segunda Guerra Mundial.
Durante el año 1998, el gobernante PLD (Partido Liberal Demócrata), de carácter conservador, ha realizado tres planes de reactivación económica para disminuir el impacto de la crisis. El primero (marzo) destinó unos 14,4 billones de pesetas a infraestructuras y redujo en 5 billones los ingresos estatales por impuestos. El segundo (octubre) incluía 1,35 billones de aumento en el gasto público y 72 billones para el saneamiento de la banca. El tercero (noviembre) consistía en ayudas públicas por el valor de 20 billones de pesetas y una bajada de los impuestos, según la cual, el Gobierno dejaba de recaudar 7,08 billones.

La débil demanda del consumidor ha contribuido a la pérdida de puestos de trabajo en el sector de la construcción y de la manufactura. La tasa de paro llegó al nivel más alto de los últimos 45 años, en febrero, cuando se situó en el 3,6%. Este porcentaje aumentó en los meses siguientes hasta llegar al 4,3%, unos 2,8 millones de personas.

En abril, el Gobierno optó por un paquete para estimular la economía conocido como desregularización o “Big bang”. La reforma, que pretende eliminar 624 normativas en 15 sectores industriales entre 1998-2000, está controlada por un comité de once personas que estudian la reorganización de la economía nipona en función de un proceso de privatizaciones. Con esta medida, el Banco Central de Japón (BOJ) pierde autonomía.

En junio, el Gobierno aprobó la creación de los bancos puentes: si un banco privado se declara en suspensión, cae temporalmente (unos tres años) bajo el control de un banco estatal y bajo una nueva dirección. El Banco de Crédito a Largo Plazo (LTCB) fue el primero en ponerse bajo control estatal y, posteriormente, le siguieron otras entidades como, por ejemplo, el Banco Industrial de Japón (BIJ) y el Nippon Credit Bank.

Entre las medidas principales para recapitalizar el sistema bancario está la constitución de un comité monetario independiente del Ministerio de Finanzas, que valora la solvencia de las entidades financieras. Este comité decide si las entidades con problemas tienen que ser liquidadas, controladas por el Estado mediante un banco puente, o vendidas a otros bancos nacionales o extranjeros.



Dimisiones y suicidios

La crisis financiera se debe, en parte, a la interrelación de las entidades políticas y económicas, a menudo traducida en clientelismo y nepotismo. Los escándalos de corrupción se han sucedido en el Ministerio de Finanzas y, el 27 de enero, el ministro Hiroshi Mitsuzuka tuvo que dimitir. El 27 de abril, 112 miembros del mismo ministerio eran sospechosos de aceptar sobornos de bancos, corredores y compañías de seguros, a cambio de información confidencial. Durante 1998, tres empleados sospechosos de corrupción se han suicidado y también han sido salpicados altos cargos de los bancos

BOJ, el BIJ y el LTCB.

La disolución, en diciembre de 1997, del principal partido de la oposición, Shin-shinto (Partido de la Nueva Frontera, neoconservador), ha motivado la reorganización de los grupos políticos de la oposición. El más importante es una agrupación de seis partidos que recibe el nombre de Minyuren, liderado por Naoto Kan.



Pacto bilateral con Rusia

En el contexto internacional, los japoneses, aliados militares de EE.UU., han formalizado las relaciones de paz con Rusia. El 13 de noviembre, Japón y Rusia firmaron la “Declaración de Moscú”, según la cual se comprometen a solucionar el problema de las cuatro islas Kuriles, un territorio de 5.000 km2 invadido por los rusos en 1945 y reclamado por los japoneses. Una vez resueltas las diferencias, firmarán un tratado de paz formal antes del año 2000 para entrar en el próximo siglo como aliados; sin embargo, ninguna de las dos partes ha explicado cómo pretenden solventar la cuestión de las islas.

Jiang Zemín realizó, entre el 25 y el 29 de noviembre, la primera visita de un presidente chino a Japón. A pesar de que el tema principal fue el de hacer frente a la crisis económica asiática, revivieron desavenencias del pasado. Pekín quería una disculpa escrita por las atrocidades del ejército japonés contra la población china entre 1931 y 1945, igual que hizo meses antes con Corea del Sur, pero Tokio consideraba suficiente la disculpa oral de 1995 dirigida a todos los países asiáticos. Zemín tampoco consiguió el compromiso escrito de Japón de no favorecer la independencia de Taiwán. Tokio no mantiene relaciones diplomáticas con la isla, pero sí un fuerte intercambio comercial.

En la reunión cumbre de la APEC (Asociación de Cooperación Económica por Asia y el Pacífico, formada por 21 países) Japón se comprometió a actuar como motor de la recuperación regional. El primer ministro japonés, Obuchi Keizo, destacó que para afrontar la crisis financiera, Japón está dispuesto a aportar 30.000 millones de dólares, unos 4,2 billones de pesetas, para un paquete de rescate destinado a sus vecinos en dificultades. China anunció que proporcionará una ayuda de 5.500 millones de dólares, unos 780.000 millones de pesetas, en un intento de asentar su liderazgo en la región.

(Texto traducido del catalán por Juan Salvador Martínez)


Cargar con los errores históricos

El presidente surcoreano, Kim Dae-jung, se entrevistó en Londres con el entonces primer ministro japonés, Ryutaro Hashimoto, para mejorar los contactos bilaterales en el siglo XXI. Hubo puntos de desacuerdo como, por ejemplo, las compensaciones de las 152 “mujeres confort” surcoreanas que se vieron obligadas a prostituirse en la “Guerra del Pacífico” por el ejército japonés (en total forzaron unas 200.000 mujeres en los territorios asiáticos ocupados). Un tribunal japonés aprobó un mes más tarde que el Gobierno nipón pagara 300.000 yenes a tres “mujeres confort” (mujeres que tuvieron que dar servicios sexuales a los soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial) surcoreanas. El 15 de abril, Japón y Holanda firmaron en La Haya la donación de 1,8 millones de dólares en concepto de ayuda médica para las “mujeres confort” holandesas.


Cronologia año  1998
13 de enero. Visita del primer ministro británico, Toni Blair, a Japón.

27 de enero. Dimisión del ministro de Finanzas, Hiroshi Mitsuzuka. Dos días después es sustituido por Hikaru Matsunaga.

12 de marzo. Dimisión del gobernador de Banco de Japón (BOJ), Yasuo Matsushita. El 20 de marzo es sustituido por Masaru Hayami.

2-4 de abril. Segunda reunión cumbre Europa-Asia (ASEM) en Londres.

18-19 de abril. Visita de presidente ruso, Boris Yeltsin.

24 de abril. Matsunaga anuncia formalmente el plan, conocido como “Big bang”, para desregular la economía.

25 de mayo. Primera visita, desde 1971, del emperador japonés, Akihito, a Gran Bretaña.

12 de junio. Los tres principales partidos de la oposición presentan una moción de censura contra el primer ministro, Ryutaro Hashimoto, en el Parlamento.

22 de junio. Creación de la Agencia de Supervisión Financiera para parar la corrupción.

2 de julio. El Gobierno aprueba la creación de los “bancos puente”: si un banco privado se declara en quiebra, caerá temporalmente bajo el control del Estado.

13 de julio. Dimisión de Ryutaro Hashimoto como primer ministro. El 30 de julio es sustituido por Keizo Obuchi.

13-14 de julio. Visita del primer ministro ruso, Sergei Kiriyenko.

28 de septiembre. Anuncio de fusión de los bancos Tokai y Asahi, que dará lugar al segundo banco más importante de Japón.

2 de octubre. La Cámara baja del Parlamento japonés, el Congreso, aprueba la constitución de un comité independiente del Ministerio de Finanzas que valore la solvencia de las entidades financieras y el uso de un fondo público de 49 billones de pesetas para rescatar los bancos.

16 de octubre. El Senado aprueba la inyección de 72 billones de pesetas para sanear los bancos en crisis.

30 de octubre. El Gobierno crea un nuevo organismo ministerial para recapitalizar los bancos y nacionaliza el LTCB (Banco de Crédito a Largo Plazo).

13 de noviembre. Rusia y Japón firman la “Declaración de Moscú”: se comprometen a resolver el problema de las islas Kuriles (invadidas por el Ejército Rojo en 1945 y reivindicadas por los japoneses) y a firmar un tratado de paz formal antes del año 2000.

17-18 de noviembre. Reunión cumbre de la APEC (Asociación de Cooperación Económica por Asia y el Pacífico) en Kuala Lumpur (Malasia).

25-29 de noviembre. Visita del presidente chino, Jiang Zemín. Es la primera visita oficial de un jefe de Estado chino desde que se proclamó la República Popular China en 1949.


 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull