Anuario 1998
Taiwán
"Taiwan China reanudan el diálogo después de tres años de estancamiento"
Anna Basanta

A pesar de las desavenencias entre Taiwán y China, durante el año 1998, la Fundación para los Intercambios en el Estrecho de Taiwán (SEF) y la Asociación china de acuerdos con Taiwán (ARATS) han conseguido descongelar el diálogo bilateral. La SEF y la ARATS son dos agencias intermediarias autorizadas por las autoridades respectivas de Taiwán y China continental hace más de una década para manejar los intercambios entre los dos lados del Estrecho de Taiwán a falta de los lazos formales entre ambos lados.
Las relaciones habían sido difíciles en los últimos tres años a causa de la visita, en junio de 1995, del presidente taiwanés, Lee teng-hui, a Estados Unidos y por la denominada “crisis de los mísiles”, una serie de maniobras militares chinas que se efectuaron, en marzo de 1996, cerca de la isla.

Los presidentes de la SEF y de ARATS, Koo Chen-fu (también miembro del Comité Central del Kuomintang, el partido tradicionalmente gobernante en Taiwán) y Wang Daohan, respectivamente, se encontraron en Pekín en octubre de 1998. No se habían visto desde la primera ronda de conversaciones en Singapur, en el año 1993. En el encuentro de este año, también participaron el primer ministro chino, Zhu Rongji, y el viceprimer ministro, Qian Qichen.

Koo acusó a China de intentar aislar internacionalmente a Taiwán, de coaccionar a los demás países e instarles a romper los lazos diplomáticos establecidos con la isla. El presidente de la SEF pidió al gigante asiático que aceptara su separación, desde 1949, como “un hecho histórico”. Por su parte, Qian defendió la visión de la isla como “una provincia rebelde” que se tiene que someter a la autoridad china por la vía pacífica o militar, y se mantuvo firme en su política de los “tres noes”: no a la independencia de Taiwán, no a la política de las dos Chinas y no a la participación de Taiwán en organizaciones interncionales compuestas por Estados soberanos.



Crisis controlada

Taiwán se ha enfrentado relativamente bien a la crisis financiera asiática. La devaluación del dólar taiwanés ha sido menos trágica que en países como Tailandia, Japón o Corea del Sur. Taipei ha controlado la caída de su moneda merced a las reservas de divisas extranjeras, de más de 80.000 millones de dólares. La baja tasa del paro y las exportaciones hacia Occidente se han mantenido, pero se han contagiado de la crisis de los precios de la electrónica y la siderurgia coreanas. Taiwán ha tenido que bajar los precios para hacerlos más competitivos.

El 5 de diciembre el Kuomintang (KMT) volvió a ganar las elecciones a la alcaldía de Taipei, aunque padece un retroceso general debido a la corrupción interna del partido, que ya ha hecho dimitir a algunos ministros. El mayor rival del KMT, el Partido Demócrata Progresista (DPP), logra cada vez más votos entre las nuevas generaciones, que son favorables a la política de total independencia con respecto a China que predica el partido, aunque en este caso perdió la capital a favor del KMT. Una derrota, la del DPP, que fue bien recibida en Pekín, ya que este hecho representaba un ligero retroceso del movimiento independentista.



Cierre de embajadas

Durante 1998, la República Centroafricana, Guinea-Bissau y Madagascar han roto las relaciones diplomáticas con Taiwán, como ya había hecho Sudáfrica en 1997, puesto que China no admite acuerdos con Taipei y Pekín a la vez. Sin embargo, Macedonia se convirtió en su 28.º aliado. La situación de Taiwán fue uno de los temas principales en la visita del presidente de los EE.UU., Bill Clinton, a China entre el 23 de junio y el 3 de julio. Clinton no reconoció la independencia de la isla, donde hay establecidas tropas norteamericanas, pero los encuentros posteriores entre dirigentes norteamericanos y taiwaneses hicieron enfadar el Gobierno chino.

Taiwán no tiene aliados fuertes pero intenta conservar los que le quedan. El primer ministro, Vincent Siew, ha realizado varios viajes para fortalecer los lazos diplomáticos con el Caribe, Centroamérica, el Pacífico y Próximo Oriente. La oposición de China le ha costado a Taiwán una vez más la negación de entrar en la ONU y en la Organización Mundial de la Salud (OMS).

(Texto traducido del catalán por Juan Salvador Martínez)



Cronologia año  1998
24 de enero. El partido nacionalista Kuomintang (KMT) gana las elecciones locales al vencer en 233 de las 319 ciudades.

4 de febrero. Reestructuración del Gabinete del KMT con cambios en los ministerios de Interior, Educación, Asuntos Extranjeros Chinos y Laboral, entre otros.

11-14 de febrero. El secretario general del KMT, Chang Hsiao-yen, visita Corea del Sur para proponerle ayuda financiera.

16 de febrero. 203 muertos en un accidente aéreo cerca del aeropuerto de Taipei.

30 de marzo. Dimisión del ministro de Transportes y Comunicaciones, Tsai Chao-yong, como responsable de los accidentes aéreos de los últimos meses.

24 de abril. Primer contacto en tres años entre Taiwán y China. Se reúnen miembros de las asociaciones SEF (Taiwan) y ARATS (China), encargadas de los diálogos bilaterales.

7 de junio. Lin Yi-shiung es escogido presidente del independentista Partido Demócrata Progresista (DPP), el mayor partido de la oposición.

14-19 de octubre. Los presidentes de SEF y ARATS se reúnen en Pekín. También participan el primer ministro chino, Zhu Rongji, y el viceprimer ministro, Qian Qichen.

5 de diciembre. El KMT gana las elecciones para la alcaldía de Taipei.




 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull