Anuario 2000
Irak
"El embargo occidental a Irak mantiene al país sumido en la miseria"
Mario Fort

El 2 de agosto se cumplieron diez años de la invasión de Irak a Kuwait. Las consecuencias de ese conflicto han sido devastadoras para Irak. El embargo de la ONU ha convertido al régimen de Saddam Hussein en un país aislado, bloqueado, sin ninguna esperanza de reconquistar la normalidad.
Con unos sueldos mensuales de un promedio equivalente a setecientas pesetas, los iraquíes de a pie, están condenados a sobrevivir en una situación de miseria e injusticia interminables. La mortalidad infantil, las enfermedades, las penurias alimentarias y médicas se han convertido en algo tan habitual como los periódicos bombardeos de castigo anglonorteamericanos sobre las regiones del norte o del sur del país, en las zonas de exclusión impuestas a la aviación iraquí, concretamente al sur del paralelo 33 y al norte del paralelo 36. En un principio estas zonas, instituidas unilateralmente en 1991 por los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia (que posteriormente se retiró del dispositivo), tenían el objetivo de proteger a las poblaciones civiles del régimen de Saddam. Más tarde, sin embargo, se utilizaron para facilitar la destrucción de las infraestructuras militares iraquíes. Entre el final de la operación Zorro del Desierto en 1998 hasta el final del 2000, se han efectuado 18.000 salidas de aviones, provocando la muerte de al menos 200 civiles. Y es que, al contrario de lo que pensaba Occidente, el embargo internacional a Irak tan sólo ha perjudicado al pueblo llano y no a las clases dirigentes. Prueba de ello es que, desde hace 21 años, el máximo mandatario del país, Saddam Hussein, continúa al frente del Estado y su poder no parece haber mermado. Hussein, de 63 años y enfermo de cáncer, se ha perpetuado en el poder, habiendo superado en su carrera la guerra contra Irán, empezada ahora hace veinte años, el conflicto del Golfo, y, en 1991, aplastando brutalmente los alzamientos de kurdos y chiíes. Su partido, el Baas, los servicios secretos, el Ejército y, especialmente, su influyente clan familiar le han ayudado a hacer verdadero su lemade "Dios, patria y líder". El embargo de la ONU ha reforzado el poder de Hussein y le sirven para justificar el mantenimiento del estado de emergencia en el país.

Tímida rotura del embargo

El 3 de abril un avión italiano en el que viajaban activistas occidentales opuestos a las sanciones de la ONU se convierte en el primer vuelo que rompe el bloqueo aéreo decretado por el organismo internacional a Irak. La ONU no puede levantar estas medidas mientras no se certifique el completo desmantelamiento de armas químicas, bacteorológicas y nucleares en Irak. Los países que intentan impugnar este bloqueo, Francia, China y Rusia principalmente, alegan que la medida no tiene base jurídica en las resoluciones de la ONU. Con todo ello, el Gobierno iraquí decide reabrir oficialmente el aeropuerto de Bagdad el 17 de agosto, basándose en las mismas alegaciones. También cabe destacar la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Irak y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el 20 de abril; Egipto, el 25 de octubre y la apertura de la frontera con Arabia Saudí. Por otro lado, la cruenta guerra entre Irak e Irán, que duró ocho años y que terminó en un "alto el fuego" entre ambos bandos, no ha puesto su punto y final. Pese a que ambos gobiernos mantienen sus relaciones diplomáticas, pese a que miles de turistas iraníes atraviesan la frontera para visitar los lugares santos chiíes de Najaf y Karbala, no se ha normalizado la situación, que no es ni de guerra ni de paz. No ha concluido el canje de prisioneros, ni han sido devueltos a Irak los aviones militares que se refugiaron en Irán durante la Guerra del Golfo. En Bagdad, el grupo de la oposición a la república de los ayatolás, Mujaeidin El Kalj, lleva a cabo con frecuencia ataques a Irán, planeando incluso explosiones con misiles en céntricos barrios de la capital. En Teherán, por su parte, los exiliados iraquíes de la "asamblea suprema de la revolución islámica" prosiguen sus actividades de oposición al régimen laico de Hussein.

Las tensiones entre Irak y Kuwait tampoco han cesado. Pese al embargo internacional, y las consecuencias que éste ha tenido en el país, el 3 de octubre el pequeño emirato árabe acusaba a Irak de querer provocar una nueva guerra con el mismo pretexto que en 1990, robo de petróleo en suelo iraquí. Bagdad advertía que tomaría las medidas necesarias contra el emirato. Asimismo, Irak aseguró que interrumpiría la exportación de sus 2,3 millones de barriles diarios de crudo diarios para hacer valer su posición, puesto que políticamente no tiene nada que perder.



Cronologia año  2000
17 de enero: Noveno aniversario de la Guerra del Golfo

11 de febrero: Irak rechaza una inspección de la ONU

21 de febrero: Irak critica la resolución 1284 de la ONU de 1999 porque “no responde a los legítimos derechos de Bagdad de lograr el fin del embargo”, supeditado éste al desarme total iraquí.

23 de marzo: Irak acusa a Irán de causar cuatro muertos y treinta y ocho heridos en un ataque con morteros a Bagdad.

3 de abril: Un avión italiano con activistas occidentales, el primero en romper el embargo impuesto por la ONU

18 de julio: Saddam Hussein asegura que “Irak acabará venciendo”

17 de agosto: Reapertura del aeropuerto de Bagdad después de 10 años

25 de octubre: Irak y Egipto reestablecen sus lazos diplomáticos, rotos en 1991.

31 de octubre: La ONU autoriza a Irak a realizar sus transacciones petroleras en euros

 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies