Anuario 1998
Alemania
"Schröder acaba con la “era Kohl”"
Sílvia Porta

El 27 de septiembre de 1998 pasará a la historia de Alemania como la fecha del cambio y del entierro de la “era Kohl”, el político alemán más veterano de la Europa en este siglo y el primer canciller en ejercicio que pierde las elecciones alemanas. Ahora, el socialdemócrata Gerhard Schröder es el encargado no sólo de pasar página en un país que ha vivido dieciséis años bajo el mando del canciller Kohl, sino también de escribir una nueva, con recetas efectivas para combatir el paro y reimpulsar la reconstrucción del este alemán.
Esta nueva era empieza con la invitación del Partido Socialdemócrata a la plataforma ecologista Alianza90-Los Verdes para formar un gobierno de coalición. Por otro lado, la oposición cristianodemócrata, que no ve con buenos ojos esta coalición, esperaba que los problemas de cohesión interna del grupo ecologista, dividido entre fundamentalistas y realistas, hicieran temblar la coalición. Habrá que ver, sin embargo, si la experiencia de gobierno en cuatro de los dieciséis estados federados habrá dado a verdes y rojos la solidez política necesaria para llevar el timón del país.

De las quince carteras ministeriales, once estarán dirigidas por el SPD, una por el independiente Müller –Economía–, y tres por los ecologistas: Joschka Fischer, Exteriores y vicepresidente; Jürgen Trittin, Medio Ambiente; y Andrea Fischer, Sanidad.

Paradójicamente, los éxitos conseguidos en el ámbito europeo por Kohl han sido utilizados por sus detractores como el blanco preferido de sus críticas, en el sentido de que su gobierno de cristianodemócratas (CDU-CSU) y liberales (FDP) ha acabado dando más importancia a los asuntos exteriores que a la política interior, por lo que los enemigos de Kohl también le han llamado, a veces, " el canciller del paro".

La verdad es que la oposición tiene argumentos: El Pacto de Ocupación de la ex República Democrática de Alemania (RDA) –de ámbito nacional, aprobado en 1996– se ha quedado en papel mojado y está lejos de conseguir sus objetivos, y las reformas fiscales y de pensiones están empantanadas.



Apuesta por los asuntos internos

Schröder, a diferencia de Kohl, quiere ser el canciller de la política interior, es decir, quiere concentrarse en resolver los asuntos internos de Alemana y no pretende dedicar tantos esfuerzos a la política exterior como su antecesor. Por ello, el nuevo canciller prioriza la creación de puestos de trabajo para jóvenes, la armonización de los sistemas fiscales y financieros o la política social –quiere mejorar la situación de los inmigrantes, concediéndoles la doble nacionalidad a aquellos que tengan a uno de los dos padres nacidos a Alemania–. Esto no implica que Schröder deje de lado el papel que Alemania desempeña en el ámbito internacional y, sobre todo, en la UE.

Los esfuerzos diplomáticos de Gerhard Schröder miran, también, en otras direcciones, como por ejemplo Moscú; pero, sobre todo, hacia la ampliación de la Unión Europea a los países del Este. El nuevo canciller quiere garantizar la continuidad de las relaciones entre Alemania y Rusia labradas por Kohl desde los años de Gorbachov y la reunificación. Schröder visitó el Kremlin pocos días después de ser investido por el Bundestag (la Cámara Baja del Parlamento alemán).



Alemania presidirá la UE

El nuevo gobierno socialdemócrata se estrena en el momento en que Alemania debe tomar el relevo de la presidencia de turno en la UE. Desde el 1 de enero de 1999, y durante seis meses, Schröder llevará la batuta de las negociaciones con que se han de cerrar la próxima primavera expedientes clave: la reforma de las instituciones europeas, la reforma de la política agrícola común (PAC) y el reequilibrio del presupuesto de la UE. Todo esto con la perspectiva de la ampliación de la UE al Este europeo y Chipre.

Schröder presidirá la UE sin experiencia en el campo de las relaciones internacionales, a diferencia de Helmut Kohl, que ha dejado en herencia una nueva visión de Alemania para la Europa del próximo milenio.

A pesar de todo, la derrota del considerado insustituible H.Kohl fue fermentando a lo largo del año. El viento soplaba contra el ex canciller: la derrota electoral de la Unión Cristianodemócrata (CDU) en el estado federal de Sajonia-Anhalt atemorizó a Kohl, quien, indeciso y temeroso, priorizó los asuntos internos como la creación de ocupación en la campaña de las generales de septiembre. La lucha contra el paro, en un país donde hay 4,2 millones de personas desempleadas, lo que supone el 10, 6 % de la población activa, era el tema clave de las elecciones. Además, Kohl contaba con la recuperación de la economía alemana.

La visita de Blair a Bonn también supuso un empujón para acercar a Schröder a la cancillería. El premier británico ofrecía su apoyo al SPD y Kohl, ya a principios de año, empezaba a quedar arrinconado. Sin embargo, a pesar de la crisis interna que padecía su partido, Kohl confiaba en la reelección aunque admitía que se enfrentaba a la campaña más dura de la historia, tal y como fue.

El 27 de octubre, Gerhard Schröder era elegido canciller federal por la mayoría del Bundestag. Se trata del séptimo canciller alemán de la posguerra. Sólo un día antes, el nuevo Bundestag de izquierdas eligió como presidente a Wolfgang Thierse, el primer ciudadano de la difunta República Democrática de Alemania en acceder a un cargo de tanta importancia en la estructura del Estado desde la reunificación en 1990.

(Texto traducido del catalán por Juan Salvador Martínez)


El nuevo canciller estrecha lazos con Francia

El canciller alemán, Gerhard Schröder, tres días después de su victoria electoral, viajó a París para reiterar al presidente francés, Jacques Chirac, y al primer ministro, Lionel Jospin, su voluntad de favorecer el Eje franco-alemán. Schröder, con esta visita, calca el viaje oficial a París que hizo su antecesor en octubre de 1982: Kohl asumía el gobierno un viernes y el lunes siguiente volaba hacia la capital francesa para presentarse diplomáticamente a François Mitterrand. El nuevo canciller alemán afirmó que este Eje es “insustituible” pero, a la vez, expresó el deseo de invitar a Londres a implicarse mucho más en el liderazgo de la Unión Europea, para complementar con unos lazos más estrechos la participación de otras capitales europeas. El futuro de la UE y la posibilidad de impulsar un programa de lucha contra el paro fueron los dos ejes principales de la conversación mantenida en este primer encuentro.


Cronologia año  1998
1 de marzo. Gerhard Schröder gana los comicios en la Baja Sajonia. Este ascenso de Schröder fuerza a Kohl a cambiar de estrategia electoral.

20 de marzo. La visita de Blair a Bonn refuerza la candidatura de Schröder a la cancillería.

27 de marzo. El Bundestag rechaza reformar el acceso a la nacionalidad de los inmigrantes.

3 de abril. El partido de Kohl da prioridad a la creación de puestos de trabajo en Alemana en el programa electoral.

14 de abril. La coalición de Kohl quiere cerrar la crisis interna para no perder las elecciones.

17 de abril. Schröder es oficialmente candidato del SPD para los comicios de septiembre.

8 de mayo. La CDU rompe las negociaciones con los socialdemócratas para formar gobierno en Sajonia-Anhalt.

19 de mayo. La CDU aprueba el programa electoral basado en las reformas económicas.

26 de mayo. Kohl destituye el portavoz del Gobierno, Peter Hausmann.

8 de junio. Alemania y Rusia inician una nueva era de relaciones políticas.

3 de julio. Schröder apuesta por impulsar el Eje franco-alemán.

20 de agosto. SPD basa su programa electoral en el pacto de ocupación.

28 de agosto. Kohl pone fin a los rumores sobre su sucesión y asegura que acabará el mandato si es reelegido.

3 de septiembre. Kohl y Schröder celebran el único careo de toda la campaña.

14 de septiembre. El triunfo de la CSU en Baviera impulsa la campaña de Kohl.

27 de septiembre. Schröder gana las elecciones alemanas y acaba con la “era Kohl”.

28 de septiembre. Schröder alarga la mano a los Verdes para formar un gobierno estable.

30 de septiembre. El canciller electo se reúne en París con Chirac.

2 de octubre. Empiezan las negociaciones de gobierno entre el SPD y los Verdes.


 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull