Anuario 1998
Irlanda
"El Ulster estrena por fin la paz, después de un largo y lento proceso de negociaciones"
Sílvia Porta

El acuerdo de paz firmado el 10 de abril, Viernes Santo, es un pacto histórico para Irlanda del Norte que pretende reconciliar definitivamente a católicos y protestantes. Finalmente, los seis de los nueve condados de la provincia irlandesa del Ulster, pertenecientes a Gran Bretaña, que conforman Irlanda del Norte tendrán un Parlamento autónomo y un Comité Ejecutivo formado por doce ministros que preside, como primer ministro, el líder del Partido Unionista, David Trimble.
Las causas de este conflicto se tienen que buscar a principios de este siglo, y es que el odio entre algunos sectores de las dos comunidades del Ulster, católica y protestante, se ha acumulado de generación en generación. En el año 1921, el líder del IRA, Michael Collins, que luchó por la independencia de Irlanda, dejó sin resolver la cuestión de Irlanda del Norte y desde ese año y hasta 1968, los unionistas gobernaron el Ulster manteniendo sometida a la minoría católica.



El propósito de Blair, la paz

A los laboristas del nuevo primer ministro británico, Tony Blair, les tocaba finalizar la tarea inacabada del anterior premier, John Major. Blair tenía como prioridad en su agenda política el restablecimiento de la paz en Irlanda. Los gobiernos de Londres y Dublín se comprometieron a firmar el acuerdo durante la primavera de 1998 y aseguraron al IRA que, si instauraba el alto el fuego de 1994, se podría incorporar a las negociaciones constitucionales. La aprobación del acuerdo dependía, como en otras ocasiones, del Sinn Fein, brazo político del IRA. Sin embargo, estas negociaciones no estuvieron exentas de recelos y complicaciones. El líder del Partido Unionista del Ulster, David Trimble, se negaba a hablar directamente con el republicano Gerry Adams, líder del Sinn Fein. Blair, en el papel de moderador, intentó solucionar el conflicto pidiendo a Trimble que se entrevistara con Adams.

Finalmente, tras largas negociaciones, el 11 de abril se firmó la paz. El acuerdo fue logrado por los ministros de Dublín, Berthie Ahern, y de Londres, Tony Blair; y por los ocho partidos que han participado en las conversaciones: Partido Unionista del Ulster, liderado por David Trimble (UUP); Partido Socialdemócrata y Laborista, de John Hume (SDLP); el Sinn Fein, de Gerry Adams; Partido de la Alianza (AP); Partido Progresista Unionista (PUP); Partido Democrático del Ulster (UDP); Coalición Femenina de Irlanda del Norte (WC) y el Partido Laborista del Ulster (LP). Quedaron excluidos el Partido Unionista Democrático (DUP), del radical Ian Paisley, y el Reino Unido Independiente de Robert McCartney.



Ejes clave del pacto norirlandés

Entre los puntos más importantes del acuerdo de paz de Stormont destacan: a petición unionista, la creación de un Parlamento autónomo con 108 diputados escogidos por representación proporcional y un Consejo de las Islas, integrado por Londres, Dublín, Escocia, Gales e Irlanda del Norte; los nacionalistas, por su parte, solicitaron la constitución de un Comité Ejecutivo formado por doce ministros, incluidos un primer ministro y un adjunto, con reparto de carteras ministeriales para los diferentes partidos, que finalmente presidirá David Trimble. Además se aprobó la instauración de un ente de gestión norte-sur para incrementar la coordinación en la isla. Los cambios no finalizaron con la creación de estos diferentes órganos, el acuerdo también impulsa la reforma de la Constitución irlandesa en los capítulos que reivindican la soberanía del norte; la liberación, en los próximos dos años, de presos miembros de organizaciones que apoyan el acuerdo y el desarme de organizaciones terroristas en un plazo de dos años. Estas reformas, finalmente, fueron ratificadas por los ciudadanos irlandeses mediante un referéndum sobre el acuerdo, el 22 de mayo.

(Texto traducido del catalán y revisado por Juan Salvador Martínez)


Una lucha histórica

El año 1968, cuando la minoritaria población católica decidió organizarse, es el que se considera como el de origen del conflicto norirlandés. La noche del 15 de agosto de 1969, el viejo IRA renació en el monasterio de Clonard, tras el episodio del ataque al barrio católico de Bombay Street. En diciembre, se formó el IRA provisional (nacionalista y terrorista) como una escisión del oficial (marxista y partidario de un acuerdo político) que finalmente abandonaría la lucha armada. Así el IRA Provisional surgía como heredero de los irredentos que se oponían totalmente a la participación institucional, pero esta no era la única organización paramilitar de la geografía norirlandesa, porque a mediados de los 70 se formó la Fuerza Voluntaria del Ulster (UVF), que atraía a los jóvenes protestantes. No obstante, en la guerra de Irlanda del Norte sólo había, en realidad, dos bandos: el de los unionistas o lealistas y el de los nacionalistas o republicanos. La separación física de católicos y protestantes en el vecindario era la prueba evidente del conflicto de la sociedad en Irlanda del Norte. Desde agosto de 1969 hasta el acuerdo constitucional de 1998, han muerto más de 3.250 personas por el terrorismo de las que más del 70 % fueron civiles. El punto álgido de la violencia se encuentra entre los años 1971 y 1975. Las iniciativas políticas de Londres para promover un acuerdo han pasado por aplicar diferentes fórmulas de autogobierno, pero todas han fracasado. Algunas de ellas impulsadas por el ministro británico para el Ulster Francis Pym (1973-74); otras fueron propuestas por el ministro laborista para el Ulster Merlyn Res (1974-76) o por su sucesor, Roy Masson. Con la llegada de Margaret Thatcher al poder, en el año 1979, se inició otra serie de intentos de reconciliación. En 1985, Thatcher firmó el Acuerdo Anglo-Irlandés que concedía al Gobierno de Dublín, por primera vez en la historia, un papel consultivo en los asuntos de Irlanda del Norte. Durante el gobierno de Thatcher, el conflicto se internacionalizó, sobre todo desde la intervención de los Estados Unidos, que decidieron convocar cada año en Washington, con motivo de la celebración de San Patricio, al Sinn Fein, a los unionistas y los gobiernos de Londres y de Dublín. Ocho años después del Acuerdo Anglo-Irlandés, se dio otro paso en las negociaciones. El 15 de diciembre de 1993, los primeros ministros británicos e irlandés, John Major y Albert Reynolds, firmaron la Declaración de Downing Street, que establecía los principios generales para la negociación de la paz. Pasados dos años de esta declaración, las negociaciones estaban paradas, aunque, en el año 1994, el IRA anunció el alto el fuego, hecho que no respetaría. En el verano de 1996 volvió a explotar una crisis en el barrio de Dumcree durante la marcha protestante de la Orden de Orange, conmemorando, como cada año, la victoria de Guillermo de Orange en el siglo XVII. Finalmente, tras casi un siglo de lucha y asesinatos, el conflicto de Irlanda del Norte parece que ha llegado a su fin. El acuerdo de paz al que se ha llegado es un hito para la historia de ese país y ha supuesto un buen espaldarazo para el Gobierno laborista de Tony Blair, que contribuyó a que se lograra el acuerdo. Este acuerdo fue reconocido internacionalmente hasta el punto de que el protestante David Trimble y el católico John Hume, como padres del acuerdo de paz de Stormont, vieron recompensado su esfuerzo al recibir el premio Nobel de la Paz de 1998. No obstante, el galardón fue recibido como un premio extensible a todo el proceso de paz de Irlanda del Norte y a todos sus protagonistas.


Cronologia año  1998
1 de enero. Ulster inicia el año 1998 con un nuevo atentado. Miembros de un grupo protestante matan un católico.

12 de enero. Los partidos del Ulster aceptan negociar un plan de autogobierno.

13 de enero. El traslado de detenidos del IRA a prisiones irlandesas da un nuevo impulso a las conversaciones de paz.

21 de febrero. El Sinn Fein, expulsado de la Mesa par la Paz a petición de los unionistas.

24 de febrero. Un nuevo atentado en Irlanda del Norte agrava la crisis del proceso de paz. En Belfast se retoma el diálogo con la ausencia del Sinn Fein.

21 de marzo. El Sinn Fein vuelve a las conversaciones de paz de Irlanda del Norte.

6 de abril. Presentado el borrador del acuerdo de paz.

7 de abril. El rechazo unionista abre una crisis en las negociaciones del Ulster.

10 de abril. Los partidos norirlandeses logran un acuerdo que pone fin a tres décadas de violencia y abre una nueva etapa de convivencia.

14 de abril. El Gobierno de Dublín libera a una decena de presos del IRA.

9 de mayo. Una facción radical se escinde del IRA y declara la guerra a Londres.

10 de mayo. El Sinn Fein vota masivamente a favor del acuerdo de paz para el Ulster.

22 de mayo. Los irlandeses avalan en las urnas el acuerdo de paz.

25 de mayo. El Sinn Fein rechaza cualquier desarme inmediato del IRA.

27 de junio. Los unionistas de Trimble obtienen una ajustada victoria en el Ulster.

1 de julio. El Parlamento del Ulster elige al unionista Trimble como primer ministro.

15 de agosto. Veintiséis personas mueren en un atentado, atribuido al IRA Verdadero en Omagh.

16 de agosto. Dublín y Londres se movilizan en defensa de la paz en el Ulster.

2 de septiembre. Adams nombra a McGuinness como negociador en el proceso de desarme del IRA.

14 de septiembre. Los 108 diputados toman posesión de sus escaños en la apertura de la Asamblea del Ulster.

19 de septiembre. Salen en libertad los primeros presos.

16 de octubre. David Trimble y John Hume reciben el Nobel de la Paz.




 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull