Anuario 2002
China
"La cuarta generación sube al poder tras el XVI Congreso del Partido Comunista Chino"
Ainhoa Martín

El hecho más significativo que ha tenido lugar en China este año es, sin duda, el XVI Congreso del Partido Comunista Chino (PCCh), que se celebró a principios de octubre en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín. Y no sólo porque ha significado un cambio de nombres en el Gobierno, sino por las repercusiones que puede tener este nuevo Gobierno en el desarrollo de la futura China. Hu Jintao ha sido nombrado nuevo líder del PCCh y con él sube al poder la cuarta generación de dirigentes chinos. Aunque parece que la sombra de Jiang Zemin se resiste a desaparecer.
El día 8 de octubre, Jiang Zemin abrió el congreso con un discurso inaugural en el que explicó todos los objetivos económicos a los que pretende llegar en los próximos años así como los principales temas que se tratarían en el XVI Congreso. Entre ellos, destacaba la voluntad de multiplicar por cuatro el producto interior bruto del 2000 (un 8%) antes de veinte años. De esta manera continuaría el espectacular crecimiento económico que ha llevado el país desde hace aproximadamente dos décadas. Entre 1980 y 2000, se ha cuadriplicado el crecimiento anual del país, un crecimiento que ha sido extremadamente rápido estos últimos años. De 1998 al 2001, el PIB de China creció una tasa anual de 7,6% y recibió un total de 173.400 millones de dólares en forma de inversión directa.

Aunque pueda parecer paradójico, Jiang Zemin dedicó parte del discurso inaugural del Congreso del Partido Comunista Chino a hablar sobre el sector privado, el cual, aseguró, es el motor de China. Y en este sentido animó a todos los empresarios a continuar liderando empresas privadas. Pero en la que sería una de sus últimas apariciones públicas, Jiang Zemin también tuvo tiempo para descartar la implantación de la democracia al estilo occidental en China. En este sentido, Jiang Zemin mantuvo que la discusión sobre el futuro de China se debe establecer entre los miembros del partido y son ellos mismos los encargados de elegir a los líderes de la nación. Es decir que las decisiones importantes las continuarán tomando las élites políticas del partido.

El Congreso del PCCh sirve para discutir y definir la línea política, económica y social que seguirá China durante los próximos años, lo que en palabras de la prensa del país es “proporcionar las claves para el futuro brillante de la madre patria”. Todo basado, eso sí, en la Teoría de las Tres representaciones, teorizada por el mismo Jiang Zemin. Pero es la elección del nuevo Gobierno del PCCh lo que crea más expectación, y no sólo entre los chinos, sino entre toda la comunidad internacional.

Una semana después de que empezara el XVI Congreso del PCCh y el mismo día que acababa, el 14 de octubre, se escogieron los nuevos 360 miembros que forman parte del Comité Central del partido. Todos ellos son elegidos por los 2.114 delegados que asisten al Congreso. Pero un día antes de la elección, el nombre de los cargos más visibles y representativos del partido no aparecían en las papeletas repartidas entre los delegados. Estos nombres eran el del aún presidente, Jiang Zemin; el del primer ministro, Zhu Rongji, y el del presidente de la Asamblea Nacional Popular, Li Peng, los tres hombres más poderosos del país. De esta manera se ponía en evidencia la voluntad de renovación no sólo del Politburó, el máximo órgano ejecutivo del país, sino también del Comité Central. Se ha dejado el camino abierto para que la cuarta generación (nacidos entre 1941 y 1956) suba al poder. Se trata de la primera transición de poder pacífica que vive China. De hecho, el único miembro del antiguo Comité Permanente (la comisión que dirige el Politburó, el poder ejecutivo del PCCh) que fue escogido para formar parte del nuevo Comité Central fue Hu Jintao, que muchos apuntaban ya como sucesor de Jiang.

El Comité Central está formado por 356 miembros, 198 permanentes, y 158 alternativos, es decir que van variando. Son estos miembros del Comité Central los que eligen al nuevo presidente y a los miembros del politburó, un día después que acabe el XVI Congreso del PCCh. Dentro del Comité Central, el 20% de los asientos los ocupa el Ejército, que continúa en manos de Jiang Zemin. El resto se divide entre secretarios provinciales del PCCh y funcionarios a nivel ministerial y, de ellos, el 50% son protegidos de Jiang. De manera que el ex presidente chino continuará controlando parte de las decisiones que se tomen en el Comité Central aunque no forme parte de él.

Tras la clausura a manos de Jiang Zemin del XVI Congreso del PCCh, el 15 de octubre, los nuevos miembros del Comité Central votaron, como se preveía, a Hu Jintao como secretario general del PCCh, cargo que va unido al de jefe de Estado. De esta manera sustituía al tercer líder del partido, Jiang Zemin, que ya había agotado los dos mandatos permitidos por la Constitución china. Pero que se mantenía al frente de la Comisión Militar, un órgano con un gran poder fáctico.

El Comité Central también escogió a los ocho miembros (antes sólo había 6) que junto a Hu Jintao formarán la Comisión Permanente del Politburó, que mandará a los 24 miembros titulares y al suplente que forman el Politburó.

Jiang Zemin, por su parte, jugó sus cartas y consiguió mantener su influencia en la Comisión Permanente del partido. Seis de los nueve miembros del Comité Permanente del Politburó son fieles de Jiang. De hecho, su “caballo de Troya” se encuentra en la misma cúpula del Politburó. Wen Jiabao, el futuro primer ministro es el hombre de confianza de Jiang y su consejero personal.

Pero Jiang Zemin no se conformaba con tener influencia en el Comité Central y en el Politburó, se negaba a desaparecer de la escena política y lo ha conseguido. El nuevo politburó le ha reelegido como jefe de la Comisión Militar Central, igual que hizo su predecesor Deng Xiaoping. La Comisión Militar es el órgano con más poder real en el Gobierno chino, ya que está al frente de un colectivo, el Ejército más grande del mundo (con 2,5 millones de soldados), que en China goza de una privilegiada, poderosa e influyente situación .

La secretaría de la Comisión Militar es el tercer puesto más importante del país después de la secretaría del PCCh y la presidencia del Gobierno, que han recaído en manos de Jintao, que es ahora el “presidente en funciones” hasta que en marzo del 2003 todos los nuevos cargos entraran en vigor.


“La cuarta generación”

La cuarta generación de dirigentes son los políticos que llegan al poder tras este último Congreso del PCCh en sustitución de la “tercera generación” que ha estado liderada por Jiang Zemin. La característica principal que los distingue de las tres generaciones anteriores es que nacieron entre 1941 y 1956 y, por lo tanto, vivieron en sus propias carnes la represión de la revolución cultural impulsada por Mao Zedong. Muchos de ellos fueron guardias rojos de Mao pero poco a poco se fueron sintiendo desilusionados y traicionados. De hecho, el mismo Hu Jintao fue recluido durante 4 años en Gansú para ser reeducado. La gran mayoría tiene estudios superiores, son ingenieros, abogados, economistas… Es decir, se trata de la primera generación mayoritariamente tecnócrata que llega al poder en China. Todo ello les ha influenciado y les hace tener una visión menos ideológica, dogmática y autoritaria pero más nacionalista que sus predecesores. En este sentido son muchos los analistas que ven con muy buenos ojos esta transición pacífica que da alas a la cuarta generación. Según Cheng Li, profesor de Ciencia Política en la Universidad de Hamilton de Nueva York, “los primeros pasos se caracterizaran por la precaución y el compromiso, pero los nuevos dirigentes serán mucho más atrevidos a la hora de ejecutar la reforma, tanto económica como política”. Bo Zhiyue, profesor de la Universidad San John Fisher de Nueva York cree que es una buena noticia para la democracia en China ya que, según él, “la cuarta generación”, y Hu en particular, será mucho más débil que el Ejecutivo de Jiang. Hu tendrá que negociar con los distintos líderes e instituciones para hacer realidad sus deseos.” Pero otra característica interesante de esta cuarta generación de dirigentes es que todos ellos vienen de diferentes partes del país y de distintas clases sociales. En este sentido, son muchos los que esperan que este nuevo gobierno acabe o como mínimo reduzca las diferencias sociales existentes no sólo dentro de las regiones sino también entre ellas. Pero la situación con la que se enfrenta esta cuarta generación no es fácil. Tiene delante varios retos económicos, como disminuir el paro o garantizar un desarrollo económico más equilibrado. También se tendrá que enfrentar a retos políticos como redefinir el Partido Comunista Chino o gestionar los conflictos que se mantienen abiertos en Taiwán, Tíbet y la frontera rusa. Y finalmente también retos sociales como garantizar la libertad de prensa o acabar con las violaciones de derechos humanos que se están llevando a cabo en algunas regiones de China como en el Tíbet.

La teoría de las “Tres representaciones”

La Teoría de las “Tres representaciones” fue formulada por primera vez por Jiang Zemin hace dos años. Esta teoría defiende que el Partido Comunista Chino tiene que ser el encargado de velar y representar las necesidades del desarrollo, la cultura y los intereses de toda la población china, y no sólo de la clase trabajadora. Con esta nueva teoría, desaparecen las clases sociales y con ella los enemigos del socialismo chino: los capitalistas. En este sentido, Jiang Zemin se dio cuenta de que la progresiva liberalización de la economía China y la economía de mercado había creado una nueva clase social: los capitalistas, que tienen un poder fáctico muy grande. Son empresarios con inversiones e intereses económicos dentro y fuera de China y esto les da una gran influencia en las esferas políticas y económicas del país. En este sentido, Zemin se sintió presionado por estos capitalistas y vio la necesidad de incluirlos en su política y borrarlos de la lista de enemigos, ya que no le interesaba tener enemigos poderosos e influyentes. De esta manera aseguraba la continuidad del Partido Comunista Chino. Se permitió la entrada en el Partido Comunista de empresarios capitalistas, decisión que no fue muy aplaudida desde dentro del partido, ni por parte de los miembros más conservadores ni por parte de los más liberales. Los primeros, creyeron que el enemigo había entrado en su terreno, y los segundos lo consideraron una maniobra para mantener a la elite empresarial corrupta en el poder, en beneficio del Jiang Zemin. Pero Jiang ya se ha asegurado que, por el momento, la teoría de las “Tres representaciones” continúe vigente con la entrada de uno de sus protegidos en el Comité Permanente del Politburó, Zeng Qinghiong, uno de los creadores de la teoría y que ahora se ocupará de los cuadros y la ideología del partido.

¿Quién es Hu Jintao?

Hu Jintao nació en 1942 en el distrito de Jixi, en la provincia de Anhui (este de China). Su familia se dedicaba a vender té y Hu cursó la carrera de ingeniería hidráulica en una de las universidades más prestigiosas del país, la universidad de Tsinghua de Pekín. Pero a los 25 años fue víctima de la revolución cultural del régimen de Mao Zedong y fue enviado para la reeducación a Gansú, una de las provincias más pobres del país. No fue hasta 1974 que Hu Jintao llegó a la política en una campaña del Partido Comunista para rejuvenecer a sus miembros. Ese mismo año, entró en el comité provincial de Construcción de Gansu. En 1980 llegó a la subdirección del Comité y seguidamente fue nombrado secretario del comité provincial de la Liga de la Juventud Comunista de China. Fue entonces cuando conoció, durante una visita a Pekín, a Hu Deping, el hijo del entonces secretario general del Partido Comunista Chino, Hu Yaobang. Una amistad que sería clave para su ascensión política y su vertiginosa carrera dentro del Partido Comunista Chino. Y es que gracias a él, Hu Jintao llegó al frente de las juventudes comunistas chinas en 1982 durante el XI Congreso Nacional de la Liga de la Juventud Comunista China. Tres años después sería nombrado secretario del comité provincial de Guizhou. Y en 1988 asumió la secretaría del Comité regional del Partido Comunista de la Región Autónoma del Tíbet. Era una época de disturbios en la zona y Hu Jintao sin dudarlo aplicó la ley marcial para acabar radicalmente con los disturbios nacionalistas que sacudían la región. Durante el XIV Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, en 1992, Hu Jintao fue elegido miembro del comité permanente del Politburó de Partido Comunista y miembro del secretariado del Comité Central del PPCh un año después. En 1998, durante la I sesión de la IX Asamblea Popular Nacional, Hu Jintao fue nombrado vicepresidente de la República Popular China. Desde el pasado 15 de noviembre, Hu Jintao es el nuevo líder del Partido Comunista Chino. Con él, la cuarta generación llega al poder. Una generación con estudios, que ha sido reprimida por la revolución cultural y que se enfrenta a una época de grandes cambios en China. De hecho, durante su presentación internacional por Europa y por Estados Unidos, Hu Jintao se ha mostrado partidario de profundizar en la economía de mercado aunque sin dejar a un lado el carácter socialista de China.

El Comité Permanente del Politburó del PCCh

El Politburó del Partido Comunista Chino, que es el máximo órgano ejecutivo de China, está formado por 24 miembros. Y a su vez, estos 24 miembros se organizan alrededor de una comisión permanente que, hasta este último congreso, estaba formado por 6 personas. Ahora son 7 los que, junto con Hu Jintao, forman la comisión permanente del Politburó del PCCh. Wu Bangguo. (60 años) Es el segundo después de Hu Jintao. Era el jefe del Partido Comunista en Shanghai, una de las ciudades más importantes del país. Desde 1998 ha sido el responsable de Industria en el Gobierno. En marzo de este mismo año asumirá la presidencia de la Asamblea Nacional Popular en sustitución de Li Peng. Es uno de los protegidos que Jiang Zemin mantiene en el Politburó para continuar manteniendo su influencia en la dirección del PCCh. Wen Jiabao. (59 años) Es el nuevo primer ministro en sustitución a Zhu Rongji, que precisamente es su mentor, y por lo tanto se trata de otro protegido de Jiang. Hasta ahora era el viceprimer ministro. Dentro del comité central se le considera liberal. Estuvo bajo arresto domiciliario en 1989 por su condescendencia hacia los estudiantes que durante 1989 se manifestaron a favor de la democracia y que fueron abordados por el Ejército de Liberación en la plaza de Tiananmen, donde estaban acampados. Jia Qinglin. (62 años) Es el encargado de dirigir la Política Consultiva, una pieza clave para la reforma política. Se trata de un organismo interno del partido formado por políticos, celebridades y expertos en diferentes campos. Su tarea consiste en discutir sobre los problemas como la educación, la ciencia o la tecnología tanto a nivel estatal como a nivel local. Hasta ahora tenía el cargo de jefe del partido en Pekín, la capital de China. Sustituye a Li Ruihuan, que era rival de Jiang Zemin. Zeng Qinghong. (62 años) Será el nuevo encargado de los cuadros y la ideología del partido. Hasta ahora era secretario de organización y el número dos del partido en Shanghai, después de Wu Bangguo, el nuevo número dos del Politburó. Huang Ju. (63 años) Es el nuevo viceprimer ministro de Economía. Anteriormente era el jefe del partido y el alcalde de Shanghai. Se trata de otro de los protegidos que Jiang Zemin tiene en el Politburó. Wu Guanzheng. (63 años) Estará al frente de un órgano interno de anticorrupción, es decir, será el jefe de la comisión central de disciplina del partido. Era el jefe del partido en Shadong. Mantiene buenas relaciones con el nuevo líder del partido, Hu Jintao, y todo el grupo que viene de Shanghai, es decir, Wu Bangguo, Zeng Qinghong y Huang Ju, todos ellos bajo la influencia de Jiang. Li Changchun. (58 años) Aún se le tiene que dar un cargo. Es todavía el jefe del partido en la provincia de Guangdong (Cantón). Anteriormente había sido gobernador y jefe del partido de Liaoning y Henan. Otro protegido de Jiang Zemin. Luo Gan. (67 años) Es el nuevo encargado de asuntos jurídicos e interior. Es un experto en orden público, legislación y judicatura. Es conocida su labor contra la secta Falun Gong.


Cronologia año  2002
8 de enero. China anuncia que iniciará una auditoría dentro de dos años en el Partido Comunista que afecta a cientos de funcionarios. Aquellos que se vean envueltos en delitos de corrupción ingresarán en prisión.

10 de febrero. Sale al mercado la primera publicación profesional que habla sobre la violación de los derechos humanos en China. Es la revista bimensual “Derechos Humanos”, publicada por la Sociedad de Estudios de los Derechos Humanos de China.

21 de febrero. El jefe de Estado chino, Jiang Zemin, se reúne con George Bush (de gira por Asia) pero no se compromete a limitar sus exportaciones de tecnología armamentística como le pide Bush.

22 de febrero. El primer ministro chino, Zhu Rongji, se reúne con Bush.

22 de febrero. El Centro para los Derechos Humanos y la Democracia en China denuncia que durante la visita de Bush varios disidentes han sido obligados a quedarse en casa.

7 de marzo. China se suma a las críticas de los principales países productores de acero como Japón y Corea del Sur tras la imposición de tarifas del 30% a la importación de productos siderúrgicos per Estados Unidos.

9 de marzo. China rechaza un llamamiento al diálogo (organizado por EE.UU.) con el Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet, de donde tuvo que huir en 1959 durante la represión china.

Informe del Pentágono publicado en “Los Angeles Times” indica que se debe estar preparado para utilizar armas nucleares en posibles conflictos entre China y Taiwán o entre las dos Coreas, entre otros países.

12 de marzo. China pide explicaciones ante el informe del Pentágono que la señala como posible objetivo de un ataque nuclear.

1 de abril. Las autoridades chinas inician una redada casa por casa en la zona fronteriza con Corea del Norte para localizar posibles refugiados norcoreanos y expulsarlos a su país.

3 de abril. El titular chino de Comercio Exterior y Cooperación Económica, Shi Guangsheng, se reúne con el comisario de Asuntos Exteriores de la UE, Christopher Patten, para firmar dos acuerdos de cooperación. Éstos de refieren a la financiación de un programa conjunto de desarrollo de centros de estudios europeos de China y la creación de un plan de conservación medioambiental y ahorro de energía.

18 de abril. La ciudad china de Chongqing acoge una reunión entre el portavoz de la Asamblea Nacional de Corea del Sur, Lee Man-Sup y el representante del Parlamento norcoreano, Kim Soo Hak, en un nuevo acercamiento entre los dos países.

24 de abril. El Gobierno chino da permiso a Taiwán para abrir oficinas de representación en la isla (sucursales bancarias, líneas aerias, compañías marítimas, etcétera)

3 de julio. China y Taiwán (considerada por China una provincia rebelde) se rearman ante la falta de avances de diálogo entre los dos territorios. EE.UU. afirma que defenderá a Taiwán en caso de invasión China.

13 de julio. Una delegación del Partido Comunista Chino viaja a Pyongyang por invitación del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte para tratar sobre la reducción de tensiones en la península coreana.

29 de julio. El presidente del Partido Comunista China, Jiang Zemin, se resiste a dar el relevo a su sucesor, Hu Jintao. Esto ha retrasado la convocatoria del XVI Congreso del partido, que se tenía que celebrar en setiembre.

30 de julio. Los ministros de Asuntos Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se reúnen con sus homólogos de China, Corea del Sur y Japón para hablar sobre cómo aumentar su cooperación.

4 de agosto. Un portavoz del Gobierno chino advierte que China no aceptará jamás la independencia de Taiwán ante la propuesta del presidente taiwanés, Chen Shui-bian, de organizar un referéndum.

6 de agosto. China amenaza a Taiwán si convoca un referéndum para la independencia.

9 de agosto. El Gobierno chino se muestra indignado ante la propuesta de algunos países para que Taiwán estuviera representado en la ONU ya que, según el Gobierno chino, Taiwán forma parte de su país.

25 de agosto. El Partido Comunista Chino aplaza su XVI Congreso Nacional hasta noviembre debido a las diferencias sobre el relevo de sus dirigentes.

27 de agosto. El Gobierno chino ha aprobado una serie de regulaciones destinadas a endurecer el control sobre la exportación de misiles.

31 de agosto. El Gobierno chino logra abrir una ruta comercial por mar con Taiwán con el primer viaje del carguero “Chang’an” entre el puerto chino de Xiamen y el taiwanés de Jinmen.

1 de septiembre. Entra en vigor la nueva ley de Población y Planificación Familiar en China y varios responsables aseguran que la política del hijo único no se suavizará hasta el 2010.

6 de septiembre. Las autoridades chinas censuran Internet, se cree debido a la proximidad del Congreso del Partido Comunista Chino.

6 de septiembre. El ministro de Asuntos Civiles ha hecho público que las inundaciones que ha sufrido China a lo largo de todo el año han provocado 1.532 muertos, un millón de casas destruidas y 2,4 millones de personas desplazadas.

11 de septiembre. China recibe a dos enviados del Dalai Lama para intentar reanudar los contactos oficiales, congelados desde 1993.

25 de septiembre. El primer ministro chino, Zhu Rongji, asiste a la V Cumbre entre la Unión Europea y China en Copenhague, y asegura que las críticas a la situación de los derechos humanos en China carecen de fundamento.

1 de octubre. Celebración del Día Nacional de China. 53 aniversario de la fundación de la nueva China por Mao Zedong.

8 de noviembre. Inauguración del XVI Congreso del Partido Comunista Chino.

14 de noviembre. Clausura del XVI Congreso del Partido Comunista Chino con la elección del nuevo Comité Central.

15 de noviembre. El Comité Central del PCCh escoge el Politburó, que elige a Hu Jintao como nuevo secretario general del partido.


























 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull