Anuario 2002
Belice
"Belice intenta hacerse un lugar entre los paises que acogen capitales extranjeros"
Victòria Miró Julià

Belize ha impulsado este año tres iniciativas de diferente alcance que marcarán el futuro del país. En primer lugar el Gobierno del PUP (Partido Unido del Pueblo) ha empezado con la oposición una reforma legislativa para reducir las posibilidades de los condenados a muerte a apelar; en segundo lugar, ha seguido avanzando en las negociaciones con Guatemala para resolver el conflicto territorial. Per último, Belize ha continuado promoviendo la entrada de grandes capitals como apuesta de futuro para su economia.
El primer ministro del pais, Said Musa, que acumula también las carteras de Economia y Asuntos Exteriores ha seguido gobernando prácticamente en solitario el pais. Pero Belize, que ha conseguido la independència recientemente – en 1981-,ha utilizado siempre su condición de pais democrático y pacífico como elemento principal para defender su independéncia en una Centroamérica socialmente convulsa. Después de décadas de ser colonia británica, Belize es un país que presenta algunas peculiaridades respecto a los paises de la región ya que, aún estando situada geográficamente en Centroamérica, por su vínculo histórico con Gran Bretaña, tiene más en común con el Caribe que con paises como Guatemala o México con los que tiene frontera.



Precisamente con Guatemala es con quien ha tenido más problemas políticos y con quien todavia mantiene una s tensas relaciones. Guatemala no aceptó hasta 1992 el estatus de Belize y siempre ha reclamado la soberania por intereses territoriales y marítimos (el acceso al mar del Caribe) basándose en argumentos que se remontan a la colonización española de Centroamérica. Este año, sin embargo, sus relaciones han alcanzado un punto de equilibrio después que la OEA (Organización de Estados Americanos) haya ejercido de moderador desde 2000, en un proceso de negociación establecido sobre las base de no admitir que se cuestione la independencia de Belize. Los encuentros entre los equipos negociadores se han sucedido a lo largo del año en EE.UU, Belize y Guatemala pero, a pesar de haber expresado repetidas veces su satisfacción, todavia no se ha firmado un acuerdo definitivo.

A pesar de ello, Belize ha conseguido desde 1981 ser un pais independiente, adscrito a la Commonwealth, que mantiene como Jefe de Estado nominal a la reina Isabel II. Su democrácia parlamentaria, que ha reproducido el modelo británico, fue apoyada desde el principio por los EE.UU ya que, en el contexto de la guerra fria, Belize era un emplazamiento estratégico para controlar una zona en movimiento donde se habia producido la revolución sandinista de Nicaragua, y donde habia movimientos revolucionarios en Guatemala y El Salvador. Pero, en la actualidad, en papel de los EE.UU. sigue siendo indispensable ya que representa elo 50% de las exportaciones i de las importaciones anuales de Belize.

Así, esta dependencia histórica de Belize siempre ha sido el principal problema que ha tenido que afrontar el pais. Por esta la producción y exportación de azúcar, de la que dependió al principio, dio paso a la de cítricos y plátanos que, aunque consiguió mejorar la situación, no logró resolverla. Actualmente un 27% de la población se dedica a la agricultura, pero ésta se encuentra en una situación de gran precariedad, y se ve amenazada por las políticas de libre comercio que desde hace pocos años han potenciado los EE.UU. Ante esto Belize ha ido dirigiendo su econimia hacia el turismo, volcándose en el sector de la construcción. Pero la explotación del turismo como fuente de ingresos ha causado un incremento espectacular de la contaminación del medio ambiente de la zona y la destrucción de parte de su riqueza, según denunció en septiembre la UNEP (Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente). Así, según los cálculos de esta entidad, el 90% de los arrecifes de coral del mar Caribe, que son los segundoa más importantes del planeta por su extensión y biodiversidad, están en peligro porque la contaminación los mata.

Pero si el turismo ha supuesto un rápido desarrollo del sector de la construcción, este desarrollo ha sido posible gracias a las inversiones extrangeras que han escogido el pais para depositar grandes capitales. La desregulación que ha llevado a cabo el pais desde los años ochenta, ha atraido capital extranjero de Europa, Japón y Norteamérica, que ha llegado para aprovechar sus ventajas fiscales. Así Beliza se ha convertido en lo que se llama un OFC (Offshore Banking Center) o, como se le conoce mejor: un paraiso fiscal. Así entre las ventajas que ofrece está el acceso a inversiones norteamericanas i globales, la protección contra la devaluación de la moneda del pais de origen y contra las fluctuaciones extremas de los tipos de interés y de cambio. Además los OBC también ofrecen mantener el secreto bancario, que blinda las cuenta ante eventuales inspecciones. Esto hace que, en la práctica, los paises que ofrecen estos tipos de ventajas fiscales acaben acogiendo el blanqueo de dinero o de capitales provenientes del narcotráfico. En este sentido, en el informe anual de la CIA, Belize junto con otros paises del Caribe como Antigua y Barbuda, las Bahamas, las islas Barbados o Jamaica, figura como un centro de lavado de capital, además de cómo un pais con una nula o escasa transparencia i cooperación internacional.

Este hecho también fue denunciado por los diarios británicos "The Times" y "The Guardian" que, durante la década de los noventa fue publicando informaciones que ponian de manifiesto que Michel Ashcroft, el tesorero del partido conservador que havia redactado la legislación de desregulación de Belize, se benefició personalmente a través de su compañía Belice Holdings Incorporate (BHI). Actualmente Ashcroft sigue llevando a cabo sus negocios junto con compañias como Belize Offshore Consultants Incorporated, IBC o Belize Offshore Financial Services, que se dedican exclusivamente a asesorar y a traer capitales extranjeros al pais.

Pero, a pesar del aumento de actividades financieras del pais, la población ha seguido en la pobreza. Y aunque la situación no llega a afectar a la mitad de la población como en Méjico o Guatemala, el 33% de las personas son pobres. Según denunció el Banco Mundial en un informe, la corrupción en Belize “no se encuentra en el sistema sino que forma parte de él”. La élites que, de hecho, imponen su ley en el país son las grandes beneficiadas del régimen financiero de Belize, pero además ejercen el control sobre los funcionarios del Gobierno, llegando hasta el nivel más bajo, según denunció Rosaleen Duffy a la revista Third World Quarterly. En el artículo “Ecoturism Development, Corruption and State Politics in Belize”, Duffy remarcaba también que las fronteras que Belize guarda con Méjico y Guatemala son permeables al tráfico de drogas, debido principalmente a las rudimetárias infraestructuras de control que hay. Así, según ella, en la prensa local de Belize ha salido publicado que en octubre, cuando miembros de la Unidad Antinarcóticos y Cocaína de EE.UU. inspeccionó el puerto de Belize, los perros amaestrados que les acompañaban no pudieron trabajar debido a que el olor que percibieron estaba demasiado extendido y era demasiado intenso. La anécdota explica la situación en que se encuestra el pais. A pesar de las instituciones que promueven el desarrollo, según un artículo de Intermón, una ONG espanyola, mantener estos proyectos y conseguir que se puedan autofinanzar es tan dificil que acaba convirtiéndose en el objetivo principal de las instituciones. Es por esto por lo que las perspectivas para la población no son buenas. La población de Belize, una 260.000 personas, que presenta además una gran diversidad, también está cambiando. Así los mestizos, que son el 46,4% tienen una tendencia a aumentar, mientras que la población criolla, que representa el 27,7% está disminuyendo. Los mayas, el 10% de la población, así como los garifunes, que son el 6,4% no varian, pero en cambio está aumentando el 9,5% de personas extrajeras, ya sean europeos, chinos, árabes o americanos del norte.



Derechos Humanos



El Gobierno de Said Musa anunció el pasado 24 de Julio que habia llegado a un acuerdo con la oposición sobre el borrador de una enmienda para restringir que los casos de pena de muerte puedan llegar hasta el JCPC (Judicial Comittee of Privy Council). Así se quiere dificultar que el acusado pueda apelar al JCPC, el tribunal británico que, por herencia del pasado colonial es, todavia hoy, la última instancia a la cual un condenado a muerte puede recurrir.

La propuesta, que podria volver a instaurar el cumplimiento de la pena de muerte en el pais, surgió de una propuesta del líder de la oposición, Dean Barrow, en la que sugeria esfuerzos mas duros contra el crimen. Pero aunque Belize, según la legislación, puede condenar a muerte a una persona, su Constitución prohibe expresamente el castigo inhumano y degradante u otro tipo de trato semejante. Por esto Amnistía Internacional presionó al Gobierno de Belize para que reinstaurase el cumplimiento de la pena capital, después de una moratoria de 17 años. De momento cuatro personas más han sido condenadas a muerte este 2002.



Cronologia año  2002
25 enero: El secretario general de la Commonwealth, Don Mckinnon, hace una visita oficial a Belize, donde habla con el primer ministro, Said Musa, y con el líder de la oposición, Dean Barrow.

26 marzo: Dentro del proceso de resolución del conflicto territorial, los miembros de los equipos de negociación de Guatemala y Belize se reúnen con la OEA (Organización de Estados Americanos) en Washington.

2 mayo: Representantes de las industrias de azúcar, cítricos i los plátanos se reúnen con el primer ministro de Trabajo y Transporte con el objetivo de identificar oportunidades comunes y aprovechar sinergias.

27 septiembre: Se celebra una ceremonia para clausurar el proceso de facilitación de las negociciones territoriales entre Belize y Guatemala en Washington.

19 diciembre: El Gobierno y los líderes de la alianza Maya firman un acuerdo para empezar a llevar a cabo la primera de las diez inicitivas pactadas para mejorar la situación de la minoría maya.

 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull