Anuario 2003
Panamá
"La pobreza y las desigualdades en los ingresos provocan las mayores críticas en cuatro años contra el Gobierno de Moscoso"
Alèxia Peláez

A lo largo del año la vida política de Panamá fue bastante movida. Por una parte, el Gobierno tuvo que lidiar con las protestas por parte de la población, que se sucedieron con bastante frecuencia. El año arrancó al mismo tiempo que seguia la huelga de funcionarios, que, con todo, llegó a su fin a principios de enero. Pero las reclamaciones de distintos sectores profesionales abundaron. Después de los funcionarion llegó el paro de los médicos en abril y el de los profesores en septiembre. Las protestas se extendieron y el 12 de septiembre las calles de Panamá acogieron la que fue considerada la manifestación pacífica más grande contra Moscoso en sus cuatro años de presidencia.
De esta manera muchos sectores mostraron su desacuerdo con el Gobierno. Y es que “el dinero del sector privado y el gasto del Estado en salud y educación no llegan al resto de la población. El nivel de pobreza es muy alto. Después de Brasil y Haití, Panamá es el país con peor distribución de la riqueza de América”. El resto de la población son los más de un millón de panameños pobres (un 41% de los 3,1 millones de habitantes). Con esta sentencia, Raúl Leis, sociólogo del Centro de Estudios y Acción Social Panameña (CEASPA) afirma que, del total de las personas consideradas pobres, un 70% se encuentran en la zona rural y un 95% de la pobreza afecta a las comunidades indígenas del país. Las Naciones Unidas lo corroboran. A través del PNUD, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, se asegura que el elevado grado de desigualdad en los ingresos de la población provoca que la mitad más pobre de Panamá tenga el mismo nivel de ingresos que el 1% más rico, o si se quiere, que el ingreso medio del 20% más rico sea 40 veces más grande que el del 20% más pobre. Además hace falta añadir que la actual deuda externa de Panamá asciende a 6.477,86 millones de dólares. La situación de pobreza no ha cambiado demasiado desde que el Ejecutivo de Mireya Moscoso, del Partido Arnulfista (PA), llegara al poder el 2 de mayo de 1999 después de vencer con un 44,9% en las elecciones. Moscoso se convirtió en presidenta con la promesa de reducir la pobreza de Panamá y la mala distribución de la riqueza. Pero en 2003 las voces en contra de la gestión de la presidenta se dejaron oír y situaron al país en un clima de desagrado, previo a la celebración de los comicios generales del 2 de mayo de 2004. En este contexto previo a las elecciones, en agosto aparecía el conocido como Pacto Ético Electoral, un acuerdo entre los diferentes partidos políticos para conseguir celebrar unos comicios totalmente libres, sin ningún tipo de presión o manipulación política. Así, poco a poco el panorama de los próximos comicios quedó conformado. A finales de enero Guillermo Endara presentaba su candidatura para el Partido Arnulfista (PA) y un mes después Martín Torrijos era elegido candidato del Partido Democrático Revolucionario (PDR)

Pero mientras no llega el día de las elecciones, el Gobierno centra su atencion en la seguridad en la frontera entre Panamá y Colombia. Las deportaciones de colombianos en situación irregular a Panamá fueron notícia en los diarios durante todo 2003, así como la demanda de asilo por parte de índigenas sin tierra en la frontera entre ambos países. Ante la complicada situación, el 28 de abril, Mireya Moscoso y el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, se reunieron para debatir la situación. Són muchos los colombianos que en los últimos años han pedido asilo a Panamá. En este sentido, y aprovechando la reunión entre los dos máximos mandatarios panameño y colombiano, Amnistía Internacional (AI) declaraba su voluntad de que la defensa de la frontera no supusiera un revés para los derechos de los refugiados y aseguraba que las repatriaciones forzosas eran contrarias a las obligaciones contraídas por el Gobierno de Panamá en virtud del decreto internacional sobre los refugiados. “Como estado miembro de la Convención sobre el Estatuto de Refugiados, Panamá no puede devolver a ninguna persona a un país en que peligre su vida o su libertad”. El conflicto armado en la frontera está relacionado con el contrabando. No era la primera vez que los paramilitares colombianos hacían una incursión armada en terreno panameño pero el asesinato de cuatro indígenas kunas en enero hizo que Moscoso se reuniera un mes después con sus homólogos de Colombia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Del encuentro salió la Declaración de Panamá, un acuerdo que declara terroristas a todos los insurgentes colombianos.



Los tratados de libre comercio: dos negociaciones en marcha

Panamá mostró interés en conseguir firmar un Tratado de Libre Comercio con EUA y durante el 2003 se sucedieron las conversaciones entre ambos países. El 26 de junio se reunieron la presidenta de la República panameña y el presidente de EUA, George Bush. Durante la visita de Moscoso a EUA, Bush prometió incluir a Panamá dentro de los acuerdos de Libre Comercio que el país negocía en toda la región centroamericana. Por su parte, el país también entró de llenó en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con Taiwán para ampliar el comercio e incrementar las exportaciones entre ambas regiones. En un primer momento se esperaba el terminio de las negociaciones para finales de febrero de 2003 pero se acabó aplazando para finales de año. La firma de la declaración que oficializa el tratado entre estos dos países se llevó a cabo el mes de agosto. El Tratado establece que a partir de su entrada en vigor “las partes se comprometen a garantizar el acceso a sus mercados mediante la eliminiación de aranceles en el comercio de mercancías originarias”. Panamá fue el primer país en negociar un tratado de libre comercio con Taiwán, que entró a formar parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en enero de 2002. Taiwán es un país con quien generalmente no son frecuentes los acuerdos y que, teniendo en cuenta este motivo, ofrece a los países dispuestos a firmar un acuerdo, que acostumbran a ser centroamericanos, unas condiciones muy favorables. Desde Panamá se afirmó, al principo de las negociaciones, que el país estaba intereesado en la exportación a Taiwán de productos agrícolas, de alimentación, bebidas, productos del mar y productos industriales, según Melissa Davis, subdirectora de las negociaciones comerciales internacionals del Ministerio de Comercio e Industrias Panameño (MICI). Por su parte, el TLC permitirá a Taiwán acceder a Centroamérica, donde podría aportar productos de la industria de alta tecnología como ordenadores, electrodomésticos o productos para las telecomunicaciones, según el ministro panameño de Comercio e Industria, Joaquín Jácome.


Una posible ampliación del Canal de Panamá

La vía acuática que conecta el océano Pacífico y el mar del Caribe y que permite el comercio internacional está inmerso en una etapa de modernización desde que EUA dejó de tutelarlo en 1999. Según datos de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), en estos últimos cuatro años, el Canal ha aportado al Estado 800 millones de dólares. Respecto a 2002, el ACP redujo un 5% las despesas y aumentó sus ingresos un 8%. Durante el primer medio año 2003 se movilizaron 95,5 milones de toneladas que supusieron un aumengo del 1,5%. Las msimas fuentes de la Autoridad del Canal apuntan que uno de los objetivos principales es aumentar el número total de barcos que se sirven de la vía. Dentro de los objetivos se contempla también la posibilidad de una ampliación del Canal. Esta cuestión se convirtió un punto polémico en 2003 porque parte de esta ampliación comportaría la creación de lagos para avastecer el Canal. Ante esto, los campesions que temen perder sus tierras entregaron a finales de octurbre una recopliación de 6.000 firmas para que el hecho de decidir o no la ampliación se haga mediante referendum, tal y como lo establece la Constitución. Según la Coordinadora Campesina contra los Embalses – movimiento al cual pertenecen los opositores de la ampliación-, de seguir la iniciativa, las tierras de las províncias de Panamá, Coclé y Colón, donde fiven más de 100.000 personas, se verían afectadas.


Cronologia año  2003
6 de enero. Anuncio de cambio de ministros en el Gobierno. Cambian los ministros de Relaciones Exteriores, Obras Públicas, Desarrollo Agropecuario, Trabajo, Juventud y Familia

8 de enero. Se levanta el paro al concretarse la firma de un acuerdo de pago para los funcionarios administrativos

22 de enero. Endara (nuevo candidato del PA, Partido Arnoldista, para las elecciones de 2004) fustiga a Moscoso, presidenta de la República, por su política exterior

23 de enero. Moscoso exhorta a Uribe, presidente de Colombia, a reforzar la frontera

5 de marzo. EEUU aumenta la ayuda militar a Panamá, en detrimento de los programas de fortalecimiento democrático y protección de la cuenca del Canal

30 de marzo. Escogido Martín Torrijos como candidato del Partido Democrático Revolucionario para las elecciones de 2004

21 de abril. 800 médicos inician paro indefinido para exigir que la Asamblea Legislativa apruebe el reglamento único del ejercicio de su profesión

3 de junio. Dificultades en la negociación de los acuerdos multilaterales de EEUU en el TLC. Sin embargo, Panamá quiere la llegada del acuerdo. Marchan hasta la sede de la presidencia sindicatos y organizaciones populares para pedir la derogación de las reformas tributarias y la definición del salario mínimo

24 de junio. Visita oficial de Moscoso a Bush. Éste promete incluir a Panamá en los acuerdos de libre comercio que EEUU negocia en la región

4 de agosto. Los partidos políticos firman el Pacto Ético Electoral en el que se exhorta al Gobierno a que no utilice presiones sobre instituciones judiciales; por la celebración de unas elecciones alejadas de cualquier manipulación política e inmoral

8 de agosto. Firma de la declaración que oficializa el TLC con Taiwán

12 de septiembre. Tiene lugar la mayor manifestación pacífica contra Moscoso en 4 años

16 de septiembre. Paro de 30.000 educadores


 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies