Anuario 2001
Malasia
"La amenaza de la recesión planea sobre Malasia"
Begoña Esquibil

Pese a que la economía de Malasia ha ido evolucionando de forma muy positiva durante las dos décadas de Mahathir en el poder, el 2001 ha roto la buena dicha económica.
Los atentados del 11 de septiembre, cuando en un ataque terrorista perecieron miles de personas al derrumbarse las Torres Gemelas de Nueva York, hicieron estragos en la Bolsa de Wall Street, y ésta en las bolsas internacionales. La economia malaya se resentiría también y desde entonces, no ha hecho más que caer en picado.

El producto interior bruto (PIB) de Malasia creció un 3.4% en el primer trimestre de este año, casi la mitad del 6.5% que registró en los últimos meses del año 2000. La economía tampoco se recuperó en el segundo trimestre del 2001 y el PIB alcanzó tan sólo el 0.5%. De hecho, los analistas advierten que ante tales resultados de crecimiento económico, el país está al borde de la recesión.

Técnicamente un país cae en recesión, si durante dos trimestres seguidos la economía da resultados negativos (por debajo del cero por ciento).

Polémica intervención médica de Anwa

Mohamad Mahathir, el actual primer ministro de Malasia, pierde popularidad, como se demostró en las pasadas elecciones de 1999, donde 18 escaños le fueron arrebatados por el principal partido de la oposición, el UMNO.

La Organización Nacional para la Unidad Malaya (UMNO) está liderado por Azizah Ismail, la mujer del que fue viceprimer ministro de Mahathir, Anwar Ibrahim.

Azizah cogió las riendas del UMNO tan pronto como su esposo fue destituído del cargo, acusado y condenado a 15 años de prisión por sodomía y corrupción.

Desde entonces, centenares de personas se han concentrado a las puertas de la prisión de Sungai Buloh, a 42 kilómetros al norte de Kuala Lumpur, capital de Malasia, para apoyar a Anwar.

En la actualidad, el ex viceprimer ministro cumple el tercer de los quince años de condena que el Tribunal Superior de Justicia de Malasia le impuso en 1998.

Pese a todo, Anwar sigue luchando para demostrar su inocencia y mantiene la acusación contra el primer ministro Mahathir, y su Gobierno, y asegura que fue el propio Mahathir quien lideró un complot político que acabó con su encarcelamiento.

De hecho, las desaveniencias de Mahathir con el que fue en su día el mejor de los candidatos a su sucesión se originaron en la economía. Concretamente, en el papel que tenía que adoptar Malasia en la economía mundial.

Modelo proteccionista

Mahathir, partidario de la resistencia a la influencia económica y social de Occidente, defiende un modelo proteccionista para Malasia, alegando la particularidad de los valores asiáticos, mientras que Anwar se estaba inclinando hacia una desregularización de la economía que permitiría abrir el país a los socios económicos occidentales.

Respecto a las acusaciones de sodomía, Anwar iniste en su falsedad y asegura que “la mayor parte de quienes le acusaron de sodomita se retractaron después y confesaron que fueron torturados hasta inculparle”, explica Christopher Fernando, abogado defensor del ex viceprimer ministro.

Anwar padece de una dolencia en la médula ósea que podría dejarle inválido si no se somete rápidamente a una intervención quirúrguica. Por eso, el exvice primer ministro quiere ser intervenido de su dolencia en un hospital de Munich, en Alemania, donde se le practicaría una operación endoscópica microespinal, técnica no disponible en Malasia y que supone menos riesgos para el paciente.

No obstante, el Gobierno de Mahathir le ha denegado el permiso, alegando que Anwar utiliza su enfermedad para escapar de su responsabilidad penal. Y asegura que el ex viceprimer ministro será tratado como cualquier otro preso y que, por ninguna razón, se le concederá el permiso para dejar el centro penitenciario.

En reacción a la negativa del gobierno, Azizah Ismail ha apelado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Malasia para que interceda en la decisión del gobierno y permitir así que su marido viaje a Alemania.

Así pues, el pasado mes de mayo, tres consejeros de la Comisión Nacional de Derechos Humanos visitaron la prisión de Sungai Buloh y, durante algo más de una hora, estuvieron con Anwar. Finalmente, la Comisión reconoció que sí existían razones humanitarias para dejar que el ex viceprimer ministro viajara a Munich. Sin embargo, el portavoz de la Comisión, Anuar Zainal Abidin, aseguró que pese haber sido testido “de los graves problemas de salud de Anwar”, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Malasia no se pronunciaría hasta conocer la decisión del ministro de Salud. Porque ante las presiones de la Comisión y de los partidarios del excarcelamiento de Anwar, el Gobierno de Mahathir decidió enviar al ministro de Salud para juzgar el estado del ex viceprimer ministro.

La posición gubernamental, pero, no cambió y denegó, esta vez de forma definitiva, el permiso para una intervención en el extranjero. Y aseguró, de manera irrevocable, que si el ex viceprimer ministro, Anwar Ibrahim, deseaba someterse a una intervención quirúrgica debería hacerlo en un hospital de la capital de Malasia, Kuala Lumpur, con las técnicas disponibles en el país.

Muere el rey de Malasia

El sultán Salahuddin Abdul Aziz Shals, el úndecimo monarca desde la independencia de Malasia de la Gran Bretaña en 1957, murió el pasado 21 de noviembre a consecuencia de una fallida intervención a corazón abierto.

Una operación que le fue practicada en Singapur dos meses antes pero que postró al monarca en la cama de un hospital de Kuala Lumpur, donde se le mantuvo con vida gracias a la respiración asistida.

De esta manera, Malasia vio desaparecer a uno de los nueve monarcas que, cada cinco años, se convierten, por un sólo mandato, en cabeza de Estado del país.

Para alrededor del 60% de una población de 23 millones de habitantes que profesan el Islam en Malasia, el monarca es también el cabeza visible del Estado islámico. Un poder igual al del primer ministro o el Parlamento.

El sultán Salahuddin Abul Aziz fue enterrado, en una larga ceremonia, junto a sus antepasados, en el mausoleo real del Palacio Real de Jugra, a pocos kilómetros de Kuala Lumpur.

Por su parte, el Gobierno del primer ministro Mahathir ha declarado duelo nacional el día después de su muerte.

Su sucesor es Syed Sirajuddin Syed Putra Jamalullail, que tomó posesión del nuevo cargo el pasado 12 de diciembre, como resultado de una votación secreta entre los otros ocho sultanes aspirantes.

Syed Sirajuddin, de 58 años, asistió a la escuela militar británica de Sandhurst para servir después en el Ejército malayo. Años después, sucedió a su padre como gobernador de Perlis, un pequeño estado en el norte de la península de Malasia, mayoritariamente rural y dedicada al cultivo de arroz. Syed Sirajuddin es padre de dos hijos.

Contra la guerra en Afganistan

Pese a que desde el primer momento el primer ministro Mahathir condenó los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York, el pasado 11 de septiembre, se opuso fervientemente a los ataques de Estados Unidos en Afganistán. Para el primer ministro de Malasia la lucha contra el terrorismo no debía contrarrestarse con una guerra y exigía a Bush el cese inmediato de los bombardeos sobre Afganistán. “La lucha contra el terrorismo de Washinton en Afganistán está destrozando el país y provocando la muerte de miles de civiles. Declarar una guerra no es la manera para acabar con el terrorismo”, aseguró el primer ministro.

Mahathir apoya un despliegue de fuerzas pacificadoras de las Naciones Unidas para asegurar la tranquilidad en Afganistán, siempre que están bajo el control internacional y no de Estados Unidos o la Alianza del Norte.

Por otra parte, la polémica intervención en Afganistan también se trasladó a las calles de Kuala Lumpur, donde miles de personas se manifestaron a las puertas de la embajada estadounidense, con gritos como “Allahu Akhbar” o lo que es lo mismo, “Dios es grande”, y banderas donde se podía leer “Afganistán es nuestro hermano”.

El acto de protesta exigía el alto al fuego de inmediato y la retirada de las tropas de EE.UU. de Afganistán. En Malasia, las dos terceras partes de la población son musulmanes


Nuevo rey para Malasia

Syed Putra es el nuevo monarca de Malasia y el doceavo desde que el país se independizó de la Gran Bretaña en 1957. De esta manera, Sirajuddin se convierte en jefe de Estado , o lo que es lo mismo, en el Yang di-Pertuan Agong XI, un monarca elegido para periodos de cinco años entre otros nueve mandatarios hereditarios. Malasia es una federación formada por 13 estados, once de los cuales están dentro de la Península Malaya, mientras que los dos restantes corresponden a Sabah y Sarawak, al norte de la isla de Borneo. Estos nueve mandatarios, junto con los elegidos por los otros cuatro estados, forman la Conferencia de Gobernantes.Sin embargo, en la práctica, el poder ejecutivo lo ejerce un Consejo de Ministros encabezado por el primer ministro, cargo que ostenta Seri Mahathir Mohamad. En Malasia, alrededor de las dos terceras partes de una población de 23 millones de habitantes. Por su parte, el Gobierno de Mahathir ha declarado duelo nacional el día después de la muerte de Salahuddin en homenaje de quien fue el úndecimo monarca de Malasia. El sultán Salahuddin Abdul Aziz Shals murió el pasado 21 de noviembre a consecuencia de una fallida intervención a corazón abierto que meses antes le fue practicada en un hospital de Singapur y que acabó por postrarle en la cama de un hospital de Kuala Lumpur, capital de Malasia. Desde entonces, los médicas mantenían convida al sultán gracias a la respiración artificial. Salhuddin fue enterrado, en una larga cerimonia, en el mausoleo real del Palacio Real de Jugra, a pocos kilómetros de Kuala Lumpur.

Mahathir compra dos de los diarios más influyentes

El Gobierno del primer ministro Mahathir ha comprado dos importantes diarios de Malasia, el Nayang Siang Pau y el China Press. Ámbos diarios, que cuentan con una de las mayores tiradas de ejemplares de Malasia, alrededor de 400.000 ejemplares al día, pertenecen al grupo editorial Nayang Press Holiding De hecho ha sido la Asociación China de Malasia (MCA), la segunda formación política más importante dentro de la coalición del partido de Mahathir y que ostenta el apoyo de la mayoría de la comunidad china maya, quien ha comprado el 72% de las participaciones del Nayang Press Holidings. De esta manera el MCA tiene el poder absoluto sobre el Nayang Siang Pau y el China Press, que se suman al control médico que ya practica Mahathir y su Gobierno. En 1989, el Gobierno de Mahathir aprobó una ley por la cual el Gobierno tenia protestad absoluta para censar a editores y denegar licencias, si consideraban que se estaban publicando“noticias falsas” en contra de “los valores malayos”. Por su parte, el presidente de la Asociación China de Malasia, Kiong Long Sik, también ministro en el Gobierno de Mahathir, aseguró que las críticas al Gobierno por la compra de las participaciones no tiene sentido. Aseguró que “no hay que dar más importancia al tratado que la que tiene” y afirmó que la compra no respondía a ningún motivopolítico y que tanto el Nayang Siang Pau como el China Press continuarian teniendo total independencia editorial. Malasia cuenta con una población de 23 millones de habitantes, de entre los cuales el 61.9% son malayos, mientras que el 29.5% son chinos, un colectivo que maneja gran parte del capital malayo. El resto son indios, el 8.6%, y otras étnias más minoritarias.


Cronologia año  2001
12 de mayo de 2001. El abogado defensor del ex viceprimer ministro Anwar, Christopher Fernando, en una intrevista a la CNN, afirma que las mayoría de las acusaciones contra Anwar son falsas. Concretamente, las que acusan al ministro de sodomita. Por su parte, Anwar afirma que todo forma parte de un complot político contra él.

22 de mayo de 2001. Tres comisionados de la Comisión de Derechos Humanos de Malasia visitan a Anwar, en la prisión de Sungai Buloh, a las afueras de la capital de Kuala Lumpur, para decidir si hay causa humanitaria en la petición de Anwar de ser operado en el extranjero.

24 de mayo de 2001. El primer ministro Mahathir deniega a Anwar ser operado de la médula ósea en Munich, Alemania, y afirma que si quiere operarse deberá hacerlo en los hospitales de Kuala Lumpur .

31 de mayo de 2001. La Asociación China de Malaya (MCA), partido de Gobierno y de mayor influencia en la comunidad china de Malasia, compra el 72% de las participaciones de dos de los diarios chinos de mayor influencia, el Nayang Siang Pau y el China Press.

12 de agosto de 2001. el ex viceprimer minstro de Mahathir, Anwar Ibrahim, cumple su tercer de los quince años de condena por sodomía y corrupción, que una Corte Federal le impuso en 1998.

12 de octubre de 2001. Miles de manifestantes salen a las calles de Kuala Lumpur, capital de Malasia, en protesta a los ataques estadounidenses en Afganistán y piden la retirada inmediata de las tropas de EE.UU.

21 de noviembre de 2001. Muere el sultán Salahuddin Abdul Aziz Shals, undécimo monarca desde que Malasia se independizó de Gran Bretaña en 1957.

19 de noviembre. El primer ministro Mahathir declara su adversión a los ataques estadounidenses en Afganistán

12 de diciembre de 2001. Syed Sirajuddin Syed Putra Jamalullail toma posesión del trono como nuevo rey de Malasia.

 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull