Anuario 2004
Corea del Sur
"Roh Moo-Hyun revalida su poder en las urnas, tras el proceso de destitución forzado por la oposición conservadora en el Parlamento"
María Gómez

Este país asiático permaneció dos meses sin presidente. El mandatario de la República de Corea, Roh Moo-Hyun (abogado especialista en derechos humanos), del Partido Democrático del Milenio (PMD), fue destituido por el Parlamento en el mes de marzo. Roh, que dirige el país desde finales de 2002, es el líder del PMD, creado en 2000 por el ex presidente surcoreano y premio Nobel de la Paz Kim Dae-Jung. A lo largo de este año, Roh y sus colaboradores fueron investigados por presunta corrupción. Según la fiscalía, uno de los colaboradores de Roh recibió 2,6 millones de dólares en fondos ilegales del grupo Samsung para la campaña electoral de 2002.
A este problema, se sumó la amenaza del principal partido de la oposición, el Gran Partido Nacional (GPN) de Lee Hoy-Chang (grupo conservador que cuenta con el apoyo de Estados Unidos), de iniciar un juicio político contra el presidente Roh. El 9 marzo, el GPN presentó una moción de censura contra Roh por violar las leyes electorales. La oposición afirmó que el presidente había hecho comentarios que podrían influir en los resultados de las elecciones legislativas que tendrían lugar en abril, Roh expresó su favoritismo por el nuevo partido reformista Uri (partido progubernamental). Las elecciones se acercaban y, según las encuestas que realizó la prensa del país, la mayoría de los surcoreanos se oponía a la destitución del presidente, pero se mostró a favor de que pidiera disculpas.

El día 12 de marzo el presidente surcoreano fue destituido. Su destitución fue aprobada en el Parlamento (dominado por la oposición) por 193 votos a favor y 2 en contra. La imputación contra Roh fue violar la neutralidad como presidente al expresar públicamente su apoyo al nuevo partido político Uri (acto que prohíben las leyes locales). El primer ministro de Corea del Sur, Goh Kun, asumió las funciones de Roh Moo-Hyun. Los poderes de Roh quedaron suspendidos de forma inmediata hasta que el Tribunal Constitucional decidiera un veredicto.

El 15 de abril tuvo lugar el proceso electoral. El partido reformista Uri logró la mayoría parlamentaria. La derecha pronorteamericana de Corea el Sur (el Gran Partido Nacional, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos) perdió la mayoría, por primera vez en la historia de este país. La victoria del partido Uri, que triplicó su número de diputados, fue una buena noticia para el presidente reformista Roh Moo-Hyun, partidario de una relación más fluida y distendida con Corea del Norte y menos subordinada a Washington.

Por su parte, los inversores no se mostraron muy de acuerdo con los resultados, al menos inicialmente, cuando el índice de la Bolsa de Valores de Seúl cayó en 1%. No obstante, la mayoría de los analistas económicos de los mercados surcoreanos creen que, a largo plazo, el efecto económico será positivo si el presidente Roh Moo-Hyun recibe apoyo de los legisladores. Los analistas sugirieron que el apoyo legislativo del partido Uri podría desmontar el juicio político a Roh Moo-Hyun. El 14 de mayo, el Tribunal Constitucional falló a favor de Roh, alegó que “no hay razones lo suficientemente graves para suspender al mandatario de sus funciones”. Así que, Roh se reincorporó a su cargo tras dos meses de suspensión.

Tras el proceso electoral y la reincorporación de Roh Moo-Hyun, el Gobierno de Seúl anunció que seguirá impulsando una campaña de liberalización económica, que fue iniciada después de la profunda crisis financiera de los años 90. El Gobierno prometió hacer todo lo que esté a su alcance para acelerar la recuperación del país, que se encuentra en una fase de lento crecimiento.



Relaciones con EE.UU.

Antes de que se iniciara el juicio político contra el presidente surcoreano, el 13 de febrero, el Parlamento de Corea del Sur aprobó el envío de más soldados a Irak. Con el nuevo envío, el número de soldados surcoreanos en Irak aumentará a 3.600, y constituirá la tercera fuerza militar en el país, después de EE.UU. y Reino Unido. El presidente Roh propuso enviar más tropas a Irak para demostrar el compromiso y su alianza con Estados Unidos. El Gobierno de Washington mantiene 37.000 soldados en Corea del Sur, como parte de un pacto de defensa para impedir una posible invasión de Corea del Norte. Durante 2004, funcionarios de Corea del Sur y de EE.UU. se reunieron en Seúl para discutir la forma de retirar las tropas: ésta sería la primera reducción en una década. Las Fuerzas Armadas de Corea del Norte cuentan con 1,1 millones de efectivos y Corea del Sur tiene 690.000 soldados. El Ministerio de Relaciones Exteriores surcoreano anunció que los estadounidenses reducirán el número de tropas en 12.500 para finales de diciembre de 2005. El anuncio se produjo cuando las tensiones entre las dos Coreas se intensificaron debido a los planes nucleares de Corea del Norte.

La relación entre las dos Coreas fue tensa a lo largo de todo el año, pero los gobiernos de ambos países intentaron mejorarla. Los altos mandos militares de Corea del Norte y de Corea del Sur se reunieron para cooperar en temas de defensa y aliviar las tensiones que existen en la frontera. La iniciativa surgió de Corea del Sur, para evitar que cualquier conflicto pudiera arruinar el tímido acercamiento logrado por las dos partes de la Península. Aunque las relaciones entre las Coreas han mejorado en los últimos años, Corea del Norte se niega a hablar sobre temas de defensa.

Pero el Gobierno de Roh, además de tratar de mejorar su relación con Corea del Norte y hacer frente a un juicio político y a unas elecciones presidenciales, tuvo que controlar las protestas de miles de campesinos.



Protestas violentas

Si en 2003 la nota dominante fueron las protestas violentas, este año acabará de la misma forma. El conflicto se disparó cuando el Gobierno anunció que estaba a punto de cerrar un acuerdo con productores de arroz extranjeros que les abría las puertas al mercado. Unos 15.000 campesinos surcoreanos se manifestaron para protestar contra la medida. Después de la concentración, que fue convocada por la Liga de Campesinos Coreanos (uno de los principales sindicatos del país), alrededor de 5.000 agricultores se enfrentaron con la policía en las calles de Seúl. Los manifestantes arrojaron piedras y antorchas encendidas contra la policía, que se defendió con varas de bambú y cañones de agua. Muchos de los agricultores del país se oponen a que se permita la importación de arroz a partir del próximo año, ya que el cereal extranjero se vende a precios mucho más bajos que el cultivado localmente. El arroz que produce Corea del Sur cuesta unas cuatro veces más que el importado, debido a que es producido a baja escala (pequeñas cantidades) y en un clima desfavorable (en los meses de verano, el país se ve afectado por fuertes precipitaciones de tipo monzónico).

Corea del Sur ha estado negociando con naciones exportadoras de arroz, entre ellas Estados Unidos, China, Australia, Tailandia y Canadá. Uno de los motivos es que Seúl está bajo la presión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que relaje las restricciones que pesan sobre la importación arrocera. La exigencia de los agricultores de que se realice un referendo antes de que el mercado se abra fue rechazada por el Gobierno. Los cultivadores de arroz temen que las importaciones baratas provoquen notables bajas en el precio y que el sustento de un millón de familias campesinas se vea amenazado.

A pesar de este conflicto agrícola, Corea del Sur es la duodécima economía más grande del mundo y un donante importante del Programa Mundial de Alimentos (PMA). En octubre, donó 100.000 toneladas de maíz a Corea del Norte y, anteriormente, había hecho contribuciones para las operaciones humanitarias en Irak, Afganistán y algunos países de África. El Gobierno sigue una estrategia de desarrollo económico orientado hacia el exterior, en el que las exportaciones son el motor del crecimiento. Como resultado, desde 1961 hasta 2002, el producto interior bruto (PIB) aumentó de 2.100 millones a 476.600 millones de dólares, lo que ha hecho que la economía surcoreana pase a ocupar la décimotercera posición a nivel mundial (por lo que respecta al PIB).



Cronologia año  2004
15 de enero. El ministro de Relaciones Exteriores, Yoon Young-kwan, abandona el gabinete tras un enfrentamiento con otros funcionarios sobre la política del presidente Roh Moo-hyun surcoreano.

13 de febrero. El Parlamento de Corea del Sur aprueba el envío de más de 3.000 soldados a Irak, lo cual los convertirá en la tercera fuerza militar en el país, después de Estados Unidos y el Reino Unido.

8 de marzo. Los partidos de la oposición en Corea del Sur amenazan con iniciar un juicio político al presidente Roh Moo-Hyun por violar las leyes electorales.

12 de marzo. El Parlamento de Corea del Sur aprueba el inicio de un juicio político contra el presidente Roh Moo-Hyun por violar las leyes electorales.

15 de abril. Los sondeos a pie de urna en las elecciones parlamentarias surcoreanas dan mayoría absoluta al partido que respalda al presidente Roh Moo-Hyun.

16 de abril. El resultado de las elecciones en Corea del Sur señala el fin de la confusión política y el regreso a la estabilidad.

7 de mayo. Corea del Norte acepta dialogar sobre sus políticas de defensa con Corea del Sur para aliviar las tensiones militares entre ambos países.

14 de mayo. La Corte Constitucional de Corea del Sur anula la petición de un juicio político al presidente Roh Moo-Hyun.

15 de mayo. El presidente de Corea del Sur pide disculpas a la nación un día después de que se anulara un juicio político en su contra y fuese reincorporado en sus funciones.

17 de mayo. El Gobierno de Corea del Sur confirma que Estados Unidos está considerando retirar parte de las tropas destacadas en el país asiático y enviarlas a Irak.

26 de mayo. Los altos mandos militares de Corea del Norte y Corea del Sur se reúnen para mejorar la cooperación en temas de defensa y aliviar las tensiones que existen en la frontera.

8 de junio. Estados Unidos y Corea del Sur se reúnen en Seúl para discutir la forma de retirar a los 37.000 soldados estadounidenses desplegados en la península. China señala que el plan de Estados Unidos de retirar un tercio de sus tropas en Corea del Sur podría ayudar a traer confianza y estabilidad en la región.

3 de agosto. El gobierno norcoreano decide no enviar sus representantes al encuentro bilateral que debía mantener en Seúl con el gobierno surcoreano.

22 de octubre. El proyecto de traslado de la capital de Corea del Sur es aparcado por una sentencia. De este modo, la derecha bloquea el proyecto del Gobierno reformista.

 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull