Anuario 2004
Pakistán
"Musharraf se reafirma en el poder mientras busca obtener la credibilidad internacional"
Eva Álvarez

“Hago un llamamiento al pueblo de Pakistán para lanzar la yihad contra el extremismo”. Con estas palabras, el general Pervez Musharraf, presidente de Pakistán desde que en 1999 tomara el poder tras un golpe de Estado incruento, transmitía el mensaje clave en su primer discurso ante la Asamblea Nacional y del Senado, el 1 de enero de 2004. El mensaje presidencial anual es un requisito de la Constitución paquistaní, pero el general Musharraf lo había evitado mientras duraron las discusiones sobre su mandato, discusiones resueltas, ese mismo día, con la ratificación de su cargo, hasta 2007, en el Parlamento. Musharraf se convertía así en el primer jefe de Estado constitucional no electo, ocupando la presidencia con el respaldo de un voto de confianza.
Durante los cuarenta minutos que duró el discurso, centrado sobre todo en la necesidad de mejorar la imagen de Pakistán, para atraer inversores, los miembros de la oposición no cesaron de protestar y abuchear al presidente, acusándole de respaldar la “guerra del terror” estadounidense.

Pakistán, que fue centro de formación religiosa y entrenamiento de talibanes y el último país en retirar el reconocimiento al régimen talibán de Kabul, selló tras los atentados del 11-S una alianza con EE.UU. para combatir al terrorismo, que se traduce en ofensivas contra miembros de Al Qaeda en la frontera afgana.

Según Islamabad, Osama Bin Laden, el buscado dirigente saudí de Al Qaeda, se encontraría en algún punto entre la frontera de Afganistán y Pakistán, y su captura se proclama periódicamente en los medios paquistaníes.

Por su parte, EE.UU. agradeció la cooperación de Pakistán entregándole 3.000 millones de dólares, la mitad en forma de ayuda militar, para cinco años y apadrinó la obtención del estatus de Pakistán como aliado mayor de entre los países no miembros de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) con el fin de fortalecer la cooperación en materia de defensa.

La indiscutible alianza entre ambos países facilitó que EE.UU. no interviniera ante el escándalo de las filtraciones de secretos sobre la fabricación de armas nucleares al que Pakistán hizo frente a principios de febrero de 2004, cuando se descubrió que secretos nucleares habían sido filtrados por el científico Abdul Qadeer Jan, “padre” de la bomba atómica paquistaní, a países como Irán, Libia o Corea del Norte entre 1986 y 1993.

Musharraf expidió órdenes de detención contra los responsables del Centro de Investigación Nuclear, pero, finalmente, y tras la petición pública de clemencia de Jan, perdonó al científico.

En el discurso de comienzo del año ante el Parlamento, Musharraf ya había manifestado su intención de demostrar que Pakistán, como potencia nuclear responsable, no permitiría la proliferación de armas nucleares. Sin embargo, el presidente afirmó que los planes nucleares del país continuarían y en menos de un mes cumplió lo advertido con la prueba de un misil de largo alcance.



Suníes y chiíes en guerra

La violencia extremista suscitada por la rivalidad entre suníes y chiíes también es también motivo de sangrientos enfrentamientos. El asesinato de un destacado líder religioso suní, el muftí Nizamuddin Shamzai, por dos hombre armados, provocó incidentes y manisfestaciones en Karachi y el atentado al día siguiente contra otro líder religioso, el chií Ali Reza Bargah, con una bomba que mató a doce personas en la mezquita donde realizaba sus plegarias.

Las ciudades de Quetta y Karachi han sido escenario de los atentados más graves ocurridos en Pakistán durante 2004, muchos de ellos llevados a cabo por grupos terroristas musulmanes suníes contra la minoritaria comunidad chií, que representa una quinta parte de los 145 millones de habitantes de Pakistán.

En marzo, el ataque a una tradicional procesión chií de Quetta se saldó con 43 muertos; en mayo varios atentados en dos mezquitas de Karachi acabaron con la vida de 70 personas y volvían a repetirse los ataques en meses posteriores; en octubre, atentados contra las mezquitas chiíes de Multan (centro de Pakistán), Lahore y Sialkot (este de Pakistán) dejaron un balance de 59 muertos.

La lucha contra el terrorismo de Al Qaeda -Pakistán, ha detenido a más de 500 sospechosos¬- ha recrudecido los conflictos, sobre todo tras la muerte del número uno de la organización terrorista en Pakistán, Amjad Farooqi, en septiembre de 2004.

La zona de Waziristán Sur es el campo de batalla donde se desarrolla la ofensiva paquistaní contra Al Qaeda. En ella conviven dos tribus de etnia pashtun (mayoritaria en Afganistán), los Wazir y los Mashud, liderados políticamente por clérigos conservadores, generalmete opuestos a la Administración del presidente Musharraf.

Las condiciones de pobreza y los ínfimos índices de alfabetización en que estas tribus se encuentran son caldo de cultivo para los conflictos.

Las continuas ofensivas por parte de las fuerzas gubernamentales, que involucraron a 5.000 soldados en esta zona semiautónoma, provocaron un gran rechazo de los habitantes de la región, que denunciaban cómo los combatientes extranjeros que luchaban contra los soviéticos en Afganistán en los años 80 entonces eran declarados héroes del islám y ahora son tildados de terroristas.

A pesar de sus esfuerzos por cohesionar la política interna de Pakistán y de propiciar el acercamiento a la India para resolver las disputas por Cachemira, disputada desde la independencia en 1947, a mediados de 2004 Musharraf tuvo que hacer frente a la dimisión del primer ministro Zafarullah Khan Jamali, de la Liga Musulmana (PML). Tras meses de tensiones, Jamali dimitió de su cargo sin apenas dar razones y fue sucedido por Shaukat Aziz, ex ministro de Economía.

Aziz fue elegido nuevo primer ministro al conseguir 191 votos en la Asamblea Nacional (de 342 escaños) y la elección se celebró en medio de un boicot por parte de todos los grupos opositores en protesta contra la ausencia del líder de la oposición, Makhdoom Javed Hashmi, de la Liga Musulmana, encarcelado por instigar a la rebelión militar.



Pakistán camina despacio hacia la democracia

La economía paquistaní, a pesar de presentar unos niveles de población por debajo del umbral de la pobreza del 35%, ha progresado gracias a las ayudas norteamericanas y a las políticas impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Durante el año fiscal 2003-2004 su crecimiento superó el 5% y ha anunciado que ya no solicitará nuevos préstamos al FMI. Las privatizaciones continúan, aunque no ha disminuido ni el paro ni la inflación.

En 2004, Pakistán consiguió ser readmitido en la Commonwealth (asociación compuesta por 53 países con un pasado común de pertenencia al Imperio Británico), de la que había sido expulsado tras el golpe de Estado de Musharraf en 1999, debido a los “avances hechos en la restauración de la democracia”.



Cronologia año  2004
1 de enero. El presidente Musharraf da su primer discurso ante el Parlamento desde 1999 y llama a la guerra santa contra el extremismo.

3 de enero. Primera visita de un primer ministro indio a Pakistán en tres años.

8 de enero. El presidente Musharraf se entrevista con dirigentes de Cachemira para informarles sobre la visita del primer ministro indio, Vajpayee.

19 de enero. Turquía y Pakistán firman un acuerdo antiterrorista.

25 de enero. Musharraf denuncia una red clandestina de tráfico de información tecnológica nuclear a otros países.

30 de enero. El “padre” de la bomba nuclear paquistaní, Abdul Qadeer Jan, principal sospechoso en la filtración de secretos sobre tecnología nuclear.

1 de febrero. Qadeer Jan admite su implicación en la fuga de información nuclear a Irán, Libia y Corea del Norte entre 1986 y 1993.

5 de febrero. Musharraf perdona al responsable de las filtraciones.

8 de febrero. Pakistán anuncia que no firmará el tratado de no proliferación nuclear (TPN).

16 de febrero. Comienza en Islamabad el diálogo oficial con India en el que se acordará un calendario de negociaciones sobre Cachemira.

22 de febrero. El “Sunday Express” publica la localización de Osama Bin Laden en Pakistán pero no es confirmada.

2 de marzo. 43 muertos en el atentado a una procesión tradicional chií.

15 de marzo. Colin Powell inicia una visita por India, Pakistán y Afganistán.

19 de marzo. El número dos de Al qaeda escapa de un ataque aéreo militar en la zona de Waziristán Sur.

28 de marzo. El Ejército se retira de Waziristán Sur.

2 de abril. Los dirigentes de las tribus de la zona noroeste se comprometen a entregar miembros de Al Qaeda a las fuerzas de seguridad.

28 de abril. Pakistán y EE.UU. negocian la liberación de 30 reclusos de Guantánamo.

7 de mayo. 14 muertos en un ataque suicida a una mezquita chií de Karachi.

22 de mayo. Pakistán es reintegrado en la Commonwealth.

29 de mayo. El muftí Nizamuddin Shamzai es asesinado por dos hombres armados.

31 de mayo. 19 muertos en un atentado con bomba a una mezquita en Karachi, a raíz del asesinato de Shamzai.

16 de junio. Bush otorga a Pakistán el estatuto de “mayor aliado de la OTAN”.

20 de junio. Encuentro entre los primeros ministros indio y paquistaní en el que acuerdan la instalación de un “teléfono rojo” para reducir riesgos nucleares.

26 de junio. El primer ministro, Zafarullah Jamali, dimite de su cargo.

27 de junio. Comienzan en Cachemira las negociaciones entre India y Pakistán después de tres años de interrupción y precedidas de incidentes violentos.

28 de junio. India y pakistán se comprometen a resolver el conflicto de Cachemira.

30 de julio. El nuevo primer ministro, el ex ministro de Economía Shaukat Aziz, se salva de un atentado en el que mueren seis personas.

2 de agosto. El Gobierno de Pakistán decide no enviar tropas a Irak.

8 de agosto. Un doble atentado deja ocho muertos tras la explosión de un autobús y otros ocho en una madrasa coránica.

9 de septiembre. 50 muertos en una operación aramada contra miembros de Al Qaeda en la frontera afgana.

15 de septiembre. Musharraf anuncia su continuidad en el doble cargo como jefe de Estado y del Ejército.

27 de septiembre. El hombre fuerte de Al Qaeda en Pakistán, Amjad Farooqi, implicado en un atentado a Musharraf, es abatido por las fuerzas gubernamentales.

29 de septiembre. Musharraf anuncia su oposición a la ampliación de miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU a la que India aspira.

1 de octubre. 22 muertos en el ataque a una mezquita chií en el sur del país.

7 de octubre. 45 muertos en el ataque a una mezquita en el centro de Pakistán.

10 de octubre. 4 muertos en un atentado suicida a una mezquita chií a pesar de la vigilancia.

 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull