Anuario 2001
India
"Gran tensión entre India y Pakistán tras el atentado contra el Parlamento indio"
Ignasi Robleda

A finales del mes de diciembre de 2001, India desplegó aviones de combate en bases cercanas a la frontera con Pakistán. También evacuó aldeas de su zona de Cachemira ante la escalada de violencia y los intensos tiroteos y movimientos de tropas. El general Parvez Musharraf, líder de Pakistán, manifestó que su país estaba preparado para cualquier eventualidad. No hay que olvidar que se trata de dos países con armamento nuclear, que ya se han enfrentado por el conflicto de Cachemira y Jammu en dos ocasiones desde que consiguieron su independencia de Gran Bretaña en el año 1947.
A principios de año, no se auguraba un final de 2001 tan preocupante entre ambos países. En el mes de febrero y tras la tragedia que supuso el terremoto que azotó la región de Gujarat en enero, que dejó 30.000 víctimas mortales y que generó muchos protestas sobre la gestión del primer ministro indio Atal Bihari Vajpayee, ambos líderes mantuvieron su primer contacto directo. Vajpayeee llamó por teléfono a Musharraf para agradecerle los envíos de ayuda humanitaria. Durante estos meses y hasta el mes de mayo, India mantuvo una tregua unilateral en la zona de Jammu y Cachemira. En julio, después de dos años desde que se rompieran las negociaciones de paz entre ambos países a raíz de los enfrentamientos del Kargil, se celebró la Convención de Agra, en que se buscó que Pakistán e India firmaran una declaración conjunta que pusiera fin a los enfrentamientos. Pero las posturas de ambos fueron irreconciliables: mientras India quería mantener su soberanía en la zona, Pakistán apostaba por un referéndum en una región de mayoría musulmana. No obstante, quedaba pendiente una visita del primer ministro indio a Pakistán para finales de año, invitación que hizo Musharraf a Vajpayee durante el transcurso de la Convención de Agra.

El atentado de octubre contra la asamblea de Cachemira que causó 29 muertos, reivindicado por el grupo Jaish–e-Mohammad, con base en Pakistán, y posteriormente, en diciembre, el ataque suicida contra el Parlamento de Nueva Delhi, que causó catorce muertos, aumentaron la tensión en la relación entre ambos países. India pidió a Pakistán que detuviera a los líderes de los grupos Jaish-e-Mohamed y Lashkar-e-Taiba, a quienes responsabilizó del atentado. También acusó al propio Pakistán de estar detrás del ataque al Parlamento indio. El Gobierno de Musharraf negó las acusaciones y se ofreció para participar en una investigación conjunta. Nueva Delhi rechazó la proposición del Gobierno de Islamabad. El 27 de diciembre, el secretario de Estado de EEUU, Collin Powell, incluyó en la lista de grupos terroristas internacionales a estos dos grupos de activistas de Cachemira.

Apoyo internacional

Respecto a la campaña contra el terrorismo internacional impulsada por Estados Unidos a raíz de los terribles sucesos del 11 de setiembre, India condenó los atentados y dio apoyo logístico a EEUU en su campaña contra el régimen talibán de Afganistán. Como miembro del G-20, que constituyen las siete economías más ricas del mundo y las 13 naciones mayores en vías de desarrollo, India aceptó trabajar con las instituciones internacionales, el grupo de trabajo sobre Lavado de Dinero y el Foro de Estabilidad Financiera para prevenir los abusos en el sistema bancario y bloquear el acceso de los grupos terroristas a fuentes de financiación. El 23 de setiembre, Washington levantó las sanciones impuestas a India por violar en 1998 la Convención sobre no proliferación nuclear. Respecto a las reacciones de minorías musulmanas en el interior de India como consecuencia del apoyo a EEUU en su campaña en Afganistán, los peores enfrentamientos se produjeron en Cachemira, de mayoría musulmana, donde en manifestaciones al grito de “Abajo América o “El más poderoso es Alá” resultaron heridas catorce personas en enfrentamientos con la policía india.

Escándalo en el seno del NDA

La difusión de una serie de grabaciones hechas por periodistas en que se veían algunos miembros del Gobierno y de partidos integrantes de la coalición gobernante de la Alianza Nacional Democrática (NDA), aceptando sobornos en negociaciones de compra-venta de armamento, provocó la dimisión del ministro de Defensa, George Fernandes. Bangaru Laxman, presidente del Bharatiya Janata Party, partido nacionalista hindú del que procede el primer ministro indio, Atal Bihari Vajpayee, también abandonó el cargo tras aparecer en los vídeos aceptando sobornos. El partido del Congreso Trinamul, escisión del Partido del Congreso liderado por Sonia Gandhi, abandonó el NDA. Antes había dimitido el ministro de Ferrocarriles, Mamata Banerjee, presidente del Congreso Trinamul. La coalición en el Gobierno perdió nueve diputados en el Parlamento, aunque mantuvo la mayoría (291 diputados de 545). En las elecciones estatales de mayo, el Partido del Congreso, partido mayoritario en la oposición liderado por Sonia Gandhi, de carácter secular y liberal, , ganó representación en cuatro estados. En el estado de Manipur, el partido de izquierdas y miembro de la Alianza Nacional Democrática, el partido de Samata, perdió una moción de censura. Según las quejas de algunos de los miembros del Partido de Samata, su derrota se debió a que no contaron con el apoyo de los miembros del BJP, en ese estado. Según los analistas, el Bharatiya Janata Party, apostaba por una administración alternativa en el estado de Manipur.

El peor terremoto de la India

30.000 personas murieron en el estado de Gujarat a consecuencia de un devasatador terremoto. Las ciudades más afectadas fueron la capital del estado, Bhuj, donde se localizó el epicentro de este temblor de tierras de hasta 7,9 en la escala de Richter, Bachau y Ahmedabad. 700.000 personas se quedaron sin casa. Cortes de electricidad, gas y agua, hospitales colapsados... El Gobierno envió 20.000 soldados a la zona. Reino Unido, Turquía, Suiza, Rusia y muchos otros países enviaron equipos de rescate para hacer frente a un desastre natural sin precedentes. En febrero recibieron ayudas económicas internacionales: el Banco Mundial aprobó una ayuda de 300 millones de dólares. Anteriormente había aprobado un préstamo de un billón. En este mismo mes 400 poblaciones continuaban sin luz o agua potable. Se temían posibles epidemias de cólera o tifus. Esta tragedia sucedió en un país donde el 36% de la población vive por debajo de la línea de pobreza. Uno de cada 40 pobres del mundo es indio. En esta última década, India ha hecho avances en la erradicación de algunas enfermedades pero la lepra, la tuberculosis y la ceguera por cataratas siguen todavía muy presentes: uno de cada dos enfermos declarados padece una de esas enfermedades.

India tiene uno de los déficits más altos

Pese a un incremento del 4,3% del PIB en el periodo 90-98, el déficit fiscal de India sigue siendo uno de los más altos del planeta: un 9,6% del producto interior bruto.

El terremoto de Gujarat ha hecho que las previsiones de crecimiento para este año sean más bajas y que el déficit fiscal haya crecido. A todo esto hay que añadir la reducción de exportaciones, consecuencia de la desacelaración de la economía norteamericana (EEUU es el mayor importador de productos indios) , el reto que supone para las empresas manufactureras locales las restricciones impuestas por la Organización Mundial de Comercio sobre las importaciones y que los resultados de las medidas adoptadas en 2000 en sectores como la energía, las telecomunicaciones, las aseguradoras y el transporte para estimular la inversión privada todavía son muy lentos. India, no obstante, es una superpotencia en el campo del ‘software’. En el período 1999-2000, según la Asociación Nacional de Software y Empresas de Servicios (Nasscom), este sector generó 3.900 millones de dólares. Pese a estos grandes resultados en este campo y a los lentos resultados de crecimiento que se están consiguiendo en otros sectores, la clave para combatir la pobreza está en adoptar medidas para modernizar el campo ya que cerca del 75% de la población es rural.

Un festival con 70 millones de personas

En enero se celebró el Kumbh Mela, festival hindú que reunió a más de 70 millones de personas a orillas de los ríos Ganges y Yamuna en el estado de Uttar Pradesh. El festival se celebra cada doce años y tiene fundamentos astrológicos y, lógicamente, religiosos. Cuenta la leyenda que el Dios Vishnu vertió unas gotas de un elixir de la inmortalidad en las aguas de río Ganges.


Las castas pierden fuerza en las urbes

Los sistemas de castas han sobrevivido hasta nuestros días superando las distintas políticas económicas adoptadas por los sucesivos gobiernos con el fin de alcanzar un mayor equilibrio social pero en las ciudades está realidad está cambiando. Las castas constituyen grupos y subgrupos cerrados de personas con carácter hereditario y estructura jerárquica, tanto en el seno de la casta como en relación a otras, que establecen entre ellas una relación de interdependencia por la que, en general, una sociedad india no puede permitirse prescindir de las funciones de una casta. Las castas más desfavorecidas actualmente, reconocidas política y jurídicamente son: las castas catalogadas (SC), las tribus catalogadas (ST) y las ‘Otras clases bajas’ (OBC). Los SC son los sectores históricamente excluidos del orden social. Por oficio, son los que manejan los desechos humanos. Los ST son las poblaciones aborígenes y tribales que generalmente habitan en las montañas. Y los OBC lo forman personas de las clases bajas pero sin estereotipo. Las medidas adoptadas por la Constitución india y más tarde, en el año 1979, por la Comisión Mandal, por las que se reservaban cerca de un 50% de las plazas del gobierno central, regional, administraciones, bancos nacionales y universidades a las SC, ST y OBC han tenido repercusiones dispares en el campo y la ciudad. En el campo, los beneficios han ido a parar a los más influyentes entre las castas atrasadas, mientras que en la ciudad, donde es más fácil ‘elegir’ un oficio se está disolviendo el antiguo sistema de castas y han penetrado valores occidentales como la secularización y el consumismo.


Cronologia año  2001
9-26 enero. Gran festival hindú llamado Kumbh Mela. Reunió a 70 millones de personas a orillas de los ríos Ganges y Yamuna. El festival, que tiene lugar cada 12 años, tiene bases divinas y astrológicas.

9-17 enero. Visita del anterior primer ministro chino Li Peng a India para suavizar las relaciones entre ambos países y, también, como reconocimiento del desarrollo económico que está experimentando India y que le está convirtiendo en una potencia del sur asiático.

18 enero. India prueba con éxito un nuevo misil balístico nuclear.

26 enero. Devastador terremoto en la provincia de Gujarat: el peor en los cincuenta años de historia de India. Más de 30.000 muertos y de 600.000 personas sin hogar.

22 febrero. El Gobierno indio anuncia que prolongará tres meses la tregua que sostiene de forma unilateral en los estados de Jammu y Cachemira.

28 febrero. El ministro de Economía Yashwant Sinha presentó el presupuesto para el programa 2001-2002, que fue bien recibido por los sectores comerciales y de negocios. Sinha también anunció un paquete de medidas destinadas a estimular la economía mejorar la inversión extranjera. El total del presupuesto planificado fue de unos 72 billones de dólares.

15 marzo. Dimite el ministro de Defensa por un caso de soborno. El Gobierno de India se ve involucrado en un caso de corrupción difundido por los medios de comunicación. El presidente del Bharatiya Janata Party, partido al que pertenece el primer ministro indio, también dimite de su cargo.

14 mayo. Duro revés electoral para el primer ministro indio. La coalición del primer ministro indio, Atal Behari Vajpayee, sufre un duro varapalo tras conocer los resultados de las elecciones regionales celebradas en cinco estados del país.

24 mayo. Cahemira: India rompe el alto el fuego e invita a Pakistán a dialogar. India opta por romper el alto el fuego que sostenía desde noviembre de 2000 ante los continuos ataques de los grupos separatistas musulmanes.

14 junio. El Gobierno indio decide extender el alto el fuego con los rebeldes separatistas del Consejo Nacional Socialista de Nagaland, a las provincias de Manipur, Assam y Arunachal Pradesh. Habitantes de estas provincias, y especialmente en Imphal, capital de Manipur, se manifiestan ante lo que creen puede dar pie a los rebeldes a incluir a estas zonas en su proyecto de estado independiente de ‘Nagaland’. Tras los enfrentamientos entre policía y manifestantes, en que murieron trece personas, el Gobierno decretó el toque de queda en el estado de Manipur.

17 de julio. Las diferencias sobre Cachemira impiden que Pakistán e India lleguen a un acuerdo en la Cumbre de Agra, celebrada durante tres días en esta ciudad india. Musharraf invita al primer ministro indio, Atal Bahari Bajpayee, a volverse a reunir, esta vez en Pakistán, para finales de año.

12 septiembre. Rusia, China e India se suman a la repulsa del atentado de Nueva York.

23 septiembre. Washington levanta las sanciones a India por las pruebas nucleares de 1998.

2 octubre. Atentado terrorista contra el Parlamento de Cachemira, reivindicado por el grupo extremista con base en Pakistán Jaish-e-Mohammad. Murieron 29 personas, incluidos los cinco terroristas.

14 diciembre. Un grupo extremista atenta contra el Parlamento indio de Nueva Delhi causando 14 muertos. India asegura tener pruebas de que se trata de un grupo con base en Pakistán e insta a Musharraf a tomae medidas.

28 diciembre. Máxima tensión entre India y Pakistán tras el atentado contra el Parlamento de Nueva Delhi hace dos semanas. India reduce su cuerpo diplomático en Pakistán, cierra su espacio aéreo y prohibe las conexiones en tren o autobús. Pakistán adopta las mismas medidas. Ambos países movilizan a sus ejércitos en la zona de Cachemira.

 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull