Anuario 2006
Armenia
"Armenia juega sus bazas estratégicas"
Miguel Ángel Albújar

El conflicto del Alto Karabaj (Nagorno-Karabaj) ha continuado sin mostrar una posible solución durante 2006. Tanto la República de Armenia como la República de Azerbaiyán han proseguido con las negociaciones para solventar el conflicto de esta región al sur del Cáucaso, de mayoría armenia, a lo largo de todo el año sin llegar a ningún acuerdo. Buena muestra del interés por ambas partes de llegar a una solución definitiva es la reunión de los ministros de Exteriores de los dos países que tuvo lugar en Londres a mediados de enero; o el encuentro entre el presidente de Armenia, Robert Kocharian, y el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en París a finales de octubre. Sin embargo, y pese a los esfuerzos conjuntos de los presidentes de Estados Unidos, Francia y Rusia, el llamado “grupo de Minsk” de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), el conflicto del Alto Karabaj continúa enquistado sin síntomas de una solución próxima.
La discusión por este enclave de 4.400 kilómetros cuadrados data de 1921, cuando Azerbaiyán se anexionó el territorio. Poco antes de la total desintegración de la Unión Soviética, el Alto Karabaj, se proclamó independiente dando lugar a un enfrentamiento armado causante de la emigración forzosa de 300 mil armenios y de 350 mil azerbaiyanos. Además de la muerte de 30 mil personas, según cifras facilitadas por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados. La guerra terminó el 16 de mayo de 1994 tras la mediación de Rusia y la OSCE, gracias a la firma de un acuerdo entre los Ministros de Exteriores de Armenia y de Azerbaiyán. Desde finales de la década de los 80 Armenia mantiene frecuentes enfrentamientos contra combatientes musulmanes procedentes de Azerbaiyán para obtener el total control del Alto Karabaj. Las aspiraciones independentistas son inaceptables para la república presidida por Ilham Aliyev, quien ofrece conceder una amplia autonomía al Alto Karabaj por su inclusión en Azerbaiyán.

La intervención internacional del llamado “grupo de Minsk” de la OSCE ha resultado fundamental para el alto al fuego declarado en mayo de 1994. No obstante, se han venido produciendo algunos brotes violentos fruto de la tensión existente en la región, como la muerte a tiros de un soldado armenio a finales de septiembre. Desde entonces, las reuniones entre ambos bandos se han venido repitiendo con idéntico resultado. El desacuerdo resulta un insoslayable impedimento para el retorno a su hogar de los miles de desplazados. El Alto Karabaj no está reconocida internacionalmente ni por Estados Unidos ni por Rusia. Tampoco por Armenia ni Azerbaiyán, pese a que la primera es partidaria de su independencia. No obstante, esta pequeña república presenta una prospera economía mixta en expansión basada sobre todo en la inversión de los armenios desplazados a la zona.



La conexión energética Armenia-Irán

A mediados de diciembre se produjo una reunión entre el ministro de Exteriores armenio, Vartan Oscanian, y el controvertido Presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad, en la que el principal tema tratado fue la colaboración en materia energética. La futura exportación de gas desde Teherán, capital iraní, hasta Ereván, capital Armenia, a través de un gasoducto de 113 kilómetros de longitud capaz de transportar 3 millones de metros cúbicos diarios resulta uno de los principales focos de interés. En realidad, detrás de esta relación comercial se encuentra la futura creación de una vía para exportar gas desde Irán hasta Europa, originando así una alternativa al monopolio gasístico del que goza Rusia hasta estos años. Los intercambios comerciales anuales entre Armenia e Irán actualmente ascienden a más de 100 millones de dólares. Una colaboración más estrecha fruto de la cooperación en el transporte de gas hasta los países miembros de la Unión Europea incrementaría en mucho esa cifra.

El primer ministro armenio, Andranik Margaryan, declaró a finales de 2006 la necesidad armenia de impulsar el intercambio comercial de recursos energéticos con Irán. En una entrevista concedida al diario ruso “Comersant”, Margaryan defendió el derecho de Irán a utilizar energía nuclear para fines civiles pacíficos.



El despegue sostenido de la economía

La economía armenia mantiene un crecimiento constante. Los datos publicados por el Servicio Nacional de Estadística con relación a los primeros nueves meses del año 2006 mostraban un crecimiento de la economía por encima de las expectativas del Gobierno de Robert Kocharian. El producto interior bruto anual indicaba un crecimiento del 12'5 %, menor a las cifras del 2005, que se situó en un 13'9 %. El déficit comercial ascendió a 809'3 millones de dólares, con un crecimiento del 21,8 % con respecto a los primeros nueve meses 2005. Se registraba una pequeña bajada en las exportaciones, cifradas en un 0,9 %, y un aumento de las importaciones del 19,4 %. El sueldo medio estaba establecido en 61.313 dram, valor cuatro veces superior al sueldo base impuesto por el Gobierno armenio a partir del 1 de enero del 2006. Un euro equivale aproximadamente a 473 dram. El índice de paro se ha reducido hasta un 7,5 % de la población activa. Según una investigación del Banco Mundial, todos los indicadores relativos a los aspectos reguladores del mercado armenio, tales como la entrada en el mercado, ocupación o inscripción de empresas, están por encima de la media de la zona. La analista internacional Michela Chiarappa afirma en su informe para el observatorio permanente Equilibri.net, datado del 8 de noviembre del 2006 que, gracias a estos factores positivos, las inversiones extranjeras han aumentado cerca de un 30% en los últimos dos años, lo que significaría un valor igual a 230 millones de dólares procedentes, en su mayor parte, de Grecia, Rusia, Alemania, Francia y Estados Unidos. Este fuerte crecimiento del país ha sido reforzado con el impulso privatizador llevado a cabo por el Gobierno de Ereván mediante la aprobación de una ley para regular el proceso. No obstante, la propia Michela Chiarappa observa varios obstáculos importantes que representan un freno económico al desarrollo a largo plazo de Armenia: un peso demasiado elevado de la agricultura de subsistencia; una red de infraestructuras de transporte deficiente; la ausencia total de intercambios comerciales con sus países vecinos Azerbaiyán y Turquía a causa del conflicto del Alto Karabaj, y la fuerte dependencia de las inversiones extranjeras han provocado una fuerte dependencia del exterior. Armenia es receptora de fondos y préstamos de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial o el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, que ascienden a más de mil millones de dólares; una de las mayores carencias de la economía Armenia se encuentra en el escaso desarrollo de su sistema financiero. El sistema crediticio está compuesto por tan sólo 21 bancos privatizados; a principios del 2006, tres de ellos, propiedad íntegramente extranjera, poseían casi el 50 % del total del capital bancario del país. Según el Banco Mundial, alrededor de la mitad de las empresas armenias apuntaba como principal traba para potenciar el crecimiento de su negocio el difícil acceso a productos financieros. Pese a la buena salud de la que goza la economía Armenia, cerca del 40% de la población vive con menos de tres dólares al día.



Armenia y Rusia estrechan lazos

La relación entre Ereván y Moscú parece haberse afianzado a lo largo del 2006, debido en parte a la crisis entre Rusia y Georgia a propósito del precio del gas y a la exigencia, por parte de Tiflis, del abandono de las tropas rusas establecidas en la zona. A finales de enero, el Kremlin anunciaba su negativa a abandonar el uso militar del espacio armenio con la aprobación del Gobierno de Ereván. Armenia y Rusia forman parte de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO) que se completa con Bielorrusia, Kazajstán, Kirguizistán y Tayikistán. Días después, diverso material bélico, así como algunas unidades militares, fueron trasladadas desde Georgia hasta el territorio vecino de Armenia. Uno de los temas candentes en la región, la subida generalizada del precio del gas ruso, apenas causó revuelo en el país. A finales de marzo empezaron las negociaciones que finalizaron días después, con un acuerdo entre Gazprom y las autoridades armenias, estableciendo el precio definitivo en 83 euros por cada mil metros cúbicos de gas.



Un accidente aéreo no deja supervivientes

El incidente más trágico del año, sin lugar a dudas, tuvo lugar el 3 de mayo cuando un avión airbus de la compañía Armenia “Armavia” se estrelló en el Mar Negro. Fallecieron los 113 ocupantes del vuelo. Unas condiciones meteorológicas desfavorables se apuntaron como principal razón de la caída del aparato. Tanto en Armenia como en Rusia, lugar donde cayó el avión, se decretó un día de luto oficial. Se ha tratado del accidente más grave de toda la historia de la aviación Armenia. Entre los fallecidos, además de armenios, se encontraban pasajeros de nacionalidad ucraniana, rusa y georgiana.


El genocidio armenio a manos turcas

A finales de septiembre de 2006 el presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, en su estancia en Ereván, capital de Armenia, aseguró que Turquía debería reconocer el genocidio armenio perpetrado por el imperio otomano en 1915. A mediados de octubre la Asamblea General francesa aprobaba una proposición de ley que criminalizaba la negación del genocidio armenio ocurrido durante la Primera Guerra Mundial. Mientras el Gobierno de Armenia y el colectivo armenio afincado en Francia aplaudía este gesto, Turquía calificaba la proposición a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores como “un duro golpe a las relaciones entre los dos países” y “de crear una gran decepción entre los turcos”. Fruto de las tensiones entre Armenia y Turquía, aún hoy día las fronteras entre los dos países se encuentran cerradas.

Una democracia bajo sospecha

Armenia consiguió su independencia tras un referéndum celebrado el 21 de septiembre de 1991. La Constitución vigente data de 1995 y establece que el presidente de la República Armenia es el jefe del Estado, jefe supremo de las Fuerzas Armadas y en él reside el poder ejecutivo. El presidente, que es elegido cada cinco años y no puede presentarse a más de dos legislaturas, nombra al primer ministro y es consultado para la formación de Gobierno. El poder legislativo reside en la Asamblea Nacional, compuesta por 131 miembros elegidos cada cuatro años y bajo sufragio universal. Las elecciones parlamentarias celebradas en mayo de 2003 permitieron a Robert Kocharian formar un gobierno de coalición integrado por el Partido Republicano, la Federación Revolucionaria Armenia y el Partido País y Ley. El emisario de la OSCE en Armenia, Robert L. Barry, denunció actos de violencia y fraude electoral. La Unión Europea emitió un comunicado en el que restaba valor a unas elecciones que no habían respondido a las normas internacionales. La oposición, en especial los partidos Bloque de la Justicia y el Partido de Unidad Nacional, no aceptaron los resultados pero no consiguieron que el Tribunal Constitucional anulase las elecciones. Durante los meses siguientes la oposición organizó protestas callejeras contra el presidente y el nuevo Gobierno. Sin embargo, ante la falta de apoyo popular se vieron obligados a desconvocarlas. El 27 de noviembre de 2005 se modificó la Constitución, el presidente cedía parte de sus poderes al primer ministro y a la Asamblea Nacional. La oposición vio esta medida como insuficiente y abogó abiertamente por boicotear la consulta. Los resultados reflejaron una afluencia de votantes del 66% que dieron su apoyo mayoritario al Gobierno. Tanto observadores internacionales como la oposición, quien cifró la afluencia real de votantes en un 20%, acusaron al presidente Robert Kocharian de falsificar los datos.


Cronologia año  2006
16 de enero. El Ministro de Exteriores Armenio declara que la subida del precio del gas no afectará la relación estratégica entre ambos países.

17 de enero. Los Ministros de Asuntos Exteriores de Armenia y Azerbaiyán tratarán en Londres la problemática del alto Karabaj.

23 de enero. Varias explosiones dejan sin gas ruso a Georgia y Armenia.

24 de enero. El Ministro de Defensa ruso no descarta el envío de un contingente de paz para ayudar a solucionar el conflicto del alto Karabaj.

25 de enero. Armenia ve inadmisible la participación de Turquía en la misión de paz llevada a cabo en el alto Karabaj.

03 de febrero. El embajador de Estados Unidos en Armenia desmiente el rumor de la existencia de cárceles de la CIA en el país.

14 de febrero. El Ministro de Asuntos Exteriores iraní remarca la importancia de mantener sistemas de comunicaciones activos para la consecución futura de un gasoducto Irán-Armenia.

01 de abril. Se hace efectivo la subida del precio del gas Ruso para Armenia.

20 de abril. La Unión Europea pide a Everán el cierre de su planta nuclear al no cumplir con las normas de seguridad internacionales mínimas.

03 de mayo. Mueren 113 personas al estrellarse un avión armenio en el mar Negro.

12 de septiembre. Ereván y Teherán estudiarán la posibilidad de construir un segundo gasoducto que recorra Irán y Armenia.

25 de septiembre. Armenia acusa a Azerbaiyán de violar el alto el fuego con el asesinato de uno de sus soldados.

25 de octubre. El Banco Internacional de Armenia anuncia su participación en el KFW, programa de crédito para la financiación y desarrollo de un mercado estable.

27 de octubre. El primer ministro armenio Andranik Margarina rinden homenaje a las víctimas del ataque al parlamento hace siete años.

 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies