Anuario 2008
República Checa
"El euroescéptico Klaus repite como presidente en vísperas de la presidencia checa de la UE"
Carina Verdú

Este ha sido un año agitado en República Checa. Además de la victoria en las elecciones presidenciales de Vaclav Klaus, ha habido cuatro mociones de censura contra su amigo y primer ministro, Mirek Topolanek, y el acuerdo sobre el escudo antimisiles a lo largo del año. A ello se le suman, como era de esperar, los problemas derivados de la crisis financiera global. Un año agitado para República Checa que no debe eclipsar este momento importante para el país: a partir del 1 de enero de 2009 asumirá la presidencia de la Unión Europea.
El líder del Partido Democrático Cívico (conservador), Vaclav Klaus, ha vuelto a ser nombrado presidente del país. El euroescéptico Klaus, que lleva en el poder desde 2003, se volvió a presentar como candidato a las elecciones al Parlamento que se celebraron el 8 de febrero. Su contrincante, en esta ocasión, era Jan Svejnar, economista checo-estadounidense de 55 años, que fue el candidato del Partido Socialdemócrata.
En la primera vuelta de las elecciones, Klaus no obtuvo los 141 votos suficientes para erigirse como nuevo presidente. Pero cinco días después, el 15 de febrero, en la segunda ronda de votaciones, obtuvo 141 votos, asegurando así su permanencia en el poder para los próximos cinco años.
Estas elecciones estuvieron marcadas por la polémica. La victoria de Klaus en las elecciones anteriores se debió en parte gracias al voto que recibió del Partido Comunista. Pero durante su mandato, sus relaciones han tenido altibajos y por ello, finalmente, los comunistas optaron por apoyar al candidato Jan Svejnar en las elecciones de febrero. Los democristianos, por su parte, hicieron público que apoyarían a Klaus pero pocos días antes de la votación cambiaron de opinión y apoyaron también al candidato socialdemócrata.
El Partido Democrático Cívico es ultraderechista y de tendencias euroescépticas. Su presidente, Mirek Topolanek, es el actual primer ministro del país y lleva en el cargo desde 2006. Topolanek se distancia del rechazo de Klaus hacia Europa y la OTAN, pero también ha conseguido ponerse en contra a toda la oposición.
En octubre tuvo que enfrentarse, por cuarta vez en esta legislatura, a una moción de censura que propuso el principal partido de la oposición, el Partido Socialdemócrata. La coalición de derechas que forma el Gobierno (Partido Democrático Cívico, Unión Democristiana y el Partido Verde) sufrió una fuerte derrota en los comicios regionales del mes de octubre, oportunidad que la oposición aprovechó para proponer esta nueva moción de censura. Pero, finalmente, no consiguieron los 101 votos necesarios para poder expulsar al primer ministro Topolanek y a su Gobierno, debido a que varios diputados independientes se negaron a unir sus votos a los de la oposición.

Posible moción de confianza por parte de la oposición
La oposición ha decidido ponerle difícil al Gobierno su nuevo papel como presidente de turno de la Unión Europea.
El principal partido de la oposición (Partido Socialdemócrata, CSSD) está dispuesto a una “tregua” con el Gobierno a cambio de una serie de condiciones. Los socialdemócratas facilitarán la presidencia europea si en octubre se convocan elecciones anticipadas, si en febrero se ratifica el Tratado de Lisboa (República Checa e Irlanda son los únicos miembros de la UE que aún no lo han hecho) y si se establece por fin una fecha para adoptar el euro. Los socialdemócratas amenazan con una nueva moción de censura si el Gobierno no cumple con sus “condiciones”, pero el primer ministro, Mirek Topolanek, ya ha anunciado que no se doblegará ante lo que él tacha de “extorsión inaceptable”.
Topolanek no sólo ha recibido presiones por parte de la oposición. Los líderes empresariales le instan a acelerar la entrada de República Checa en la zona euro cuanto antes. La corona checa se mantiene fuerte y estable, y según algunos sectores (como el automovilístico), está preparada para asumir el cambio. Los expertos aseguran que un tercio de las transacciones en comercio internacional checo se realizan ya en euros. Topolanek, por su parte, se resiste todavía a poner una fecha para el cambio. Llevarlo a cabo podría implicar una fuerte inflación y el Gobierno no podría realizar las reformas en pensiones y sanidad que pretende llevar a cabo en los próximos años.

El escudo antimisiles como eje de la política en el 2008
Durante los primeros días del año se anunciaba que la República Checa y Polonia iban a coordinar las negociaciones para llegar a un acuerdo sobre el escudo antimisiles que Estados Unidos quiere instalar en su territorio. 2007 ya fue escenario de la propuesta que los norteamericanos hicieron a los checos para instalar un sistema de radares en su territorio, como uno de los ejes del escudo que quieren instalar en Europa del Este.
Los rusos se han encargado de hacer saber a los checos su oposición al escudo, efectuando cortes intermitentes y bajadas de caudal en el principal oleoducto que suministra petróleo al país. Rusia es el principal suministrador de petróleo de la República Checa y durante este año ha disminuido el volumen de este suministro sin previo aviso en diversas ocasiones. La compañía suministradora rusa Druzhba achacaba este descenso a problemas técnicos y negaba que estuviese relacionado con la intención de los checos de pactar el escudo con los norteamericanos.
República Checa se ha visto obligada a aumentar el número de tanques de almacenamiento de petróleo para tener reservas en caso de que Rusia u otro país la amenacen con disminuir el suministro.
Algunos sectores de la población checa no están del todo satisfechos con el acuerdo al que el Gobierno ha llegado con los norteamericanos para instalar el sistema de radares en su territorio. El 17 de noviembre, los opositores al escudo organizaron una manifestación por las calles de Praga. Aproximadamente un millar de personas se reunió delante del Parlamento checo para mostrar su negativa al acuerdo y reclamar la convocatoria de un referéndum para que la población lo apruebe. Un ambiente reivindicativo que no parece haber hecho mella en las conciencias de los dirigentes del país: el proyecto seguirá en marcha tal y como estaba previsto.
El escudo antimisiles no es la única forma que República Checa ha tenido de acercarse a Estados Unidos. En octubre firmó con los norteamericanos un tratado para la lucha contra el terrorismo. Este acuerdo establecía las bases para que los países colaboren entre sí identificando terroristas y evitar posibles ataques. Este nuevo paso hacia delante en las relaciones entre los dos países fue una de las condiciones establecidas para el nuevo marco de las relaciones libres de visado que acordaron varios países de Europa del Este con Estados Unidos hace algunos meses. Desde ahora, los checos que viajen a EE.UU. no tendrán que presentar su visado, tan sólo deberán registrarse por internet ahorrándose así largas colas en las aduanas y sus arduos procesos de identificación.


La economía checa también se resiente de la crisis financiera
A principios de agosto se empezó a rumorear que la Bolsa de Praga podría ser vendida pero que todavía se desconocía el comprador. Después de muchas negociaciones, el 24 de octubre los accionistas de la Bolsa vendieron a la Wiener Börse (Viena) el 92’4% de sus participaciones convirtiéndola en el accionista mayoritario de una de las bolsas más importantes de Europa del Este.
Independientemente de la importancia y del movimiento financiero que ganó la Bolsa con su venta, la economía checa no ha podido resistir los efectos de la crisis financiera mundial. El 6 de octubre, el mercado de valores cayó un 8’46% en lo que se convertiría en “el peor día para la Bolsa checa” desde que abrió, en 1993. El índice PX de la bolsa de Praga (el índice de referencia de dicho mercado) registraba el 21 de noviembre de 2008 una caída anual del 58,9%, desde los 1.815,1 puntos a los 744,8 actuales. Esto está en línea con las caídas generalizadas en todas las bolsas mundiales y en consonancia con la globalización creciente de las economías nacionales.
A estas cifras se le sumaron la subida de la inflación desde el 2,2% en octubre de 2007 hasta llegar al 6’6% en octubre de este año.
El crecimiento del PIB sigue siendo alto, el 4,7% en el tercer trimestre de 2008, aunque bastante inferior al registrado en el mismo período del año anterior (6,0 %). El índice de paro está situado en el 6,62% en octubre de 2008. Pese a todo, estos datos revelan el potencial económico de este país, su liderazgo dentro de los países de Europa del Este y que sigue siendo una economía saneada, lejos de entrar en recesión como está ocurriendo en la Unión Europea y Estados Unidos.



Cronologia año  2008
3 de enero: El déficit del Estado ha terminado en 2007 en 66.400 millones de coronas, 25.000 millones menos de lo que había previsto el Gobierno.

10 de febrero: El presidente checo, Vaclav Klaus, ha ganado las elecciones al Parlamento con 139 escaños, frente a los 113 que ha obtenido su contrincante. Aún así no ha obtenido los 140 necesarios en la primera vuelta.

15 de febrero: Vaclav Klaus ha ganado las elecciones parlamentarias en la segunda vuelta, revalidando así el cargo de presidente de la República Checa.

26 de febrero: República Checa ha firmado un acuerdo con Estados Unidos para que los checos no necesiten el visado para entrar en el país. Tendrán que registrar sus datos personales online tres días antes de su llegada al país.

2 de mayo: El grupo inversor checo PPF lanza una oferta de compra a los accionistas de la farmacéutica Zentiva por el importe de 950 coronas por acción.

17 de junio: Los directivos de Zentiva recomiendan finalmente a sus accionistas no tomar en consideración la oferta de PPF.

18 de junio: El grupo francés Sanofi, actualmente propietario del 24’9% de Zentiva, lanza  una oferta competidora a la de PPF por valor de 1.050 coronas por acción.

6 de julio: República Checa y Estados Unidos se ponen de acuerdo sobre el escudo antimisiles pero Rusia continúa en contra.

11 de julio: El flujo de petróleo que Rusia proporciona a la República Checa ha disminuido. Todavía no se sabe la causa pero las autoridades creen que puede ser debido al pacto antimisiles firmado con EE.UU.

1 de agosto: El suministro de petróleo por parte de Rusia ha vuelto a la normalidad.

8 de agosto: Un accidente de tren provoca la muerte de 10 personas y deja heridas al menos a 100. El tren viajaba de Cracovia (Polonia) a Praga.

12 de agosto: Rusia vuelve a reducir el flujo de petróleo que llega a República Checa.

13 de agosto: Los accionistas de la Bolsa de Praga venderán el 90% de sus participaciones a finales de año. De esta forma pretenden aumentar su competitividad. Todavía no han encontrado comprador.

29 de agosto: La compañía que suministra el petróleo a la República Checa (Druzhba) está “haciendo lo que puede” para que el servicio se normalice. Las bajadas de intensidad en el flujo del petróleo que ha habido en los últimos meses no han tenido nada que ver con la crisis estratégica actual con Rusia.

10 de septiembre: La República Checa aumenta el número de tanques de almacenamiento de petróleo para tener reservas en caso de que el flujo provinente de otros países disminuya, como ocurrió en julio con Rusia.

1 de octubre: El Gobierno checo ha aprobado un plan de defensa para retirar 15 de las 20 efectivos que tienen en Irak e incrementar hasta 230 los que tienen en Afganistán.

3 de octubre: Un autobús checo ha tenido un accidente en Eslovaquia. Al menos 4 personas han muerto y 18 han resultado heridas. El bus viajaba de Praga a Eslovaquia.

6 de octubre: La Bolsa de valores checa ha caído un 8.46% en lo que han llamado “el peor día para la bolsa checa” desde que abrió en 1993.

8 de octubre: La inflación ha subido hasta el 6,6% en septiembre mientras que las cifras de paro se mantienen en el 5,3%.

14 de octubre: El autor checo Milan Kundera es acusado de actuar como espía para el régimen comunista checo en 1950. Kundera ha negado esta afirmación publicada por la revista “Respekt”.  

14 de octubre: República Checa y Estados Unidos firman un acuerdo para la lucha contra el terrorismo. La firma del acuerdo es una de las condiciones de las relaciones libres de visa con EE.UU.

22 de octubre: La oposición del Gobierno checo no logra reunir suficientes votos para expulsar al primer ministro, Mirek Topolanek. El Gobierno ha superado la moción de censura que le impuso el partido de la oposición.

29 de octubre: El escenario político actual en República Checa retrasará la firma del escudo antimisiles. La Cámara Alta debía votar mañana el acuerdo pero el Partido Cívico Democrático ha impuesto hoy el aplazamiento de las negociaciones.

 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies