Anuario 2001

Balcanes
Ex URSS
Unión Europea
Indostán
Extremo Oriente
Asia Meridional
Unión Europea
La UE busca la cohesión y asegura su funcionamiento tras la ampliación
Vanesa Marquina

Los Quince diseñan el reparto de poder en la Unión Europea con vistas a una ampliación hasta 27 países y confían en que la Unión será capaz de adaptar sus instituciones sin colapsar su funcionamiento. La incorporación de los países de la Europa central y oriental será escalonada y se prevee para 2004.

Una futura Constitución para todos los europeos

La Unión Europea acaba de configurar los puntos para la incoporación de seis nuevos países de Europa del Este. Tanto los países candidatos como la UE deben prepararse con el objeto de asegurar la cohesión y el funcionamiento de la Unión Europea después de la ampliación. Con la firma, el 26 de febrero de 2001, del Tratado de Niza los Quince han diseñado el reparto de poder en Europa para la adhesión de los países del este.

La lucha entre países pobres y pequeños por mantener o aumentar su poder en la adopción de decisiones ensombreció el objetivo principal de la norma jurídica, que las instituciones europeas funcionen con 12 o 13 miembros más de los que tiene actualmente.

El ingreso de los países de la Europa central y oriental será escalonado, en función de los progresos de cada uno de los candidatos. La primera oleada de incorporaciones, formada por Chipre, Eslovenia, Estonia, Hungría y la República Checa, está prevista para 2004-2005. Pese al retraso en las negociaciones, Polonia, por cuya incorporación siempre presionó Alemania, estará en la primera oleada. Más tarde. habrá una segunda oleada en la que se incorporarán Malta, Bulgaria, Eslovaquia, Letonia, Lituania y Rumanía. Turquía es el caso más problemático y seguramente será el último país en acceder a la Unión Europea.

En los próximos cinco años, la UE ocupará un tercio más de territorio y población -que, sin contar con Turquía, alcanzará los 480 millones de habitantes-. Sin embargo, el producto interior bruto total de la Unión no aumentará más de un 5%. Los problemas derivados de este enorme desfase se han tenido en cuenta desde el principio. A través de los llamados acuerdos europeos, firmados con cada uno de los países candidatos, se han trasvasado a estos grandes cantidades de dinero para que adapten sus economías y administraciones a las exigencias de la Unión Europea. En el periodo 2000-2006, los fondos ascenderán a tres billones de pesetas. Estas partidas han ayudado a que las economías ...


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull