Anuario 1999

Centroamérica
Ex URSS
Unión Europea
Magreb
Indostán
Extremo Oriente
Asia Central
Indostán
Las tensiones internas mantienen la fragmentación cultural del sur de Asia
Abel Ubach

con resultados conflictivos. Asia es tan grande, poblada (China, India, Pakistán, Indonesia, Japón y Bangladesh reúnen la mitad de la población mundial) y diversa, que no hay una unidad cultural, sino una fragmentación y una multitud de culturas minoritarias reprimidas por quienes ostentan el poder.
Los rebeldes de etnia tamil en Sri Lanka, que luchan desde el año 1983 contra el Gobierno de la isla por la independencia de las zonas que habitan, son de religión hindú y aspiran a una futura independencia con el Estado indio de Tamil Nadu, el cual agrupa toda la comunidad tamil de la zona. Por su parte, la mayoría cingalesa de la antigua Ceilán, de la cual forman parte el Gobierno y las Fuerzas Armadas, practica el budismo.
En Birmania, la mayoría budista de etnia birmana reprime con dureza a las demás etnias del país (Karen, Shan, Mon...), algunas de las cuales profesan el cristianismo o el islamismo. En el mismo Pakistán permanecen los enfrentamientos entre penyabíes, pashtues, sindhis o baluches, entre musulmanes sunnitas y chiítas, entre mohajires, así como persisten los ataques a las minorías hindues y cristianas.
Sigue la crisis
En el plano económico, la crisis asiática que empezó en julio de 1997 en Tailandia con la devaluación del baht, todavía siguió afectando a los países del Sur de Asia, con la excepción de la India, que aguantó bastante bien el impacto. La economía india, que antes de la crisis se estaba vinculando cada vez más hacia Asia Oriental en sus relaciones comerciales, dejó de hacerlo tras la debacle financiera y se orientó más hacia Occidente, abriéndose a la inversión extranjera de la UE y Estados Unidos. El Gobierno de Vajpayee también había impulsado desde su ascensión al poder, en 1996, una economía de corte más liberal que la que había practicado el Partido del Congreso de la dinastía Gandhi-Nerhu hasta entonces. De este modo, pudo cerrar 1998 y 1999 con un incremento anual medio de casi el 6%, una de las tasas más altas de toda Asia.
Sri Lanka, por la proximidad con la India, también soportó medianamente bien la crisis asiática, aunque ésta, junto con la inestabilidad social en la isla a causa de la guerra civil con los insurgentes Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (TLTT), asustaron a los inversores extranjeros.
Por su parte, Pakistán y Birmania, más afectados por la crisis, no levantan cabeza. El mal estado de la economía paquistaní se debe a las sanciones internacionales ...

Página anterior

Cronologia año  1999

17 abril. El Gobierno indio pierde una moción de censura tras la marcha de un partido regional tamil de la coalición gubernamental. Se convocan nuevas elecciones.
26 mayo. Estalla la tensión entre India y Pakistán en Cachemira. La aviación india bombardea a los “muyahidines”.
4 julio. Bill Clinton se entrevista con el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, y éste se compromete a retirar las fuerzas paquistaníes en Cachemira.
1 octubre. Una docena de opositores birmanos asaltan y toman rehenes en la embajada birmana de Tailandia para exigir que se excarcele a los presos políticos. Nadie resulta herido y los asaltantes son dejados en libertad por Bangkok en la jungla birmana.
3 octubre. El BJP, partido nacionalista hindú, vence en las elecciones indias por una confortable mayoría absoluta. El Partido del Congreso sufre la peor derrota desde 1947.
12 octubre. El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, destituye al frente del Ejército al general Pervez Musharraf. Los militares, fieles a él, dan un golpe de Estado y arrestan al primer ministro. La población acoge con cierta tranquilidad el golpe y India pone sus tropas en alerta.
2 noviembre. Los TLTT lanzan una gran ofensiva contra el Ejército gubernamental de Sri Lanka. Mueren más de 1.000 personas entre ambos bandos.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull