Anuario 1998

Centroamérica
Caribe
Unión Europea
Magreb
Extremo Oriente
Asia Meridional
Unión Europea
Once países europeos, a punto para el euro una vez superados los criterios de Maastricht
Sílvia Porta

La apretada agenda política de la Unión Europea (UE) del año 1998 ha permitido terminar a tiempo los últimos detalles para la creación de la moneda única europea, el euro (nombre adoptado en el año 1995 en el Consejo Europeo de Madrid). Durante casi 40 años, los Estados europeos, primero agrupados en la Comunidad Económica Europea (CEE) y después en la UE, han dado diferentes pasos para crear un mercado único y, este año, una moneda única. Sin embargo, esta fuerza económica seguirá coja si la Unión Europea no consigue crear una auténtica política exterior de seguridad común y consolidar, al mismo tiempo, una auténtica unión política, que pasa por hacer más concesiones de soberanía.

Acusaciones de irregularidad y fraude en la Comisión Europea

El 2 de mayo comenzó la tercera y última fase de la UEM (Unión Económica y Monetaria), después de un largo proceso que arrancó en julio de 1987 con el Tratado del Acta Única de la Comisión Europea y con la aprobación, a cargo del Consejo de Europa, de los países que formarían parte de la moneda común desde el 1 de enero de 1999. Sólo once de los quince países miembro estaban preparados para acceder: Alemania, Francia, Italia, España, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Portugal, Irlanda, Finlandia y Austria. Tres países (Gran Bretaña, Suecia y Dinamarca) cumplían los criterios de Maastricht pero optaron por no incorporarse al euro desde el primer momento, y Grecia quedó excluida por no cumplir ninguno de los criterios exigidos. Estos criterios de convergencia, fijados en el Tratado de Maastricht –firmado el 7 de febrero de 1992–, establecen una serie de requisitos: estabilidad de precios (la tasa de inflación no puede superar en más del 1,5% la media de los resultados de los tres países miembros con menor tasa inflacionaria), déficit público (tiene que ser inferior al 3% del producto interior bruto), deuda pública en circulación (no tiene que superar el 60% del producto nacional bruto), tipo de cambio estable y una convergencia de los tipos de interés a largo plazo (no podrán exceder en más del 2% el promedio de los tres estados miembros con mejor comportamiento en materia de estabilidad de precios).

Alemania impuso una dura disciplina al proyecto de la unión monetaria al exigir el cumplimiento estricto de los criterios de Maastricht y conseguir la imposición de un plan de disciplina permanente (con sanciones incluidas para los transgresores) para los países que asuman el euro.

También, en esta fecha, el 2 de mayo, se escogió al presidente del Banco Central Europeo por un mandato de 8 años, cosa que no fue nada fácil y provocó un enfrentamiento entre Alemania y Francia. Mientras que Alemania y otros países miembros apoyaban la candidatura del actual presidente del Instituto Monetario Europeo, el holandés Wim Duisenberg, Francia optaba por el actual gobernador de la Banca de Francia, Jean-Claude Trichet. Finalmente, Wim Duisenberg fue escogido como nuevo presidente, al menos durante la primera fase del euro, hasta el año 2002. El pacto al que llegaron fue que Duisenberg fuera nombrado presidente con el compromiso explícito de abandonar el cargo, pasados los primeros cuatro años de mandato, en favor de Trichet.

Esta rivalidad en la elección del presidente del BCE es una prueba más de que Alemania y Francia son los países con más peso en la UEM, pero con diferentes objetivos. Mientras que Francia espera dirigir Europa con igualdad respecto a Alemania, ésta aspira a hacer prevalecer sus criterios en el continente.



Ampliación hacia el Este

La agenda seguía a buen ritmo y la Unión Europea tenía otros hitos. A final de marzo, se empezó a negociar ...

Cronologia año  1998

19 de enero. Se celebra el primer consejo Ecofin de la Unión Europea, que reúne a los ministros de Economía y de Finanzas de los gobiernos de la Unión Europea.

17 de febrero. Francia rechaza un pacto para dividir el mandato del Banco Central Europeo.

27 de febrero. Once países europeos, preparados para el euro, tras haber superado, en 1997, los criterios de Maastrich.

13 de marzo. Londres pone la primera piedra de la futura Europa de los 26. Se reúnen los Quince y los once candidatos a la adhesión.

24 de marzo. La UE certifica que España será uno de los países que entrarán en el euro.

28 de marzo. El Bundesbank desconfía del alto endeudamiento público de Italia y Bélgica.

31 de marzo. La Unión Europea comienza a negociar su ampliación hacia el Este.

3 de mayo. La moneda única abrirá 1999 con un valor de 166,386 pesetas. El holandés Wim Duisenberg presidirá el Banco Central Europeo (BCE).

19 de mayo. Jacques Delors propone democratizar la presidencia de la Comisión Europea.

28 de mayo. El Parlamento Europeo pide, por primera vez, que los países del euro pierdan los fondos de cohesión.

5 de junio. El Euro-11 se estrena con un debate sobre presupuestos y el paro, sin embargo, no pretende ser un contrapeso político para el Banco Central Europeo (BCE).

13 de junio. Consejo Europeo de Cardiff.

1 de julio. Austria toma el relevo de Gran Bretaña y estrena su presidencia de turno de la UE.

24 de octubre. Empieza la reunión cumbre de la Unión Europea en Pörtschach con dos nuevas figuras: Schröder y D’Alema.


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull