Anuario 2003

Centroamérica
Unión Europea
Indostán
Extremo Oriente
Asia Central
Extremo Oriente
Una Asia más fuerte e independiente
Esther Romagosa

Según el Banco Mundial (BM), la economía global comienza a recuperarse tímidamente. El año 2003 se cerrará con un crecimiento mundial del 2%, un 0,3% más que el año anterior, y la previsión para el 2004 es del 3%. Según el BM, la incipiente recuperación de Estados Unidos y Japón son las principales causas. Sin embargo, no hay que olvidar que mientras el mundo se encontraba, y aún se encuentra (sobre todo Europa), en recesión económica, China mantenía un crecimiento económico de más del 8%, situándose no sólo como el motor económico de Asia, sino, también, del mundo. Según el Banco del Desarrollo de Asia, la región cierra el 2003 con crecimiento económico del 6% y se establece una previsión del 6,2 % para el 2004. Según fuentes del propio Banco de Asia, este dinamismo económico de la región se debe al aumento del consumo interno, así como al mayor papel que ha tenido China como socio comercial para el resto de las economías asiáticas. Hay que recordar que Asia suma una tercera parte del total de la población mundial y el 20% del volumen total de comercio exterior.

Hasta ahora, Japón ha sido la primera potencia económica de la región asiática y la segunda en el panorama internacional, detrás de Estados Unidos. Sin embargo, China va en camino de alcanzar, económicamente, a su país vecino e, incluso, según los analistas, podría establecerse como la primera economía mundial en 10 años. En la última década Japón ha sufrido un estancamiento económico que, con Junichiro Koizumi en el poder desde 2001, debe afrontar aplicando una serie de reformas estructurales. Ante esta situación, China se ha situado como el principal motor económico de la región, a pesar de las crisis de la neumonía atípica y los problemas políticos internos que está sufriendo.

Por otra parte, cabe destacar el papel de los llamados ”tigres asiáticos de primera y segunda generación” que contribuyen también al desarrollo económico de Asia. Corea del Sur, Taiwán, Singapur, países de reciente industrialización, junto con Hong Kong, forman los llamados tigres de primera generación. Y Malasia, Tailandia, Brunei, Filipinas e Indonesia, los de segunda generación. Estos cinco últimos países, junto con Singapur, Laos, Myanmar, Camboya y Vietnam, forman la Asociación de Países del Sudeste Asiático (ASEAN). Un grupo regional de cooperación en el ámbito de la seguridad, la estabilidad y el desarrollo económico de la región. Esta Asociación realiza también reuniones periódicas con China, Japón y Corea del Sur (ASEAN +3) con el fin de conseguir una mayor cooperación multilateral en la región y combatir los efectos negativos de la globalización y de los problemas internacionales. De hecho, a finales de este año, China y la ASEAN han anunciado la creación en 10 años de la mayor zona de libre cambio. Mientras que Japón y la ASEAN han anunciado la creación de una Comunidad de Asia Oriental, inspirada en el modelo europeo y que promueva más posibilidades de intercambiar bienes y servicios mediante la apertura y ampliación de los mercados. Además, también este año, Japón ha ...


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull