Anuario 1999

África
Oceanía
Oriente Próximo
Sudamérica
Sudamérica
Los avances políticos y económicos no erradican los problemas del Cono Sur
Nerea Gorriti

La globalización, la democracia y la revolución de las comunicaciones en la última década no han logrado erradicar los graves e históricos problemas de Latinoamérica: la injusticia. la corrupción, las desigualdades económicas y sociales y, sobre todo, la pobreza.

El período de desarrollo de Latinoamérica, desde 1945 hasta mediados de los setenta, fue acompañado de grandes mejoras en la educación, sanidad, vivienda, servicio públicos y seguridad social. En los años ochenta, tras la sucesiva aparición de países con problemas para saldar su deuda externa, comenzaron a deteriorarse las condiciones de vida de muchos países de América del Sur. Coincidiendo con la progresiva desaparición de los regímenes militares que se habían extendido por el continente, comenzó el desencanto político: “La paradoja de la década perdida”, como algunos estudiosos denominaron ese efecto que tuvo lugar en los ochenta. La paradoja radicaba en que la efervescencia democrática coincidía con un aumento de la abstención electoral, apatía política generalizada, desprecio hacia los partidos, hacia los políticos y los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

La nueva ola de democracia entra en la década de los noventa en forma de neoliberalismo, que considera la globalización como algo fundamental en todo proceso tecnológico, social, económico, político y cultural. Esta corriente de “pensamiento único” provocó en Latinoamérica un aumento del empobrecimiento de los sectores populares e incluso de las clases medias. La pobreza de este continente destaca por un nuevo fenómeno, la exclusión, término que denomina a la pobreza cuando no tiene carácter transitorio sino que una vez creada tiende a ser permanente para el que la padece.

En un estudio de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) hecho publico el 3 de diciembre de 1999, se señala que el gasto que los gobiernos latinoamericanos destinan al área social es insuficiente y ello impide lograr el acceso a los servicios de educación básica, salud, incluso, de agua potable. El informe -que asegura que hay 100 millones de personas que viven en la pobreza- destaca la “volatibilidad” del gasto social en la región, que sube o baja de acuerdo con las fluctuaciones del Producto Interior ...


Periodismo Internacional © 2017 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull